martes, 16 de agosto de 2011

AJO Y AGUA, PERO SIN RESINA

(A joderse y aguantarse, pero sin resignación)

Con el 50.07% de los votos el kirchnerismo pasa a ser ni más ni menos que la mayoría política del país. Uno de cada dos compatriotas está conforme con el rumbo que lleva el país, pero que sean mayoría no significa que tengan razón.

Se había insistido desde La Pluma de la Derecha en la necesidad de apuntar las campañas proselitistas de las opciones opositoras a restarle votos al oficialismo, lo que evidentemente no se logró. Sabía que no alcanzaba con disputarse el voto opositor y que era posible que en las primarias Cristina Fernández se asegurara renovar su mandato en primera vuelta, cosa que pronostiqué el 03 de Agosto (ver nota).

Para peor el nuevo escenario deja a la primera minoría en estado de indefinición, porque el 12,7% de votos obtenidos por Ricardo Alfonsín y el 12,6% de Eduardo Duhalde (que incluye mi voto) además de quedar muy lejos de la mayoría representan un empate magro y en un contexto donde el voto a Presidente en octubre será meramente testimonial.

Pero en política no sirve lamentarse, ni especular con los hubiera o hubiese. Ajo y agua, pero sin resignación: Los opositores republicanos debemos redoblar los esfuerzos para evitar que, envalentonado por el aluvión de votos, el kirchnerismo avasalle las instituciones y los derechos constitucionales. Esa es nuestra responsabilidad cívica desde las minorías. Dejar todos los resortes del poder en manos de la mayoría no es saludable para la vida democrática de ningún país. Ahora, en lo inmediato, el riesgo es que la victoria segura de Cristina Fernández traccione votos a legisladores debilitando, todavía más, al vapuleado arco opositor.

A nivel nacional volveré a votar al Dr Eduardo Duhalde para Presidente y en la Provincia de Buenos Aires a Francisco De Narvaez para Gobernador; no tiene sentido reordenar el voto. También repetiré el voto a los candidatos a legisladores nacionales y provinciales de Unión Popular. Voto a esos legisladores porque, al margen de diferencias ideológicas, representan un espacio proclive al diálogo político y porque se va a necesitar firmeza para contener al kirchnerismo (no me olvido de Diana Conti pretendiendo eternizar a Cristina). 

Sólo modificaré mi voto para Vicente López. En esta elección voté por Norberto Erro, del radicalismo, pero siendo que Jorge Macri ganó con el 23,8% y tiene posibilidades ciertas de darle salida a Enrique García, que obtuvo el 18%, voy a apoyar su candidatura y al PRO. Espero que Norberto sepa entenderlo.

24 años de una misma persona al frente del Municipio es demasiado tiempo. El ciclo del Japonés está cumplido y agotado. Nadie debería tener más de una reelección. El recambio de autoridades fortalece a las instituciones, evitando que se conviertan en dominios feudales o se anquilosen en la obsecuencia y el servilismo.

En este marco de triunfalismo kirchnerista, resulta esperanzador que el Estado Libre Asociado de Vicente López pueda plantarse como un límite a la hegemonía. Quiero ese orgullo vilopino para no dejar que la inquilina de Olivos se crea propietaria.



Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
http://www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat