sábado, 10 de diciembre de 2016

A UN AÑO DEL FIN DE LA NUEVA DICTADURA, BALANCE DE LA PRESIDENCIA MACRI


Presidente Mauricio Macri

10 de Diciembre de 2016. Aniversario del retorno a la democracia por partida doble, 33 años del fin de la vieja dictadura y 1 año del fin de la nueva. 

La sola existencia de los 12 años de régimen kirchnerista da cuenta de lo endeble de nuestra democracia. No hemos sabido afianzarla más allá de las formas básicas al seguir el cronograma electoral y suprimir los golpes militares. Bastó una crisis fuerte, la del 2001, para quedar al borde de la anarquía a la que sobrevino un gobierno de transición, encarnando el Dr. Eduardo Duhalde la clásica figura del piloto de tormentas. Con la izquierda aparateando las llamadas "asambleas populares", recuerdo perfectamente que fueron los gremios peronistas quienes los corrieron de la calle con una batalla campal, a piedrazos, en inmediaciones del Congreso de la Nación. 

Pero las crisis que abrevan en la anarquía gestan dictaduras y la izquierda iba a encontrar en Néstor Kirchner un socio que, franquicia de los derechos humanos mediante, estaba dispuesto a entregarles las calles y el país a cambio de impunidad para la corrupción y sus negociados. El kirchnerismo, un fraude en sí mismo,siguiendo el libreto orwelliano de "Rebelión en la Granja" y "1984" degradó las instituciones, la cultura y el intelecto de los argentinos en forma deliberada; así hemos visto escenas propias del nazismo y el comunismo, como el adoctrinamiento de niños en el odio de escupir a los disidentes. 

Totalitarismo kirchnerista adoctrinando para el odio. De esto nos libramos.

No voy a celebrar en este artículo la muerte del dictador Fidel Castro, me reservo los festejos para cuando muera la dictadura y los cubanos sean libres. Lo traigo a colación porque a la hora de juzgar el primer año del gobierno de CAMBIEMOS en la Presidencia del Ingeniero Mauricio Macri, es vital tener en cuenta que con el kirchnerismo íbamos en camino a ser otra dependencia, como la Venezuela de Chávez y Maduro, de la tiranía parasitaria que oprime al pueblo cubano con pretensión de eternidad. 

Solamente por recordar ese giro en el destino de la Nación Argentina festejo hoy, con alegría y esperanza, el primer año del gobierno democrático. El balance, teniendo en cuenta el pantano de mugre dejado por el régimen, es positivo sin ser enteramente satisfactorio. 

Cuestiono, desde luego, esa tibieza que hace que CAMBIEMOS parezca CONTINUEMOS. Soy liberal, está claro para mí que "progresista es a progreso lo que carterista es a cartera", me desagrada entonces lo mucho de proqre que tiene el PRO, la lentitud a la hora de ir por los temas y resolver, algunas formas de new age o la estúpida pretensión de intentar quedar bien con aquellos que nunca darán tregua en sus ataques porque quieren imponer un estilo de vida contrario al que requiere de la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional. También me preocupa que alguna frase del Presidente Macri me recuerde expresiones de Cristina Fernández. Preocupaciones sobran, claro.

Pero, y siempre hay un pero que hace la diferencia desde que el genial Juan José Paso tomó la palabra en el Cabildo Abierto que alumbró nuestra Revolución, si bien tengo mucho para cuestionar, tampoco voy a cometer la insensatez de ahogarme en un vaso medio vacío. Repasen conmigo los lectores del Blog La Pluma de la Derecha: 

1) He bregado contra la mentira de los 30.000 desaparecidos (tarea en la que me antecede Nicolás Márquez por mérito propio), y al menos hoy hay funcionarios de CAMBIEMOS que cuestionan esa cifra. Es algo.

2) He cuestionado el logo de Canal Encuentro porque representaba un espejo con dos rayas de cocaína y el logo ha sido cambiado. Falta que cambien los contenidos que todavía reflejan la propaganda kirchnerista, pero es algo. 

3) Durante el kirchnerismo, en defensa de la supremacía de la Constitución Nacional he accionado judicialmente (sabiendo que tenía razón pero perdía igual) contra el DNU que inventó el Ministerio de Cultura (de Propaganda del régimen) y reclamado que se designe Defensor del Pueblo de la Nación, no se ha nombrado aún (debe hacerlo el Congreso Nacional), pero al menos el tema ya está puesto en agenda, cosa que antes no porque no querían que esa vacante se cubriera. Es algo.

4) Como principal herramienta de resistencia al régimen insistí constantemente en la importancia del diálogo y el debate, única manera de garantizar la honestidad intelectual de quien dice tener convicciones. Este gobierno no se encierra en su propio discurso ni acusa de destituyentes, golpistas, ni pone calificativos zoológicos a los opositores. Es algo. Un algo que no es poco, ciertamente.

5) Si bien fue un golpe duro que el Presidente de la Nación desplazara de la Aduana a Juan José Gómez Centurión, su vuelta al cargo es una señal clara de compromiso en la lucha contra la corrupción. Marca una diferencia abismal con el régimen. Es mucho.

6) Por último, iba a exiliarme si ganaba el kirchnerismo. Estoy aquí, peleando por el futuro. Es todo.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López








1 comentario:

  1. Y nosotros nos reservamos los festejos para cuando revientes vos...

    ResponderEliminar

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat