viernes, 8 de mayo de 2015

LOS BUFONES DE TINELLI


Quizás la pregunta que voy a formular sea producto de estos días de fiebre, garganta roja e inflamada, cuerdas vocales en un hilo, o de los antibióticos junto con antiinflamatorios recetados por el médico con la recomendación de descansar y no hablar. Quizá. Aunque lo dudo, la realidad política es peor que cualquier enfermedad.





¿Será Omar Obaca el candidato más serio a la Presidencia de la Nación Argentina? Cuando el proselitismo electoral hace bufones de los candidatos, porque estos deciden ser una entera burla a los fines que debe seguir la política para el manejo de la cosa pública, eso que dio origen a la República, suelen aparecer personajes que capitalizan la bronca cívica a través del "voto burla". Recuérdese el caso del Payaso Tiririca que aglutinó en Brasil más de un millón de votos, como así también la antipolítica del cómico Beppe Grillo que sumó al 25% del electorado italiano. 

Si los políticos se burlan de los ciudadanos, piensa el votante desencantado, ¿qué mejor que devolverles la gracia en las urnas? A ver quién se ríe de quién... 

El 11 de Mayo, Día del Himno Nacional, ninguno de los tres políticos con posibilidad de acceder a la Presidencia de la Nación recordará los valores fundantes de la nacionalidad argentina ni el destino soñado para el Pueblo de Mayo, por el contrario, señalando la continuidad de la decadencia estarán haciendo de comparsa en la vuelta a la televisión de ShowMatch


Incapaces de debatir ideas y ofrecer proyectos no se reunirán en torno a un moderador de debates, girarán como satélites mediáticos alrededor del rating de Marcelo Tinelli. Difícil tarea para sus imitadores parodiar a tres que se esfuerzan por ser parodias de sí mismos. Obaca, con su candidatura ficticia, es más auténtico que cualquiera de los tres.

Se ha cumplido ya un año de la existencia del Ministerio de Cultura por un decreto inconstitucional, sin que ningún político haya salido a decir en el aniversario que el kirchnerismo es un régimen surgido de iure que se deslegitima gobernando de facto. Mauricio Macri y Sergio Massa no dimensionan la gravedad de la degradación cultural y daño institucional que padece el país, de la cual aspira a beneficiarse como heredero del régimen Daniel Scioli; el más inmoral exponente de toda la podredumbre política. 

La cultura es un concepto amplio, que como tal incluye a la televisión y los productos de Marcelo Tinelli, pero una sociedad que no diferencia jerarquías ni roles, a la que le da lo mismo un político en el gobierno que a la par de su imitador en el circo, es una sociedad sin chance de elevar sus metas. 



No se equivoque nadie al leer este artículo: si esos tres que van el lunes son lo mejor que surge de nuestra organización política es porque los bufones de Tinelli somos todos; con Tinelli incluido. 

En mi afonía pienso en una canción de Hilda Lizarazu, que dice:

Grité, grité, lo siento
me pasa cuando escucho
un político hablar
los ves, están tan contentos
y esa sonrisa no la juzga
ningún tribunal.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat