jueves, 22 de agosto de 2019

MI VOTO NO HA SIDO CONTABILIZADO


Tenía muy poco interés en las PASO, en parte por su inutilidad y en parte porque suponía un resultado menos contundente. Reconozco haber votado a desgano, pero lo hice con la responsabilidad de ser un buen ciudadano a pesar de todo.  

Como sea, tardíamente me picó la curiosidad por ver cómo se había votado en la mesa en que me tocó hacerlo. Y para mi sorpresa, al consultar en https://resultados.gob.ar/  descubrí que mi voto no ha sido contabilizado. 


Voté a NOS, con especial adhesión a la candidatura de Juan José Gómez Centurión a la Presidencia de la Nación y de Arnaldo Bresciani a la Intendencia de Vicente López. 

No gritaré, como en aquella película de Porcel y Olmedo: "¡Fraude! En el cuarto oscuro hay luz", porque errores se cometen en todas partes, pero sí dejo constancia que el sistema en el que se apoya la casta política no es confiable ni garantiza honestidad. Acaso, hermosa palabra la palabra "acaso", porque todas las cosas se parecen a sus dueños. 

Según la citada página oficial, en la mesa en que yo voté NOS no cosechó ningún voto. 



Y el correspondiente telegrama indica que NOS recibió tres votos pero ninguno para Presidente.

Así es la historia, mi voto no ha sido contabilizado. 

Ojo al voto, porque un día a un ciudadano le roban el voto y al siguiente nos roban a todos la República. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López.




domingo, 18 de agosto de 2019

TERCIO MÁS UNO POR LA RESISTENCIA REPUBLICANA




Los argentinos estamos en otro momento mitrista de nuestra historia. Nuevamente la frase de Don Bartolomé Mitre advierte y describe: “Cuando todo el mundo se equivoca todo el mundo tiene razón”. 

Son días difíciles para razonar, porque los datos se entremezclan con los deseos y las alquimias del pensamiento mágico están a la orden del día. Empiezo por aclarar, entonces, que yo mismo puedo estar equivocado, al fin de cuentas si había alguna bola de cristal que permitía leer el futuro de la Argentina hace tiempo que se descompuso. 

Hice mi lectura de las PASO (El gobierno está muerto: que la República no sea vencida) y recibí tal abanico de respuestas emocionales, algunas muy agresivas, que el ámbito de discusión amable y racional se redujo considerablemente. 

A esta altura del partido ser acusado de kirchnerista o lavagnista no puede más que hacerme reír. Pero el punto no es mi reacción personal frente a ello, sino la dificultad de entablar diálogos conducentes a un mínimo entendimiento. 

El voto es una responsabilidad en la conciencia de cada ciudadano. Y si entendemos eso sabremos que nadie es dueño del voto de otro. Así respeto a quienes votan distinto que yo, tolero todas las opiniones y aprecio las que tienen un buen fundamento, aunque disienta con la argumentación. 

Pero más allá de este momento de incertidumbre, intento discernir cuál debería ser la reacción republicana pasadas las elecciones y suponiendo el peor escenario posible. 

Si el kirchnerismo regresa al poder no ensayará ningún gradualismo como el que nos estancó y consumió durante el macrismo, irán por todo desde el primer día, tal y como si estos cuatro años no hubieran existido. Hay que estar preparados para resistir ese embate. 

La clave matemática de la resistencia republicana será un tercio más uno para abrazar y sostener la Constitución Nacional. 

Se requiere mayoría de dos tercios de los miembros del Congreso de la Nación para habilitar cualquier reforma constitucional, y eso significa que reuniendo un núcleo duro de un tercio más uno podemos frenarlos. Es la última línea de defensa constitucional y requiere un reordenamiento político con nuevos liderazgos.

Estoy promoviendo la formación de un "Tercio más uno por la Resistencia Republicana", organizado a partir de un Gabinete en las sombras, que sirva como usina de acción política en defensa de la Constitución Nacional. 

Y esta resistencia sólo puede lograrse reuniendo fuerzas del centro a la Derecha. El Tercio tiene que ser un espacio abierto pero duro, a prueba de progres y vacilantes, centrado en defender y alcanzar el estilo de vida propuesto por la Constitución Nacional. Porque lo que vendrá será tan duro que hay que redoblar la apuesta ganando la iniciativa desde el vamos: erigirnos en bastión y conciencia republicana para mantener a raya al kirchnerismo. No será nada fácil, pero hay que hacerlo. 

¡Constitución o muerte!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López

sábado, 10 de agosto de 2019

ASÍ ME LLAMO




ASÍ ME LLAMO

Era ya una ciudad sin nada de alegría, 
de fúnebre silencio en sótanos de miedo.
la gente, buena, penando bajo las ruinas, 
esperando, siempre esperando el nuevo día
y entre la lluvia caía la artillería. 
Sí caminé como un fantasma en esas calles
fue que ni sus voces ni su guerra eran mías,
sin embargo, alguien atinó a silbar un tango,
y me estremecí pensando en mi propio barrio,  
aunque el mercenario debe ir anestesiado
puse en mis labios ese mismo y viejo tango, 
para extrañar mi tierra florida y su amparo.
Al pasar me dijo "Tango"; y así me llamo.

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López

jueves, 1 de agosto de 2019

UNA GROTESCA PARADOJA DEL PRESIDENTE MACRI




La República Argentina seguirá siendo un país pendular, por ende errático y en consecuencia tan decadente como poco confiable, mientras no haga el sostenido esfuerzo de vivir bajo la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional. 

Un país que no cumple su Constitución es tan falto de honor como una persona que no cumple con su palabra. Por eso no es casualidad que la casta política que gobierna el país desde hace décadas sea un constante festival de mentiras y promesas incumplidas.

Asistimos a una campaña electoral donde no se discute lo esencial, al punto que ninguno de los candidatos con reales chances de presidir el país en el período 2019-2023 menciona siquiera la posibilidad de llevar adelante una reducción estructural y reforma funcional del Estado. De eso no se habla. 

Quien esto escribe intentó un amparo contra el Decreto de Necesidad y Urgencia 641/2014 por el cual Cristina Fernández se inventó un Ministerio de Cultura, lo que me lleva a cuestionar que por la vía del DNU sucesivamente Mauricio Macri llevara el número de ministerios a una veintena, los redujera luego a la mitad y se anuncie ahora que Agroindustria volverá a ser ministerio.  

Más allá de la falta de planificación y pensamiento estratégico, en la improvisación que demuestran esos pasos desde el 2015 hasta hoy no surge ningún impedimento al Poder Ejecutivo para seguir el normal trámite legislativo, y en cualquier caso ninguna urgencia habilita la pretensión de modificar de facto -a través de un decreto que busca la alternativa de una vía de excepción-, la Ley de Ministerios que, considerada especial por mandato expreso de la propia Constitución Nacional establecido en el Artículo 100, debe determinar el número y competencia de los ministros. 

Con la consideración de esa ley especial subrayan los constituyentes que no han querido dejar librado al arbitrio del Presidente de la Nación, ni del Jefe de Gabinete, la decisión sobre el número y competencia de los ministros del Poder Ejecutivo.

Esta nueva decisión que será anunciada en la Rural por el propio Presidente, claramente enmarcada en la campaña proselitista del oficialismo para buscar consolidar el voto del campo, implica además una grotesca paradoja: a pocos días de anunciar festejos por los 25 años de la reforma constitucional de 1994 (leer nota: MEDALLAS PARA PATÁN), el Presidente Macri va a ratificar con su DNU la voluntad de la casta política de continuar gobernando sin respetar la Constitución Nacional. 

Sin una clase dirigente responsable, sin ciudadanía comprometida con los principios y valores de la Constitución Nacional, seguirá pronunciándose el daño institucional, la degradación cultural y la merma intelectual de los argentinos. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

jueves, 18 de julio de 2019

EL CAMINO DE LA JUSTICIA



2/Julio/1976 atentado contra la Policía Federal.

17/Marzo/1992 atentado contra la embajada de Israel en Argentina.

18/Julio/1994 atentado contra la AMIA.

Reclamamos Justicia y una estación del subte homenajea al terrorista Rodolfo Walsh. Así nos va.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.

sábado, 13 de julio de 2019

AQUÍ NO HA PASADO NADA


(un cuento breve y enigmático)


Alguna vez, tres tipos que ya habían olvidado la cantidad de horas que llevaban sin dormir, tras una noche de desvelos, adrenalina y jugarse a todo o nada, se sentaron a desayunar en la vereda de un café sobre la Avenida de Mayo. 

Pidieron café con crema, café con leche y submarino, además de algunas medialunas. Estaban muy cansados para hablar, y ciertamente no tenían ninguna cosa que comentarse, no allí; fascinados porque amanecía un día normal, un día más, sin nada especial, al que nadie recordaría. 

La rutina de siempre era esa vez un show deseado y extraordinario, como ver en silencio una vieja película muda, esas en las que las personas parecen fantasmas y acaso lo sean. Al que se le hizo un nudo en la garganta evitó cruzar la mirada con los otros dos. La gente seguía poblando la calle. Y alguien al pasar, dijo hablando por celular: "hoy a va a ser un día horrible". Los tres sonrieron al escucharlo, hubieran reído de no estar extenuados, muertos casi y vivos como nunca. 

Lo supo en ese momento, no es el olor del napalm en las mañanas lo que huele a victoria; es el sencillo aroma de una bebida caliente. Porque aquí, aquí no  ha pasado nada. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López.

lunes, 8 de julio de 2019

LOS DIPUTADOS DE GOEBBELS Y STALIN




De alguna manera, buena parte de nuestra sociedad es feliz en la mentira, por lo que se conmueve y compromete, o al menos asume la pose del compromiso, únicamente por relatos viciados de una falsedad evidente. 

Hay en esa negación de la realidad impotencia por no poder transformarla conforme a lo deseado. Por lo que se elige simplemente ignorarla como hizo el regimen kirchenrista durante sus doce años infames, cuando endrogándose de ficciones la Argentina sin INDEC se jactaba de tener menos pobres que Alemania...

Esa verdadera alienación es el fruto perverso de la pasión por la mentira que, emulando a Goebbels y Stalin, alumbró el relato kirchnerista sostenido por el uso faccioso de los recursos del Estado para imponer su proceso de desmemoria colectiva y adoctrinamiento. Tan de manual totalitario, que el kirchnerismo fue explicado poco antes que naciera Néstor Kirchner, por George Orwell, en las geniales novelas "Rebelión en la granja" y "1984". Porque además el kirchnerismo, un fraude en sí mismo, carece en su vulgaridad delictiva de toda originalidad. 

Y al no haber siquiera intentado el gobierno cambiemita dar la batalla cultural, la inercia del relato kirchnerista sigue aflorando. Sea la fantasía morbosa de Santiago Maldonado, un ahogado al que se vende como desaparecido forzado, o la épica inverosímil de brutalidad policial destinada a impedir un beso lésbico, lo falso es sostenido como verdad pese a la autopsia o al video que desmienten ambos cuentos. 

Pueden los lectores ver aquí mismo el video, tomado el 2 de octubre del 2017, que es por demás elocuente. Resulta interesante observar cómo quien captó las imágenes inicia la grabación viendo a la detenida como una víctima, y así pregunta: "¿todo por un tabaco?" para luego,  ante la contundencia de la confesión y la prueba material del delito de lesiones provocado a una agente de policía, afirmar en modo sorprendido: "Ah, ah, pequeño detalle..."


Visto el video se comprende que la condena de un  año de prisión a Mariana Gómez, no fue producto de besarse con su pareja, ni de fumar un cigarrillo en lugar libre de humo, sino del "pequeño detalle" de haberle arrancado un mechón de pelo a personal femenino de la Policía de la Ciudad. Agente con la que, curiosamente, no se solidarizó ningún colectivo feminista.

De modo incomprensible, para lo que significa el periodismo, distintos medios se esforzaron por presentar el fallo judicial como la condena a un beso, algo totalmente absurdo y como hemos visto muy fácil de desmentir.


Pero más peligroso aún que un periodismo mentiroso, es hacer política con la mentira. Así, desde el 01JUL19 y bajo el Expediente 3288-D-2019 tramita en la Cámara de Diputados de la Nación, que alguna vez fue honorable, un infame proyecto de resolución para "EXPRESAR REPUDIO POR EL FALLO JUDICIAL QUE CONDENA A UN AÑO DE PRISIÓN EN SUSPENSO A UNA MUJER ACUSADA POR SUPUESTA 'RESISTENCIA A LA AUTORIDAD'", firmado por los diputados kirchneristas Mónica Macha, María Cristina Álvarez Rodríguez, Juan Manuel Huss, Gabriela Cerruti, Silvina Patricia Frana, Analuz Ailen Carol, Cecilia Moreau, Roberto Salvarezza, Victoria Analía Donda Pérez, Leonardo Grosso, Gabriela Beatriz Estévez, Magdalena Sierra, Sandra Daniela Castro, Mirta Alicia Soraire y Verónica Mercado.

Como siempre el kirchnerismo se esfuerza por anteponer su relato a la realidad, y lo hace en términos de absoluto descaro en la contradicción con la verdad. A tal punto, que en la lectura de los fundamentos del proyecto queda claro que para los diputados de la mentira, todos los firmantes, la perspectiva de género es una anteojera ideológica para justificar conductas delictivas, razón por la cual omiten toda referencia a las lesiones sufridas por la mujer policía. Es de esperar que este mamarracho de proyecto, viciado de falsedad y parcialidad sea repudiado por el resto de los diputados.

La sola presentación de este documento confirma algunas cosas preocupantes:

1.- Desconocen la división de poderes del sistema republicano.

2.- Eligen ignorar la evidencia.

3.- Si sos mujer y policía no te cabe la "sororidad".

4.- Siguen  construyendo relatos que anteponen a la realidad.

5.- El kirchnerismo es un fraude en sí mismo.

Finalmente, dejan probado que en caso de volver al gobierno, el método orwelliano volverá a estar en el centro de la escena, y eso explica que hoy, cada vez que Macri y/o Vidal inauguran una obra, los kirchneristas se froten las manos pensando en lo que van a poder robar reescribiendo la historia al reinaugurarlas como propias.

Porque para que se aprecie la verdad y se comprenda el significado del ladrillo bien puesto, había que dar la batalla cultural que CAMBIEMOS no dio. Y siempre que se escuche a alguien confesar que votará corruptos a sabiendas que lo son, debe recordarse que los cambiemitas nunca entendieron que el eje de su gobierno debía ser la batalla cultural. Con soberbia subestimaron al monstruo y lo mantuvieron vivo, lo alimentaron incluso, y ahora su sombra oscurece el horizonte.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

jueves, 27 de junio de 2019

SERIEDAD INSTITUCIONAL, ESA ENVIDIABLE CONSTANTE CHILENA


El marcado contraste institucional entre Chile y Argentina se vio bien reflejado en los respectivos traspasos de mando presidenciales de 2013 y 2015. 

Los chilenos, mostraron orgullosamente al mundo su condición de país civilizado cuando el entonces Presidente Sebastián Piñera llamó a la Presidente electa Michelle Bachelet generándose un diálogo admirable, que no podía más que infundir tranquilidad y certeza sobre el futuro de Chile. 

Todo lo contrario de lo acaecido en Argentina cuando Cristina Fernández, admiradora de Fidel Castro y su tiranía, se negó a participar de la ceremonia del traspaso de los atributos presidenciales a Mauricio Macri, despreciando por completo la voluntad democrática de las urnas y a las instituciones republicanas; lo que no hizo más que consolidar esa constante incertidumbre en la que vivimos los argentinos. 

Siendo parte de una generación que, marcada por el conflicto del Beagle y la posterior Guerra de Malvinas, consideró enemigos a los chilenos, asumir que la seriedad institucional de Chile es un ejemplo a seguir ha sido para mí una enseñanza dura. 

Sería una obstinación estúpida no reconocerlo: Son desde hace décadas un país más serio que nosotros. Supieron tener una salida ordenada del gobierno militar y sostener políticas de Estado. Así, además de continuidades económicas básicas, a ningún político chileno en el poder se le cruzó por la cabeza desmantelar sus Fuerzas Armadas; imbecilidad que Alfonsín y Caputo iniciaron en la Argentina.  Y que el miserable de Caputo reivindicó como un acierto hasta el último de sus días...

Comandos del Ejército Argentino participando de la
Competencia Fuerzas Comando, Chile 2019.
Hoy Chile es un país que provee a su propia Defensa adquiriendo elementos modernos, mientras nosotros hemos perdido capacidades en forma trágica, al punto de contentarnos con recibir rezagos militares, ya no del primero sino del tercer mundo.

Este año Chile ha sido sede de la 15ª edición de la Competencia Fuerzas Comando, que anualmente organiza el Comando Sur de los Estados Unidos (USSOUTHCOM) y que, por décima vez, ganó el aplicadísimo equipo de Colombia. Y aquí también surgen elementos para apreciar la fortaleza institucional chilena. 

En el desarrollo de la competencia, el equipo chileno, prácticamente tuvo agarrado por la sombra al equipo de Colombia, llegando a estar a una distancia mínima de cinco puntos. Y ahí, cuando un simple error acarreando una penalidad podía significar el batacazo chileno, se pudo apreciar la concentración que hace del 10 veces campeón un relojito de precisión, porque inmunes a la presión volvieron a despegarse en las últimas pruebas.

Por primera vez. Argentina envió a la competencia comandos del Ejército Argentino, quienes finalizaron en el puesto 14º (entre 19). En ediciones anteriores nuestro país fue representada por el Escuadrón Alacrán de Gendarmería Nacional, que cerró su participación en Panamá 2018 en el 10º lugar (entre 17). 

Resultados finales de la Competencia Fuerzas Comando
Chile 2019.

En 2016, compitiendo en Perú, donde también ganó Colombia, Argentina y Chile compartieron el 7º puesto. La referencia es útil para entender que no hay nada casual en el notable desempeño del equipo chileno como local, obedece a la seriedad con que se preparó para el evento, a la manera colombiana: competidores con experiencia, tiempo, adquisición de armamento, disponibilidad de munición, elementos de práctica y el apoyo del Comité Olímpico de Chile con psicólogo deportivo y kinesiólogo incluidos. 

Si bien es cierto que difiere de un país a otro la relevancia que se le otorga a la participación en la competencia, también es necesario ver en ella indicadores de fortaleza institucional.  Así, por ejemplo, Colombia valora mucho el desempeño de su equipo, al punto de interesar directamente al Presidente de la Nación, y sostiene el empeño a través del tiempo. En otros países el interés es menor, y en algunos casos meramente protocolar.

Una competencia es sólo una competencia, por lo que la idea de tener un equipo dedicado exclusivamente a ella puede ser objetada como una deformación de la misión institucional. Considero un criterio válido que el equipo se presente con la preparación de rutina, la misma que le sirve para cumplir cotidianamente con sus deberes. 

Pero algo es indudable: si bien una competencia sólo es una competencia, tener en claro el sentido específico de la función hace al orgullo institucional, y cuando eso se pierde se valora más un evento de cocina que uno militar. 



Argentina tiene que empezar a valorar, en todos los órdenes, el pensar y actuar con sentido institucional.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López.

domingo, 16 de junio de 2019

OTRA OPERETA COMUNISTA CONTRA PATRICIA BULLRICH


DENUNCIA CON TUFO BOLCHEVIQUE

APDH - un plan de acción comunista.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), entidad que propala tanto la mentira de los 30.000 desaparecidos como la fantasía morbosa de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, ha presentado una denuncia penal contra funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación. 

Acusa la APDH a Patricia Bullrich, Pablo Noceti, Gonzalo Cané y Gerardo Milman, por la supuesta existencia de "un plan criminal coordinado desde la más alta esfera del Estado, con el objetivo de llevar adelante un accionar represivo premeditado contra las distintas comunidades mapuches". 

La descabellada denuncia pretende servirse del Poder Judicial en procura de debilitar al Estado Nacional frente al Conflicto RAM (Resistencia Ancestral Mapuche). Se busca con ella replicar y consolidar la construcción absurda de los llamados "juicios de lesa humanidad", en los que juzgando hechos fuera de su contexto histórico, omitiendo la acción del terrorismo castrista, violentando las garantías del debido proceso y la irretroactividad de la ley penal, tuvo el enemigo derrotado por las armas su revancha judicial logrando encarcelar y condenar a quienes impidieron se replicara en Argentina la dictadura comunista que, con anhelo de eternidad, sigue hoy oprimiendo al pueblo cubano y parasitando los recursos de Venezuela, colonizada hasta la miseria. 

Todavía la sociedad argentina no ha cobrado conciencia de la grosera nulidad de esos juicios, ni del daño que han hecho tanto a la Defensa y Seguridad de la Nación como al estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional.  

La APDH no es un actor neutral en la política argentina, claramente está enrolada en la izquierda dictatorial, esa que se sirve de los perfiles descriptos por el "Manual del Perfecto Idiota Latinoamericano". Por ende, adhiere al proyecto totalitario de corrupción estructural sostenido durante los infames 12 años del régimen kirchnerista, como lo demuestra su rechazo a los procesos judiciales que se llevan adelante contra Cristina Fernández. Es decir, la APDH es otra de esas organizaciones comunistas que, tratando de socavar al sistema democrático por la explotación de sus paradojas, siempre estarán alineadas con los enemigos de la República Argentina.

Tan obscena es la filiación comunista de la APDH, que exalta la figura del dictador Fidel Castro como el ejemplo a seguir. Y eso les resta toda autoridad moral para hablar en nombre de los derechos humanos. Claramente la APDH es una organización cerda, en los términos con que George Orwell escribió "Rebelión en la Granja", pues en la suerte de los cubanos queda en evidencia que a su criterio algunos humanos son más humanos que otros... 

La APDH, consustanciada con la tiranía castrista que intentó
exportar su "revolución" a través del terrorismo. 

EL CONFLICTO RAM

La denuncia de la APDH debe ser encuadrada dentro de la dinámica del Conflicto RAM, una guerra de Inteligencia programada para prolongarse en el tiempo y en la que los actores principales no aparecen sobre el terreno. El objetivo de la denuncia es simple y evidente: debilitar la capacidad de respuesta del Estado Argentino frente a nuevas arremetidas de acción directa.  

Y aquí debe verse el intento de aprovechar al máximo la reciente detención del cabo Francisco Pintos,  integrante de la Agrupación Albatros de la Prefectura Naval Argentina, por la muerte de Rafael Nahuel en un incidente ocurrido, el 25 de Noviembre de 2017, a consecuencia de la usurpación de terrenos en Lago Mascardi por parte de activistas mapuches.

En el actual contexto de incertidumbre electoral, con la posibilidad de un cambio de gobierno que signifique volver a replegar y privar de proactividad a las fuerzas federales, es bastante claro que sus efectivos tengan dudas considerables sobre la proyección del respaldo que esta gestión, desde el mero voluntarismo de la ministro Bullrich, intentó brindarles. 

El gobierno del Presidente Mauricio Macri no está en condiciones de entender la dinámica de ninguna guerra de Inteligencia por una sencilla razón: desprecia la Inteligencia de Estado y no cuenta con ella para la toma de decisiones. Es tan ostensible esa falencia que cabe preguntarse qué rol están jugando desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, al fin de cuentas cómplices del capricho de Patricia Bullrich en mantener acéfala a la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DNIC). 

A punto de terminar su mandato, puede asegurarse que Mauricio Macri no ha logrado recomponer al Sistema de Inteligencia Nacional colapsado durante el régimen. Y lo triste es que no era una tarea imposible. 

Quien no cuenta con fundamentos de Inteligencia en su toma de decisiones corre el riesgo de caer en el desgaste de la constante prueba y error, eso significa desperdiciar los siempre escasos recursos sin anticipar ningún escenario. Es decir: un gobierno siempre sorprendido por toda clase de sucesos. 

Lo que ocurre en el sur del país está dirigido desde Cuba y financiado con el sufrimiento del pueblo venezolano, como se desprende del viaje de Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), a Caracas donde obtuvo apoyo del régimen de Nicolás Maduro. Y no por casualidad, sino porque detrás del aparente reclamo araucano hay un declarado cambio de sujeto revolucionario pergeñado por la intelectualidad comunista en reemplazo de un proletariado que ya no cree en el paraíso socialista. 

La lucha contra el capitalismo requiere potenciar los conflictos internos de los países democráticos, socavar sus instituciones y explotar sus contradicciones. En tal sentido las reclamaciones mapuches son totalmente funcionales al entrismo marxista y al relato de una Argentina genocida que deba sentirse culpable de su propia existencia. La APDH es parte de esa estrategia contra la República Argentina.  

MI SOLIDARIDAD

Ante la acusación de la APDH corresponde solidarizarse con los denunciados, sin que ello implique alterar en nada las críticas y elogios que la actual gestión del Ministerio de Seguridad ha merecido de mi parte. 

Sería un acto de cobardía intelectual omitir manifestar mi repudio a la opereta de la APDH contra Patricia Bullrich, Pablo Noceti, Gonzalo Cané (ya ex funcionario del Ministerio) y Gerardo Milman. 

Nadie que ame a la República y aspire a la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional debe permitirse el silencio ante las maniobras comunistas. No es un ataque a cuatro funcionarios, ni a un gobierno; es el ataque artero y sostenido contra el estilo de vida soñado por los constituyentes de 1853.  


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López




lunes, 10 de junio de 2019

ESAS CONFUSIONES DEL SEÑOR MILMAN


MEDIOCRIDAD ESTRUCTURAL Y FUNCIONARIOS SIN IDONEIDAD


Patricia Bullrich secudndada por Gerardo Milman en Paraguay.
Más allá del innecesario show para las cámaras, es positivo que se lleve la mirada al otro
lado de la frontera; pero el problema sigue siendo el desprecio por la Inteligencia Criminal.

Son muchas las razones que dificultan establecer en la República Argentina una política seria y sustentable en materia de seguridad. A partir de la inestabilidad política que caracteriza al país, la conducción pendular del Estado genera impedimentos culturales y especulativos en la propia burocracia, que no proyecta la continuidad de cualquier gestión más allá del cortísimo plazo. 

Es algo que podemos definir como “mediocridad estructural” y en ella pesa el poco apego a las normas del conjunto de la dirigencia política, que no da muestras de orientar sus acciones en pos de la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional. 

Es una verdad de Perogrullo que de esa falta de convicción sobre el deber ser del país, se desprenden dificultades de tipo conceptual para interpretar y asumir que la seguridad consiste en garantizar el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional. 

Así, durante ya casi cuatro años, Patricia Bullrich ha gestionado en forma personalista el Ministerio de Seguridad, sin poder salir -ni intentar hacerlo- de la mediocridad estructural. Ciertamente puede ser evaluada positivamente si se toma como parámetro la deplorable gestión que la antecedió, pero esa es una vara muy baja, al ras del suelo desde que el kirchnerismo atentaba contra la Constitución y, por definición, no podía garantizar la seguridad. Ni podrá hacerlo en el caso de volver al poder.

Ahora, la calificación decae contrastando con el óptimo profesional y mucho más frente al óptimo ideal, porque las falencias técnicas en la gestión de Patricia Bullrich son muchas y notorias, tantas que en su conjunto determinan una gestión de seguridad meramente voluntarista, efectista, reactiva y de contención.

La principal de esas falencias es la ausencia de Inteligencia Criminal. Desde su llegada al Ministerio, Bullrich mantiene acéfala la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DNIC), que es dejar sin conducción idónea al Subsistema de Inteligencia Criminal y por lo tanto inoperante. 

Inteligencia es, muy simplemente, el proceso racional que antecede la toma de decisiones, consistente en reunir y analizar información a ese fin y previendo escenarios futuros. Que no haya Director Nacional de Inteligencia Criminal, implica que la ministro de Seguridad toma decisiones sin los debidos fundamentos de Inteligencia. 

Para peor, el área de Inteligencia Criminal fue puesta bajo responsabilidad de su Jefe de Gabinete, Gerardo Milman, alguien con tan poca idoneidad que posteando en Twitter demuestra desconocer la diferencia elemental entre Investigación Criminal e Inteligencia Criminal.

El afán de Milman por mostrar lo que no hay. 

Al sólo efecto didáctico, alguien debería explicarle al Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación los rudimentos básicos de Investigación e Inteligencia, así sabría que cuando la fuerza policial obra luego de una denuncia se hacen tareas de investigación, no de Inteligencia.

Las tareas de Investigación Criminal se llevan a cabo para esclarecer hechos ya ocurridos conforme el Código de Procedimientos Penal, de modo de aportar elementos de convicción al Poder Judicial. Inteligencia sigue otras reglas y otros propósitos, incluso otro tiempo verbal. 

Es grave que el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman, confunda Investigación con Inteligencia, pero no es algo nuevo, sino otra muestra más de una gestión ministerial que no valora el rol de la Inteligencia Criminal. 

Desprecio extendido a todo el gobierno nacional, porque del mismo modo el Presidente Macri no valora el rol de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que es decir la Inteligencia de Estado; tal cual lo acreditan distintos sucesos de marchas y contramarchas, de prueba y error como su modo decisorio. Tanto así que ha reconocido, públicamente, no tener incorporada la práctica de la Inteligencia en su toma de decisiones.

La mediocridad estructural permite la existencia de funcionarios carentes de idoneidad a cargo de áreas sustanciales. Y en este punto es justo señalar que también acompañan a Bullrich elementos de probada idoneidad y eficiencia, lo cual hace todavía más difícil de comprender el rol asignado a Milman. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

jueves, 6 de junio de 2019

NO TODOS LOS POLÍTICOS MIENTEN


Y si mañana es como ayer otra vez 
lo que fue hermoso será horrible después. 
No es sólo una cuestión de elecciones. 

Charly García (Cerca de la Revolución)


Saliendo de su internación hospitalaria, dijo Alberto Fernández que no debatirá con Mauricio Macri porque "no tiene sentido debatir con un mentiroso". 

Y, al margen de lo establecido por Ley 27.337 para los debates presidenciales, no se me ocurre una peor excusa en quien fue designado candidato presidencial por Cristina Fernández para que mienta por ella: fabuladora compulsiva, viuda de Kirchner y aspirante a sucesora de Fernández...  

En unas pocas palabras Alberto Fernandez expuso tanto su desprecio por las reglas de juego como su cobardía intelectual. 

Argentina, país con daño institucional y degradado en su cultura hasta la merma intelectual, no se escandalizará porque un candidato anteponga sus caprichos a la Ley, del mismo modo que no se ofende por las mentiras ni la cobardía. Es lo que viene de la casta política; por eso el daño, la degradación y la merma. 

Que la campaña presidencial es un concurso de mentirosos lo demuestra la historia de los postulantes, claro que, por fuera de la casta política, es posible encontrar excepciones. Porque también se postula a la Presidencia de la Nación Juan José Gómez Centurión, alguien que combatiendo en la Guerra de Malvinas le dijo a un herido tras las líneas enemigas: “aguanta aquí que, sea como sea, yo te prometo que vuelvo a buscarte”. Y cumplió. 

Entonces no todos los políticos se forman en la mentira. Siempre hay en la política personas de bien que honran con hechos a sus palabras. El honor es esa relación certera entre las palabras y los hechos, la misma que hace serios a los países que respetan sus constituciones. Por lo tanto, al menos esta vez, no es cierto que estemos obligados a votar mentirosos. Y no es sólo una cuestión de elecciones. 




Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López.






sábado, 1 de junio de 2019

LA MIOPÍA POLÍTICA DE MAURICIO MACRI

La realidad argentina es demasiado compleja, además de muy poco complaciente con las buenas intenciones, como para ser abordada desde el gobierno con criterios simplistas. Pretender reducir la solución a problemas de toda índole, acumulados por décadas, implementando solamente una mejor gestión es miopía política. Esa alienación o escape hacia el confort de la virtualidad,  puede acarrear consecuencias desastrosas; porque la trascendencia que el gobierno supone en cada ladrillo bien colocado, resulta exagerada frente a la inercia de confusión moral que no ha sabido, ni querido, remover de la sociedad.



Un posteo en su muro de Facebook es la mejor demostración de Mauricio Macri como un ingeniero que, lejos de ser un estadista o un político hábil, sostiene una visión limitada de la política y rebaja la función presidencial a la gestión de obras. 

Publicado en Facebook por Mauricio Macri el 01JUN19.

Desde ya que son necesarias las obras, pero con eso no alcanza. Por definición no alcanza, y mucho menos en el contexto de país subvertido como el que dejó el régimen kirchnerista: dañado en sus instituciones y degradado en su cultura hasta la merma intelectual. 

CAMBIEMOS capitalizó la sana reacción republicana frente al proyecto totalitario de corrupción estructural de la "Cristina eterna", pero una vez en el gobierno no supo interpretar que se le reclamaba como prioridad alcanzar y defender el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional. 

Esa era el sentido del cambio, y su requisito ineludible para ser alcanzado era la confrontación cultural que, por la cobardía del "no se puede porque vuelven", se prefirió eludir. Así se redujo el cambio a mejorar la gestión, y las consecuencias políticas de esa tibieza imperdonable están en las encuestas electorales: los que echamos en 2015 tienen chances de volver.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López


viernes, 31 de mayo de 2019

LUCHAR POR LA ARGENTINA




Ayer, Baby Etchecopar se preguntaba: "¿Vale la pena seguir luchando por la Argentina?". En otro programa, Juan Bautista Yofré reflexionaba, con tristeza y amargura, sobre el destino del país. Se palpa cierta pesadumbre en el ambiente, alimentada -creo yo- por la resignación ante el más de lo mismo y el fin de ciclo de otra oportunidad desperdiciada.



El escenario político, dominado por ambiciones personales en lugar de ideas y valores, proyecta más sombras que luces. Para muchos jóvenes el futuro pasa por Ezeiza.

Y sin embargo, a pesar de los pesares, viendo sobre mi escritorio la Constitución Nacional, se me da por cantar aquella canción de Serú Girán:

Quién sabe Alicia éste país
no estuvo hecho porque sí.
Te vas a ir, vas a salir
pero te quedas,
¿dónde más vas a ir?

Yo sé que este país no estuvo hecho porque sí, ni para abandonarlo a la indecencia. Entonces, "¿Vale la pena seguir luchando por la Argentina?":

Sí. Ya sea contando votos, o arroz y municiones.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
República Argentina

lunes, 27 de mayo de 2019

RELEVO ARGENTINO EN LA "COMPETENCIA FUERZAS COMANDO"




Entre el 17 y 27 de Julio se realizará en Chile la 15ª edición de la COMPETENCIA FUERZAS COMANDO, un evento de alta exigencia organizado por el Comando Sur de los Estados Unidos que reúne a fuerzas especiales de toda América.

La República Argentina, tradicionalmente representada por un equipo del Escuadrón Alacrán de la Gendarmería Nacional, envía este año una selección de comandos del Ejército Argentino.  

Es de esperar que ese relevo, que implica también un pase de intervención ministerial de Seguridad a Defensa, vaya enmarcado en el profesionalismo y la camaradería entre fuerzas que sirve a la fortaleza y madurez institucional del país, para que la experiencia acumulada por los Alacranes en años de competencia pueda ser aprovechada por los novatos del Ejército. 

Sería absurdo que por dificultades burocráticas, celos institucionales o autosuficiencia mal entendida, se tomase la misión despreciando el conocimiento de los gendarmes que han participado de Fuerzas Comando como competidores o jueces. Mantener el enfoque y la concentración en todo el desarrollo de la competencia, evitando errores que conllevan penalidades de puntaje y pueden ser decisivas para la clasificación final, requiere poner en cada competidor toda la información posible; y nada mejor que recibirla personalmente de quienes han tenido esa vivencia. 

La Competencia Fuerzas Comando se disputa entre unos 20 equipos (el número puede variar de un año a otro), de los cuales el representativo de Colombia es el que mayor victorias acumula. En los últimos años, luego de haber obtenido el 7º lugar en Perú 2016, el equipo Alacrán buscaba posicionarse en el reducido y selecto pelotón de los primeros cinco. Una tarea durísima, acorde a un un objetivo difícil, que ahora deberán continuar los muchachos del Ejército. 

Y desde luego los estaremos alentando. Aunque saben los lectores, mi corazón es Alacrán. 

¡VAMOS ARGENTINA!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López

jueves, 23 de mayo de 2019

COALICIÓN CÍVICA; LA REBELIÓN DE LOS 4 DE COPAS


MALESTAR INTERNO EN LA COALICIÓN CÍVICA

Los tiempos en que Elisa Carrió encarnaba una esperanza para la República van quedando en el olvido. Aquel espíritu rebelde, que contagiaba afán de lucha y despertando conciencias engrosó las filas de la Coalición Cívica, se ha ido apagando. 

Elisa Carrió ante los restos de Justo José de Urquiza.

No supo, o no quiso, Lilita ponerles límites a los "Pinitos", la cría de Pino Solanas que quedó aferrada a sus polleras tras el público divorcio. Y el desencanto de los "Lilitos", los republicanos libres de progresismo que nunca reconocieron al cineasta chavista como padre, está llegando al punto en el que otro desaire puede significar la ruptura del hogar por violencia doméstica. 

A pesar del eco de alguna que otra declaración altisonante, rodeada por una dirigencia partidaria de aplaudidores progres que izan trapos multicolores y dedican casi todo su tiempo a promover la ideología de género, Elisa Carrió ha dejado de ser la impredecible censora moral de CAMBIEMOS perfilándose como otra defensora más de la hegemonía del PRO. Yendo por ese mismo camino de sumisión en el que se internó Patricia Bullrich hasta fusionar y borrar Unión Por la Libertad bajo una mancha amarilla.  

Es que para Carrió la visión apocalíptica de la polarización entre Mauricio Macri y Cristina Fernández es un escenario inevitable, algo en lo que no están muy de acuerdo los Lilitos quienes, humor mediante aunque sin reírse, especulan en ese alineamiento con que todavía, a pesar de los pesares, mamá Elisa sigue enamorada de papá Pino; por lo que al verlo abrazar a Cristina, no puede más que explotar de celos y abrazar a Mauricio. 

Tal desencanto experimentan los Lilitos, que empiezan a renegar de esa etiqueta y prefieren llamarse a sí mismos los "Cívicos", conversando entre ellos no ya sobre la posibilidad de ruptura, sino sobre el mejor momento para ejecutarla. Sería un hecho, incluso antes de las elecciones, si encontraran esa institucionalidad que anhelan en cualquier otro espacio republicano. Pero las opciones siguen siendo pocas y endebles. 

Esencia Pino silvestre...

Mientras tanto el partido sigue dominado por progres que, lejos de pretender que la Coalición Cívica sirva a la República, descaradamente intentan subvertir la misma dando satisfacción a minorías hiperactivas -que en algunos casos ellos mismos integran-, reduciendo el partido a una suerte de colocaciones en empleos políticos, de esos que el PRO está dispuesto a conceder a cambio de inflar globos amarillos desde la corrección política y la obediencia debida.

Ideología de gènero y un país sin servicios de Inteligencia...
¿a quién le sirve un país desnacionalizado?

El malestar estalló, otra vez, en los grupos de Whatsapp del partido, que a falta de vida institucional y auténtica democracia interna, canaliza el descontento de los afiliados. 

La velocidad de las comunicaciones trasciende lo que se dice en privado, y así hasta señoras amigas de Carrió, muy cercanas en otras circunstancias, se han sentido molestas por conocer que para esa dirigencia progre, los disidentes son "cuatro de copas". 

Entonces la indignación se transformó en razones, y alguien definió el significado de ser un 4 de copas en la Coalición Cívica. La avalancha de reenvíos todavía no se detiene, tanto que seguramente no serán sorpresa para muchos lectores los señalamientos allí expresados y que, por ser una reivindicación de la militancia cívica, transcribo a continuación: 

SER 4 DE COPAS es:

• no ser escuchado a pesar de su trabajo por el partido.
• quien mantiene los principios, a pesar de ser políticamente incorrecto.
• a quien le satisface los pequeños logros de su microluchas cotidianas.
• quien asume los costos de denunciar actos de corrupción sean estos propios o ajenos.
• aquel en el que prima lo humanista por sobre lo partidocrático
• quien no usa a los pobres, sosteniendo gran parte de las veces el espacio territorial donde milita, aportando generalmente de su bolsillo, cuando la realidad y el escaso apoyo municipal no posibilitan a corto plazo palear el hambre y la desnutrición; a pesar de que su fin último es la emancipación de los pobladores de barrios periféricos con quienes colaboramos en la conformación de diferentes emprendimientos productivos.
• quien ve desde la vidriera como otros deciden por él en su distrito, molestándole dicho accionar.
• quien comparte los principios del espacio y se moviliza ante su menor corrimiento.
• quien considera que sin espacios de poder es imposible el cambio cultural.

Y por sobre es quien con su lomo, sostiene el humanismo a pesar de que esto implique compartir menos tiempo en familia, con amigos o en reuniones protocolares; Y ES QUIEN HOY SE PREGUNTA SI SIRVE ESTE MARCO DE CONSTRUCCIÓN U OTRA FORMA DE HACER POLÍTICA.

El día en que:

• imponga mi pensamiento
• decida por otros 
• use la violencia como medio de expresión 
• haga de la política un medio de vida 

Ese será el momento de dejar este espacio e ingresar al peronismo sea por la ventana, por algún dedo benefactor, o por ser políticamente correcto aunque esto sea de “mentiritas”.

Tan poca vida institucional tiene la política argentina que todas las definiciones electorales dependen pura y exclusivamente de decisiones personales. No hay partidos políticos donde los afiliados tengan voz, mucho menos el poder del voto en elecciones internas, para decidir el rumbo del propio partido. Y en ese contexto se da esta situación dentro de la Coalición Cívica.

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López



martes, 21 de mayo de 2019

¿MÉDICO O SICARIO? (En defensa del Dr. Leandro Rodríguez Lastra)




EN DEFENSA DEL DR. RODRÍGUEZ LASTRA

Por el Dr. Arnaldo Bresciani*


Es comprensible que cursar un embarazo no deseado es una situación difícil cuando la misma es producto de la violación, condiciones de abandono, marginalidad, pobreza, falta de formación o por defender proyectos personales.

Jamás la solución para esta condición puede ser una ley que implique matar a otro.

El espíritu del legislador en la creación de una norma, debe de respetar: el limite constitucional que lo impide, como también la Convención Americana sobre derechos Humanos, conocida como Pacto de  San José de Costa Rica en su articulo cuatro, que trata el “Derecho a la Vida” y dice: 

“1.- Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho está protegido por ley y, en general, a partir del momento de la concepción”. 

La ley 23.849 que aprueba la convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea de las Naciones Unidas. En el artículo sexto de la Convención ratifica: “Los Estados partes, reconocen que todo niño tiene derecho intrínseco a la vida”.

El Congreso Nacional de ésta manera carece de toda aptitud para aprobar una ley que legalice el aborto y permita el homicidio del más indefenso de todos, el niño por nacer.

Es impensable que de esa normativa resulte que deban practicarse maniobras que causen la destrucción del otro.

Se acusa al Dr. Leandro Rodriguez Lastra de incumplimiento de funcionario público, denuncia hecha por una diputada, quien consideró que es obligación interrumpir la gestación  (quinto mes de embarazo, ver foto), porque implicaba un riesgo para la madre. Aclaro que en urgencia siempre existe un riesgo en la actuación médica, y el accionar facultativo fue el adecuado porque hoy en día luego de dos años del suceso gozan de muy buena salud.

Pregunto: ¿o es que quieren convertir al médico en un sicario? 

Un estado inclusivo democrático debe de mediar ante esta situación social, con masivas campañas de prevención, acompañamiento familiar, profesional, educación, pero de ninguna manera poniendo fin a una vida, como solución LEGAL, SEGURA Y GRATUITA.

Si debe haber inclusión no se puede excluir una vida, (sentido común).

En la mayoría de las mujeres, el aborto provocado, genera por sí múltiples riesgos y marcados daños psicológicos, conscientes e inconscientes, que por condición humana le genera un sentimiento de culpa difícil de superar. (Léase síndrome post-aborto).

Una reflexión final: la controversia del tema aborto existe, porque hay personas que las promueven. Si los padres de los promotores hubieran pensado igual que ellos hoy día no habría discusión.


* El Dr. Arnaldo Bresciani es médico y abogado.




domingo, 19 de mayo de 2019

La historia dice: "FERNÁNDEZ MATA FERNÁNDEZ"


Otro bolche, que agravia a nuestros soldados manifestando su
admiración por el comandante enemigo que dirigió hordas de
terroristas contra la República Argentina. 


Suele enseñar el pasado que ciertas cosas ocurren de determinada manera. Desde luego, por su propio sentido evolutivo, las enseñanzas de la historia no son infalibles para interpretar el presente y proyectar el futuro, pero sí son indispensables para intentarlo. 

En el escenario político argentino comienzan a definirse las fórmulas presidenciales que competirán en los comicios de este año. Y el anuncio del binomio Alberto Fernández / Cristina Fernández como mascarón de proa de la restauración del régimen kirchnerista, habilita varias consideraciones. 

Este "enroque de dama" que, aquí y ahora, los acólitos de una "Cristina eterna" buscan presentar como un gesto magnánimo de humildad, pero fuera de ellos es considerado un mero artilugio electoral o, incluso, una maniobra para garantizar la impunidad de la década infame, plantea también la posibilidad de una novedad histórica. 

Hasta ahora, nunca un Presidente fue luego Vicepresidente. Por supuesto sí se ha dado el caso inverso, no sólo por la lógica del orden en la sucesión constitucional, sino por la lógica de la carrera al poder que culmina en la Presidencia. 

Así, por la vía de contingencias sucesorias fueron presidentes Carlos Pellegrini (por renuncia de Juárez Célman), José Evaristo Uriburu (por renuncia de Luis Sáenz Peña), José Figueroa Alcorta (por muerte de Manuel Quintana),  Victorino de la Plaza (por muerte de Roque Sáenz Peña), Ramón Castillo (por renuncia de Roberto Ortíz) e Isabel Martínez (por muerte de Juan Perón). Mientras que por la vía del ascenso político solamente Juan Perón y Eduardo Duhalde, uno a través de comicios y el otro como respuesta institucional a un estado de crisis, llegaron a desempeñar la Presidencia por razones ajenas a un ejercicio anterior de la Vicepresidencia. 

La dinámica política de una sociedad con marcada tendencia al caudillismo fortaleciendo el presidencialismo, contribuye a explicar que ningún presidente haya vuelto a estar en la línea de sucesión presidencial como Vicepresidente, aunque sí han ocupado otros cargos, tal como hoy se puede apreciar en el otrora Honorable Senado de la Nación Argentina devenido deshonroso aguantadero de ex presidentes con procesos judiciales y sentencias penales a cuesta. 

Luego, también nos dice la historia que ningún Presidente pudo dominar a quien eligió como delfín para sucederlo. Una explicación a ese fenómeno es el sonido que hacen la botas de los granaderos cuando chocan tacos. Ocurre que, sin importar quién lo puso ahí, todo Presidente que llega a la Casa Rosada percibe de inmediato que es por él, y sólo por él, que suenan los tacos de los granaderos. El sentido del mando está tan marcado en la investidura presidencial que prácticamente es un blindaje que libera al presidente en ejercicio de la sombra de cualquier antecesor. Si repasamos los presidentes que no han podido sostener su influencia sobre el delfín por ellos elegido, vemos que no pudo Roca subordinar a Juárez Celman, ni Yrigoyen a Alvear, ni Duhalde a Kirchner, y ni siquiera pudo hacerlo completamente Kirchner con Fernández; pese a que cuando la presidente en ejercicio iba a su cama se encontraba con el ex presidente, algo que -podemos suponer- no había ocurrido antes en la historia de los presidentes argentinos...

Más aún, en otras circunstancias tampoco pudo Perón condicionar a Frondizi, llegado a la Presidencia con el voto peronista, e incluso un personaje funesto y pusilánime como Cámpora, sin ningún elemento para creerse de verdad "el Presidente", tuvo amagues de serlo e hizo en los dos meses de su paso por la Presidencia un festival de lo desagradable a juicio de su titiritero. 

No menos significativo, a ojos de la historia, resulta saber muy comunes las malas relaciones entre Presidente y Vice. Y el último de esos episodios, curiosa y para nada casualmente, ocurrió durante la Presidencia de Cristina Fernández renegando públicamente de su Vicepresidente Julio Cobos por aquel, histórico, “Mi voto no es positivo”. (Para ahondar sobre las relaciones entre presidente y vicepresidente a lo largo de la historia argentna, léase: BREVE ANECDOTARIO DE PRESIDENTES Y VICES)

Y finalmente, registra la historia una particularidad de los presidentes peronistas: Todo presidente peronista se diferencia pronto de su antecesor peronista. Ello es así empezando por el propio Juan Domingo Perón, quien fue derrocado como un tirano autocrático por la Revolución Libertadora en 1955 (la única verdadera revolución ocurrida en Argentina durante el Siglo XX) y volvió a la Presidencia en 1973 como un "león herbívoro", acaso (hermosa palabra la palabra "acaso") un presidente sabio, desde el abrazo con Balbín y modificando las "verdades peronistas". A la muerte de Perón, Isábel Martínez fue, a pesar de sus intenciones, algo distinto a lo que pretendía su marido. Luego Carlos Ménem, al suceder a Alfonsín, le dio al peronismo una nueva impronta, con la que comenzó la serie de peronismos que conservaban el "ismo" pero cambiando de apellido. El menemismo, fue así un peronismo del que se diferenció el duhaldismo, y del que a su vez se diferenció el kirchnerismo. Sin importar en ello que los nombres en el elenco se repitieran mostrando, como dijo irónicamente algún observador, la abundancia de quienes no son traidores sino hombres de lealtades sucesivas, fieles al pragmático precepto por el cual el peronista de verdad, auténtico, siempre está presto a correr rápidamente en auxilio del vencedor...

Y aún así, soy de los que creen que el país necesita de un peronismo en la línea del último Perón, aquel que quería la institucionalización del movimiento peronista para servir a la República. 


Debo aclarar en este punto que, a mi criterio, los kirchneristas son comunistas infiltrados en el peronismo. Pero igual vale la lógica del peronismo para proyectar lo que puede resultar de la fórmula Fernández / Fernández en el caso de obtener la Presidencia. 

Los dos Fernández en cuestión, Alberto y Cristina, comparten además del apellido un grado de hipocresía que no es exagerado calificar de patológico. Y ahí están los archivos con sus declaraciones para fundamentar esa afirmación. No hay nada sincero en el armado kirchnerista, ni Alberto es el moderado que finge ser, ni Cristina ha recapacitado sobre su soberbia. Vale pues la fábula del escorpión y la rana. Eso, no puede salir bien en términos de lo mejor para la República Argentina. 

Lo que nos está diciendo la historia es que "Fernández mata Fernández". En alguna cualquiera de sus variantes y en cualquiera de sus sentidos.

La historia no se escribe en vano.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López

martes, 14 de mayo de 2019

ALGUNOS "PEROS" DE LA CASTA POLÍTICA CONTRA LA CONSTITUCIÓN NACIONAL.


A pesar de ser un ex SIDE, y tal vez por eso mismo, no soy afecto a las teorías conspirativas. En general,  nuestra realidad tiene explicaciones simples y a la vista de todos. La principal es que un país que no cumple con su Constitución no es serio, y cuanto menos la cumple más se parece a un mamarracho.

En ese sentido la casta política argentina cuenta con la ventaja del estafador: la complicidad del estafado que espera soluciones cómodas. En materia de ciudadanía no hay lugar para la comodidad, porque todo el asunto se reduce a alcanzar y defender el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional que está basado en la Libertad, esa conquista frágil que se pierde tan pronto como se deja de luchar por ella. 

Desde que Vicente López escribió el Oíd Mortales, el surgimiento y destino de la Argentina quedó ligado a la Libertad. Fue pensando el país del Himno de los libres que en 1853 nos dictamos una Constitución y logramos levantar, con la gloriosa generación del 80, al fin esa nueva gloriosa Nación. La historia nos demuestra al día de hoy, tras casi un siglo de decadencia, que cuando no se vive como se piensa se corre el riesgo de terminar pensando como se vive. 




Para remarcar ese peligro y salir de la inercia que lleva al desastre, me propongo ofrecer en este artículo un muestrario de materias en las que el incumplimiento constitucional es fruto puro y exclusivo de la voluntad incumplidora de la casta política. La misma casta política que, en lugar de asumir su responsabilidad por no cumplir la Constitución, pretende una nueva reforma con deseos que van de lo parcial a lo total, del progresismo hipócrita al totalitarismo descarado, del más de lo mismo al todo por el todo. 

Digo muestrario porque no es un listado taxativo, para desgracia de todos nosotros la enumeración total de los incumplimientos sería de una desmesura estrambótica...

Empero, confío sirva esta pequeña muestra para demostrar que la solución a los problemas argentinos es la ley de los argentinos, nuestra soberanía, la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional. Ser el país que pensamos ser.


Ya con el primer precepto constitucional comienzan los "peros" de la casta política: 

Artículo 1º.- "La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa..."

Pero, la representatividad de la dirigencia política se encuentra viciada desde su base por la falta de vida institucional en los partidos políticos, donde los afiliados no tienen ni voz ni voto. Tanto es así, que todo el sistema electoral prescinde de la ética republicana, por lo que la representatividad política es ficticia. Vamos a las PASO, obligados por ley, para fingir un vínculo inexistente entre supuestos representantes y representados. Dilapidando en ello muchísimo tiempo y dinero.

Es que las PASO no son un logro de la democracia, sino la parodia de una ilusión devenida en frustración. Esta puesta en escena democrática sólo sirve a las camarillas políticas con sellos de goma que desaniman la participación ciudadana. Pero esa voluntad de casta, de club cerrado que hace a la perpetuación de una misma dirigencia, no sólo en personajes sino en métodos y cultura, no libra de culpa al ciudadano que ante los obstáculos se retrae de la política: un pueblo de conciencia débil y voluntad conformista, resignado, se merece la representación de esa dirigencia execrable que privilegia su propia conveniencia.




Artículo 2º.- "El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano".

Pero, la dirigencia política busca instalar al progresismo como nueva religión oficial y el gobierno de turno negocia para que la Iglesia católica renuncie al aporte económico del Estado. Hay un mandato específico de los constituyentes, que obedece a razones históricas, de participación de la Iglesia Católica en la formación de la Argentina como Estado independiente y como identidad nacional. No se trata entonces de una facultad que pueda ejercer a su antojo el gobierno, ni de una ayuda que pueda rechazar la Iglesia Católica. 

Por lo demás, acorde a la decadencia en la que se sumergió la Argentina se ha impuesto que el verbo "sostener" en el artículo citado refiere exclusivamente a la contribución económica del Estado. Sin embargo, tal como en su "Análisis pedagógico de la Constitución Nacional", un libro tan básico como imprescindible, sostiene el Dr. Miguel Angel Ekmekdjian: "Dicho verbo tiene contenido más profundo. Expresa el reconocimiento de que la católica es la religión que profesa la mayoría del pueblo argentino, y al mismo tiempo declara la vinculación moral existente entre la Nación y la Iglesia Católica".


Artículo 16.- "La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad..." 

Pero, en la AFIP los cargos se heredan... Porque a través del Convenio Colectivo de Trabajo se establece un mecanismo de ingreso, que es propiamente un privilegio de casta, totalmente contrario a los mandatos y el espíritu de la Constitución Nacional. Más aún, contrario al más elemental sentido común respecto de la eficiencia institucional. 


Así, con esta cláusula que a todas luces la Constitución Nacional aborrece, se obliga a la ciudadanía toda y a los contribuyentes en particular, a cargar sobre sus enflaquecidos hombros la conversión de un organismo público a fuero de sangre, que garantiza empleo ya no de por vida a una persona sino por varias generaciones a su linaje; otra más de las razones que desquician al Estado. 


Artículo 16.- "... La igualdad es la base del impuesto..."

Pero, los jueces, justamente aquellos que deben velar por el cumplimiento de la Constitución Nacional, se han puesto históricamente al margen del mandato constitucional eludiendo pagar el impuesto a las ganancias e interpretando para ello a la Constitución en beneficio propio. Y si bien es cierto que los nuevos jueces comienzan a pagar, lo hacen manteniendo fuera de alcance fiscal algunos ítems de sus háberes.

No hay descripción de la foto disponible.

En este y otros puntos, es preciso señalar que ningún país con mayoría de jueces probos y eficientes alcanza el grado de daño institucional y degradación cultural que exhibe la Argentina. 


Artículo 17.- "La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley..."

Pero, la presión tributaria tiene niveles de exacción con impuestos múltiples y elevados, al punto que el 43% de lo que se paga en alimentos es carga impositiva, algo que además de confiscatorio atenta contra el sentido de igualdad ccomo base impositiva del antes referido Artículo 16, que no es la irracional igualdad matemática sino igualdad en relación a equivalencia de circunstancias.





La voracidad insaciable de la casta política, empeñada en mantener un Estado fofo y bobo para cuidar de sus privilegios, hace que la carga impositiva en 2019 resulte la más alta en 60 años, sin que pueda la ciudadanía ponerle freno. 


Artículo 18.- "Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso..."

Pero, los agentes del Estado Argentino que en defensa de nuestro estilo de vida combatieron y vencieron al terrorismo castrista, son juzgados y condenados por supuestos delitos de lesa humanidad en franca violación a la irretroactividad de la ley penal. Y ello, mediante parodias de juicios en los que no se les reconocen las garantías del debido proceso.



Artículo 19.- "...Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe".

Pero, el excesivo reglamentarismo y un deformado rigorismo formal acompañan a una burocracia estatal sobredimensionada, en la que los funcionarios suelen tomarse atribuciones que no les corresponden. Por ejemplo, interpretar que si para cumplimentar algún trámite la ley otorga al administrado la facultad de optar por una entre varias opciones le corresponde al funcionario y no al administrado definir esa opción.  

Esa misma cultura burocrática es la que determina un exagerado número de leyes en franca oposición al Artículo 28 de la Constitución Nacional, que reza: "Los principios, garantías y derechos reconocidos en los anteriores artículos, no podrán ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio".


Artículo 86.- "El Defensor del Pueblo es un órgano independiente instituido en el ámbito del Congreso de la Nación..."

Pero, hace 10 años que se encuentra en acefalía! 10 años. La acefalía de la Defensoría del Pueblo de la Nación le impide a ese órgano iniciar nuevas presentaciones ante la Justicia, por ser constitucionalmente el Defensor del Pueblo quien tiene la exclusiva legitimación procesal para hacerlo.

Fue una de las reformas incorporadas al texto constitucional en 1994 por el Pacto de Olivos, y la mejor evidencia del nulo interés de la casta política por alcanzar y defender el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional. Observemos que ni siquiera son capaces de hacer funcionar lo que ellos mismos introdujeron ¿se quiere una explicación mejor de por qué no debe permitirse que vuelvan a convocar otra Asamblea Constituyente?


Se conoce como "Pacto de Olivos" al espurio toma y daca acordado entre Carlos Ménem y Raúl Alfonsín que derivó en la Reforma Constitucional de 1994. El riojano se sentía dueño del poder y quería la reelección, al bonaerense en cambio el poder se le había escurrido anticipadamente entre los dedos y lo extrañaba. Lo extrañaba horrores, aunque fingiera lo contrario. 

La dirigencia política, cual borracho prometiendo abstinencia, vendió la Constituyente a la ciudadanía como una modernización que aseguraría el cumplimiento de la Constitución Nacional, una especie de "ahora sí". Largo y ocioso al efecto de este artículo sería enumerar las reformas con sus consecuencias negativas. Digamos, simplemente, que la Constitución se empeoró. Pero aún así es nuestra Constitución Nacional y hay que cumplirla. El problema es que las promesas de los borrachos sobre enmendar su conducta rara vez se cumplen, el tiempo las mata. 

Ahora bien, tener un órgano constitucional inutilizado durante 10 años es de una gravedad institucional enorme, pero que ello no genere ni un murmullo escandalizado refleja algo todavía más preocupante: la ignorancia de los que deberían ejercer la ciudadanía.


Artículo 99.-"El Presidente de la Nación tiene las siguientes atribuciones: ... 3. Participa de la formación de las leyes con arreglo a la Constitución, las promulga y hace publicar. El Poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo. Solamente cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios previstos por esta Constitución para la sanción de las leyes, y no se trate de normas que regulen materia penal, tributaria, electoral o de régimen de los partidos políticos, podrá dictar decretos por razones de necesidad y urgencia..."

Pero, es de público y notorio que los presidentes recurren a la vía del DNU sin acreditar las circunstancias que permiten la excepción, contando con la complacencia de jueces y legisladores. 

Sobre el particular se ahonda a continuación.


Artículo 100.- "... y los demás ministros secretarios cuyo número y competencia será establecida por una ley especial".

Pero, existe una suerte de acuerdo tácito de la casta política para dejar la cantidad de ministros y competencia de los mismos librada al arbitrio del Presidente. Así fue que por un inconstitucional DNU, sin necesidad ni urgencia, Cristina Fernández creó un Ministerio de Cultura, y que Mauricio Macri amplió primero y achicó después el numero de ministerios. Los jueces miran para otro lado si algún ciudadano cuestiona la constitucionalidad de decretos de esa índole. 

La Constitución Nacional, de acuerdo a sus principios republicanos, es muy clara a través de la fijación de Atribuciones del Poder Ejecutivo, cuando en el Art. 99 Inc. 3 limita la actuación del Presidente de la Nación en materia de formación de leyes estableciendo que “El Poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo”. Seguidamente, con evidentes prevenciones y a regañadientes, los constituyentes concedieron, desconfiadamente, que “solamente cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios previstos por esta Constitución para la sanción de las leyes, y no se trate de normas que regulen materia penal, tributaria, electoral o el régimen de partidos políticos, podrá dictar decretos por razones de necesidad y urgencia, los que serán decididos en acuerdo general de ministros que deberán refrendarlos, conjuntamente con el jefe de gabinete de ministros”. El carácter restricto de la excepción no es debidamente vigilado por el Poder Legislativo ni el Judicial. 

Se asume erróneamente que el número de ministros es cuestión que debe decidir el Presidente, pese a ser notorio que obligando a la Ley de Ministerios, considerada especial por mandato expreso de la propia Constitución Nacional establecido en el Artículo 100, subrayaron los constituyentes que no han querido dejar librado al arbitrio del Presidente de la Nación la decisión sobre el número y competencia de los ministros del Poder Ejecutivo. Y es sano que no decida una sola persona el tamaño del Estado.

Como veremos en la siguiente muestra, la casta política acentúa de facto el ya de por sí fuerte presidencialismo del sistema, o sea: lo hace más caudillista y menos republicano.  


Artículo 101.- "El jefe de gabinete de ministros... Puede... ser removido por el voto de la mayoría absoluta de los miembros de cada una de las Cámaras".

Pero, consecuencia de lo anterior, la casta política interpreta el rol del Jefe de Gabinete como resorte exclusivo del Presidente de la Nación. Si bien el sistema resulta presidencialista, la introducción en la reforma constitucional de 1994 de esta figura tiene su inspiración en el parlamentarismo, y está pensado como un elemento de negociación entre oficialismo y oposición. Aún así, no se ha dado el caso, por ejemplo, que los partidos de la oposición formen "gabinetes en la sombra" como modo de contribuir a fortalecer la gobernabilidad imponiendo, llegado el caso, un Jefe de Gabinete al Presidente. Aquí el incumplimiento es menos evidente o más sofisticado que en otros casos citados, pero indica la poca comprensión conceptual de la institucionalidad trazada por la misma casta política, que conserva sus mañas a pesar de lo que ella misma introdujo en la Constitución. 


Este breve muestrario basta para entender que no hay mérito, oportunidad ni conveniencia de ir con la casta política a cualquier intento de reforma. Lo que nos cabe como ciudadanos, y si es que realmente queremos serlo, es exigir que se cumpla a rajatabla, nos gusten o no sus contenidos, para hacer de la Argentina el país serio y honorable pensado por los constituyentes de 1853.

El país al que los libres del mundo respondan ¡Salud!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Estado Libre Asociado de Vicente López.



¿Qué es la Derecha?

¿Qué es la Derecha?
La Derecha, soy yo.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat