sábado, 9 de marzo de 2013

HÉCTOR TIMERMAN, EL JUDÍO INTERMITENTE.


El 26 de Febrero de 2013, el Canciller Héctor Timerman acudió al Congreso de la Nación para dar explicaciones sobre el acuerdo con Irán. En esa oportunidad la Diputada Patricia Bullrich le pidió que jurara decir la verdad, y el Canciller Timerman, haciendo alarde de sensibilidad religiosa, cual si sus convicciones más profundas estuvieran siendo heridas, se excusó de tal requerimiento expresando en forma airada que: "La religión judía no jura. Respetemé".

Soy ateo y las cuestiones religiosas no me interesan más que cualquier apostilla pintoresca de cultura general. Pero como al día siguiente me matriculaba en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (que viene a ser como una secta de captación obligatoria con lavado de cabeza incluido) reparé en que una de las cuatro fórmulas de jura previstas contempla a quienes no  puedan o no quieran jurar, ofreciendo en su lugar la alternativa de "prometer". Imagino que, necesariamente, en el caso de los funcionarios públicos debe estar contemplada esa misma posibilidad. Entonces decidí averiguar como había resuelto la cuestión Héctor Timerman al ser designado Ministro de este gobierno. 

Cristina Fernández y Héctor Timerman

Y existen los archivos, por caso un video de Visión 7 en Youtube. Así me sorprendí escuchando a la Presidente de la Nación leer esta pregunta: "¿Juráis por la Patria, desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, para el que habéis sido nombrado, cumpliendo y haciendo cumplir en cuanto de vos dependa la Constitución de la Nación Argentina?". 

En el instante que escuchaba a Cristina Fernández imaginaba que Timerman iba a responderle: "La religión judía no jura. Respetemé". 

Me dije "Upa, estoy mal de la memoria ¿cómo es que no me acuerdo de este incidente?". No. Es que no hubo ningún incidente, se ve que por esa fecha (18 de Junio de 2010) el vínculo del Héctor con la religión estaba en crisis porque lejos de sentirse herido llevó la mano al frente y, con alegría libre de toda queja,  pronuncio un sonoro: "¡Sí, juro!" (VER VIDEO).

No se condice el Timerman que se rasga las vestiduras porque le piden que jure, con el Timerman que asumió el cargo de Canciller prestando juramento. 

De todas formas no hay razones para sorprenderse, es muy propio del kirchnerismo inventarse la historia que al momento mejor les conviene.  Lo de Héctor Timerman, el judío intermitente, es apenas otro ejemplo.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López



Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat