jueves, 17 de mayo de 2018

17 DE MAYO DIA DE LA ARMADA ARGENTINA

  
por Juan Carlos Neves
Contralmirante Retirado
Veterano de Guerra de Malvinas


Hoy, 17 de Mayo, día de la Armada, los marinos de todas las generaciones conmemoramos el triunfo del Almirante Brown que, en 1814, obtuvo la resonante victoria naval de Montevideo,  determinante para la emancipación nacional. 

Con pena comprobamos, año tras año, la poca repercusión mediática de tan fausta celebración y la indiferencia de las autoridades nacionales.  Sabemos del afecto de la ciudadanía. Lo sentimos cada vez que nuestros buques salen de sus bases para amarrar en cualquier puerto argentino. Pero también sabemos que  una pléyade de periodistas ideologizados solo hacen referencia a la Armada, y a las Fuerzas Armadas en general, cuando encuentran un resquicio para atacarlas  y desprestigiarlas y que una gran banda de  políticos pseudo progresistas se suman alegremente a esa nefasta actitud. 

Resultado de imagen para fragata libertad

Mucho se ha hablado, por ejemplo, de las fallas  y los errores que condujeron a la pérdida del Submarino ARA San Juan, pero aun nuestro gobierno no ha realizado un digno homenaje a los 44 tripulantes que perdieron sus vidas sirviendo a la patria en el mar. Pasaron ya más de 6 meses. Legalmente pueden ser declarados fallecidos. Todos sabemos que descansan en el fondo del mar. Marinas de todo el mundo les han rendido sentido homenaje.  ¿Dónde están las banderas a media asta, los discursos sentidos, la exaltación de su sacrificio, la honra  que merecen recibir en su fría tumba marítima mientras sus almas descansan en brazos del Señor?  ¿Son más importantes los desvelos por la sanción de una adolescente que va sin ropa interior al colegio o la lesión de un jugador de futbol que la odisea de los 44 marinos que se hundieron con su nave en medio del mar argentino, ofreciendo nada menos que el sacrificio de sus vidas mientras patrullaban cuidando la soberanía nacional? 

Los marinos de todas las generaciones sabemos de la ingratitud. Estuvimos defendiendo a la patria en el Beagle, participamos de la lucha contra la subversión que quiso hacer de la Argentina un satélite soviético y una sucursal cubana, entregamos 375 vidas  y varios buques y aeronaves luchando en Malvinas  y estuvimos, estamos y estaremos presentes cada vez que la patria requiera de nosotros.

Así será siempre porque somos herederos de la historia del Almirante Brown y nos forjamos en la pureza del mar bravío e indomable.

No pedimos dádivas ni felicitaciones. Apenas el respeto que la memoria de nuestros  muertos y la dignidad de nuestras conductas se merecen.   En el día de la Armada ¡Viva la patria!

martes, 8 de mayo de 2018

HAY QUE MATAR A TATO BORES



Creo recordar que la primera vez que reí a causa de Tato Bores fue en su regreso a la televisión de 1978. Antes de eso era un nombre que sonaba de tanto en tanto en boca de mis padres, como cita en alguna reunión familiar y cuando la discusión sobre cuestiones políticas se alivianaba ironía mediante. 

Ese programa en particular se hizo luego pregunta obligada en patio del colegio: "¿Viste a Tato?". Séptimo grado, un par de años antes nos divertía imitar la voz del locutor que anunciaba los comunicados de la Junta Militar instaurada con el golpe de Estado de 1976: "Comunicado Nº 1...". Pero aquello duró muy poco, en cambio Tato nos despertaba una fascinación extraordinaria, era más. Sabíamos que era más. De algún modo intuíamos que en su humor había cosas que se nos escapaban por edad, y que sería una suerte de misterio que iríamos develando en el futuro.



Tato se hizo así una referencia magnética, crecimos con él explicándonos en solfa la realidad política del país. El tipo en frac, gordito, con peluca, antejos y un habano, que desde su teléfono con forma de Pantera Rosa podía jugarse un diálogo con el Presidente Videla y mofarse, con altura, de la sucesión presidencial en tiempos de dictadura. El mismo Tato capaz de bailar en patines la música de Village People y llevar a su programa a Raúl Alfonsín y Carlos Ménem, los dos primeros presidentes del intento democrático.

Tato Bores, un genio parecido pero distinto a Groucho Marx; porque Groucho inventaba el disparate, Tato lo explica...

Se dice que Tato Bores murió en 1996. Pero no es del todo cierto. Durante un tiempo creímos que era una bendición poder seguir riendo con sus sketchs y monólogos a pesar de su partida física. Los de mi generación, una generación de arena, consideramos que ya éramos adultos y sus humoradas no guardaban secretos para nosotros. ¡Qué ilusos! 

Todavía quedaba un misterio por resolver. Debajo de esa peluca y atrás de los anteojos la mirada de Tato Bores es la mirada maldita de alguien que, sin importar cuántas palabras module su boca, hace una sola y horrible pregunta: ¿De qué te seguís riendo? 

Entonces un día lo entendés, sabés que todo está girando igual desde que lo viste por primera vez y que el destinatario de sus palabras nunca fue alguien de un tiempo sino los prisioneros de esta calesita infernal que hemos dado en llamar Argentina.

Ayer escuché a un joven reír frente a un monólogo de Tato Bores, y sentí en sus risas un miedo que nunca antes conocí. Tato Bores va a seguir ahí, guiando una generación tras otra de argentinos a la risa de un destino previsible y de constante frustración. Una y otra vez. Interminablemente. El día de la marmota en un país de marmotas.

Pero no es culpa de Tato, no. Es culpa nuestra que no sabemos matarlo. Porque Tato, igual que el Coronel Kurtz se sabe maldito y espera que lo matemos, que lo liberemos y al mismo tiempo nos liberemos.

Hay que frenar la calesita y empezar a ser un país serio.

Hay que matar a Tato Bores.





Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
Premio Nobel de Literatura 2018
(Autoproclamado por decisión unánime)







sábado, 5 de mayo de 2018

LOS COMUNISTAS EN LA CENSURA DE "SERÁ VENGANZA!!"






El 4 de Mayo de 2018, Día Mundial de la Libertad de Prensa, un bochornoso acto de censura tuvo lugar en la 44º edición de la Feria del Libro de Buenos Aires al levantarse la proyección del documental "Será Venganza!!", reafirmando con ello lo lejos que estamos los argentinos de alcanzar el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional.

A pesar que al Artículo 14 del texto constitucional declara que todos los habitantes de la Nación gozan del derecho de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa, el documental dirigido por Andrés Paternostro fue censurado por obra de comunistas.

El camino hacia la censura de "Será Venganza!!" comenzó con Guido Indij, coautor y editor de "Che, la estrella de un revolucionario", libro de adoctrinamiento comunista destinado a menores de 12 años que en 2011, pleno régimen kirchnerista y auge del proyecto totalitario, fue incorporado por el Ministerio de Educación a las bibliotecas escolares.


Este apologista del criminal Ernesto Guevara y la dictadura castrista, fue el encargado de solicitar la censura al Consejo de la Fundación El Libro; el día anterior al previsto para la proyección del documental, portando la siguiente carta de contenido risible y firmada por entidades absolutamente identificadas con la dictadura castrista:

A las autoridades de la Fundación el Libro:
Nos dirigimos a ustedes con preocupación, ya que hemos advertido en la programación de la feria un acto muy llamativo, que tememos que lesione los valores éticos y democráticos que sin duda guían a vuestra institución. Se trata de la proyección del documental Será venganza!!, previsto para el día 3 de mayo en la sala Borges. Ya desde su título, es evidente el objetivo de la película de cuestionar y poner en duda la acción de la justicia en los casos vinculados al genocidio vivido en la Argentina durante la dictadura militar iniciada en marzo de 1976. Alertadas por este título tendencioso hemos visto el trailer de la película mencionada, donde, además de caer en todo tipo de falacias y mentiras, se menciona a los genocidas juzgados, condenados y presos por crímenes de lesa humanidad probados, como “presos políticos”. Consideramos que este film es un claro intento de confundir a los visitantes de la Feria del Libro, institución que, además de ser un faro de la cultura argentina, es una caja de resonancia de los valores plurales y democráticos de nuestro país. No pedimos la censura de la película –estamos en contra de la censura y a favor de la libertad de expresión- solo alertamos a la Fundación el libro para que no se use vuestro espacio para difundir ideas antidemocráticas utilizando un espacio identificado con la defensa de la democracia.
Los Organismos de Derechos Humanos apoyamos el pronunciamiento de los editores y repudiamos la proyección del “documental Será Venganza” en la actividad programada para el jueves 3 de mayo a las 20 hs en la Sala Jorge Luis Borges de la Feria del Libro.
Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora
Asamblea Permanente por los Derechos Humanos
Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas
Asociación  Buena Memoria
Liga Argentina por los Derechos Humanos
Familiares y Amigos de los 12 de la Santa Cruz
Comisión por la Memoria Zona Norte
Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Matanza
Fundación Memoria Histórica y Social Argentina

La cínica carta es una patética pero fehaciente prueba del modo en que los comunistas se arrogan el derecho de tutelar el pensamiento de los demás, afirmando que sin los márgenes de su guía y protección se pueden ver "confundidos" adultos interesados por una muestra cultural. Sin ingenuidad hablan de pluralidad pero afirman la necesidad de sostener la uniformidad de pensamiento y al mejor estilo Orwell: diciendo desde el doblepensar que un acto de censura no debe ser entendido como un acto de censura. Y para terminar de vaciar al lenguaje de contenido llaman antidemocrático a todo lo que se les opone, desconociendo las libertades democráticas amparadas por la Constitución de la Nación Argentina. Nada es más absurdo que la palabra "democracia" en poder de los comunistas.

Por unanimidad las autoridades de la Fundación El Libro hicieron lugar a la moción de censura, lo cual no es de extrañar si se tiene en cuenta que en su Consejo de Administración oficia de secretario al kirchnerista Aurelio Narvaja; integrante de Carta Abierta y dueño de la Editorial Colihue beneficiada por millonarias compras del Estado durante el kirchnerismo, incluyendo material con contenido inapropiado para ser destinado a escuelas.

Orestes Pérez recibiendo a Aurelio Narvaja en la Embajada de Cuba.

En 2011 Aurelio Narvaja encabezó el planteo totalitario de Carta Abierta para impedir que Alvaro Vargas Llosa abriera la Feria del Libro por considerarlo "autoritario y liberal". Esa desfachatez, de objetar abiertamente la presencia de Vargas Llosa, estaba cimentada en el contexto de adoctrinamiento y control social, desplegado por el régimen kirchnerista, a través del uso faccioso y propagandístico de los recursos del Estado. Ese despliegue había logrado instalar una fuerte autocensura en la sociedad argentina, ya que se habían instalado como verdades falsedades que no se podían discutir sin recibir un violento reproche; empezando por la grosera mentira de los 30.000 desaparecidos.

El antecedente puntual de Narvaja queriendo censurar a Vargas Llosa confirma la intención de implantar en la Argentina la misma censura que existe en los países sometidos a dictaduras comunistas. Lo cual se refuerza por la evidente cercanía de Aurelio Narvaja a la Embajada de Cuba en Buenos Aires, que es el punto desde el que se dirige toda la actividad de los comunistas en Argentina. Ya no se resfrían cuando nieva en Moscú, ahora basta una brisa en El Malecón.

El embador de la tiranía, Orestes Pérez, al medio de un cartel con firmas de
entidades argentinas subordinadas a los mandatos de la dictadura castrista:
ATE y CTA entre otras.

Este blog hizo público (ver "El horror está aquí") y a comienzos de 2018 la agrupación de abogados Bloque Constitucional denunció ante Cancillería la constante intromisión de la embajada de Cuba en asuntos internos de la Argentina, lo que incluye el adoctrinamiento de niños en el mismo sentido del libro de Indij y con participación personal del embajador de la tiranía Orestes Pérez.

La censura que se vio en la Feria del Libro contra "Será Venganza!!" es otro indicador más del esfuerzo de la dictadura castrista por dominar culturalmente a la Argentina. Lo que los comunistas no terminan de asimilar es que las elecciones del 2015 pusieron fin al intento K de lograr por la vía gramsciana de apariencia democrática lo que Montoneros y ERP no pudieron imponer a fuerza de terror. En homenaje a Juan Bautista Yofre, hay que decirlo: fue y es Cuba.

La dictadura cubana es un enemigo absoluto de la República Argentina que cuenta con la complicidad estúpida de los "progres" argentinos, a los que les han hecho creer que los comunistas no existen...

Así ocurre que el Ministerio de Cultura de la Nación, en lugar de dedicarse a dar la batalla cultural para superar al marxismo, no tuvo mejor idea que celebrar los  200 años del nacimiento de Karl Marx con "11 actividades imperdibles para disfrutar en Marx Nace". Al marxismo hay que matarlo, no celebrar que haya nacido. Porque alentar el marxismo conduce a comportamientos antidemocráticos que terminan haciendo de un evento cultural como la Feria del Libro un continuado de intervenciones comunistas en favor de la censura. Tanto así que el propio Ministro de Cultura no pudo hablar en la Feria del Libro porque dos comunistas le coparon el escenario y le arrebataron el  micrófono. Pero eso sí, el progre de Avelluto alcanzó a balbucear que impedir el uso de la palabra es un acto "fascista". No llega a comprender Avelluto, desde su progresismo pusilánime, la matriz ideológica de quienes lo callaron.


 La foto es por demás elocuente: el ministro Avelluto como un Botero impávido se deja avasallar por dos desubicados a los que ninguna autoridad ubicó en el momento. Entre otras razones porque es muy progre tenerle miedo al orden. Claro que sí los dos sujetos que le arrebataron el micrófono, Juan Manuel Sánchez y Santiago Carrillo, hubieran sido "fascistas" casi seguro terminaban presos; pero la defensa de la democracia es tan "progre" que evita caer sobre los comunistas.

Los comunistas existen. Operan contra la libertad de expresión y pensamiento en la República Argentina. Porque fue y es Cuba. Son los afirmacionistas de la mentira que han censurado "SERÁ VENGANZA!!" en la Feria del Libro.

Pero la jugada de censura comunista les ha salido mal, porque si bien lograron impedir la presentación en la Feria del Libro, despertaron dudas en personas que, sin esa censura, no se hubieran interesado por la situación de los presos políticos confinados por vencer al terrorismo castrista.

Aquí el video censurado:



Claro que los progres de CAMBIEMOS mirarán para otro lado, sin asumir que la promesa de terminar con el curro de los derechos humanos fue parte esencial del voto que los llevó al poder; para cortar la continuidad del régimen que nos conducía a Cuba.

Por eso vuelvo a gritarles: ¡ES LA CULTURA, IMBÉCILES!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López


jueves, 26 de abril de 2018

HEREDARÁS EL CARGO, HIJO DE LA AFIP



La Constitución Nacional no admite prerrogativas de sangre, de allí la igualdad ante la ley y la idoneidad como base del empleo.

Pero en la AFIP los cargos se heredan... Porque a través del Convenio Colectivo de Trabajo se establece un mecanismo de ingreso, que es propiamente un privilegio de casta, totalmente contrario a los mandatos y el espíritu de la Constitución Nacional. Más aún, contrario al más elemental sentido común respecto de la eficiencia institucional. 

Imagen gentileza del Dr Ricardo Mihura Estrada

Así, con esta cláusula que a todas luces aborrece la Constitución Nacional, se obliga a la ciudadanía toda y a los contribuyentes en particular, a cargar sobre sus enflaquecidos hombros la conversión de un organismo público a fuero de sangre, que garantiza empleo ya no de por vida a una persona sino por varias generaciones a su linaje; otra más de las razones que desquician al Estado. 

Sin la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional siempre seremos el mamarracho de país que somos.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López


lunes, 23 de abril de 2018

EL LABERINTO DE LA DEMOCRACIA FALLIDA



Rechazo de plano cualquier propuesta de reformar la Constitución Nacional, porque antes de proponer modificarla o cambiarla hay que proponer cumplirla. Y cumplirla. 



Imagino lo que podría salir de una Asamblea Constituyente con esta casta política que mantiene a la Argentina en la senda de la decadencia, y se me eriza la piel recordándome lo que tengo de gorila. De estos personeros de la democracia fallida no puede resultar nada bueno. Sería todavía peor que la desgraciada reforma del 94, pactada por los intereses espurios de Ménem y Alfonsín. 

Desde luego quisiera un texto constitucional depurado de esa reforma horrible y revitalizar el espíritu  de los constituyentes de 1853. Pero ¿qué sentido tendría ir a una reforma constitucional si la sociedad no demuestra interés en cumplir su Constitución? No es el texto constitucional lo que impide que Argentina sea un país serio, somos los argentinos. Es nuestra conducta social, que se ha ido despojando de sus valores y principios rectores, lo que debemos modificar. Nos quedó muy alto ser un país civilizado y somos esto que se vive todos los días: un reino absurdo de liliputienses anárquico dirigistas. 

Nuestra Constitución, vapuleada durante el régimen kirchnerista, sigue siendo entendida como una mera referencia y no como la ley suprema de la Nación Argentina. Cualquier promesa de empezar a cumplir la Constitución una vez que se reforme es fomentar otro autoengaño colectivo, no muy distinta de la promesa del borracho que dice que beberá la botella que ya está abierta pero no las otras. 

Sin cumplir esta Constitución tal como está, incluyendo esa imbecilidad de dar rango constitucional a los tratados internacionales, no será posible que se cumpla ninguna otra que total o parcialmente surja de llamar a convención constituyente. Y mucho menos cuando el llamado lo hacen los enemigos de la Libertad.



Obsérvese en la larga acefalía del Defensor del Pueblo de la Nación, en la práctica de crear ministerios por decreto o en los términos voluntaristas del debate sobre el aborto, por no abundar en más ejemplos, la demostración cabal de no existir conciencia social sobre la importancia de cumplir con la Constitución Nacional. 

Y no cumplir con la Constitución explica nuestra realidad, porque de ese envilecimiento moral deviene la democracia berreta y de viciada representatividad política con la que declina la Patria que debiera ser República y no lo es.  

El futuro que proyecta Argentina no es alentador. El país está bajo el dominio de una dirigencia política incapaz de romper la espiral descendente de su círculo vicioso. El 20 de Abril se ha inaugurado una estatua del Presidente Raúl Alfonsín, al que se pretende consagrar como "padre de la democracia". No considero justo adosar esa pesada etiqueta a la memoria de Alfonsín, porque esta democracia mal entendida y de baja intensidad que supimos conseguir es obra de todos y de nadie.  Claro que si uno considera a la democracia como cementerio de ilusiones, incompleta y fallida, podría pasar por hecha a imagen y semejanza de la Presidencia de Raúl Alfonsín.



De hecho, es curiosa la foto inaugural del  monumento. La tristeza del homenajeado contrasta con la alegría del conjunto de figuretis. Pareciera que Raúl Alfonsín se aleja cabizbajo, casi como queriéndose distanciar de toda esa gente que mira a cámara; incluyendo a Ricardito, el que falto de grandeza nunca llegará a Ricardo. Sería muy triste que nuestra democracia fuera la hermanita de Ricardito, con el mismo e insalvable ADN de mediocridad. Y al mismo tiempo sería, otra vez, un artilugio más para que pongamos en algún chivo expiatorio aquello de lo que todos debemos hacernos cargo.



Es de suponer que para completar el cuadro, el día después de la muerte del riojano se encargará la estatua de Ménem para que sigan juntos a la eternidad los dos prohombres de la casta política.

Ahí estarán el que recitaba el Preámbulo de la Constitución Nacional pero que ofreció cajas PAN porque: "con la democracia se come, se cura y se educa", y su sucesor con el que acordaron manosear la Constitución en búsqueda de reelección para uno y un bloque de senadores para el otro. En ese pacto se fundió el molde de la actual dirigencia política argentina que antepone al bien común privilegiar sus intereses de facción y personales.

La base del clientelismo político y social que el kirchnerismo llevó al paroxismo, tuvo su origen en Alfonsín y Ménem, pero el mayor logro de casta es haber excluido de la participación política al hombre común y conformarlo con placebos de participación.


El aporte de CAMBIEMOS a la casta política se hace evidente en la práctica del timbreo, que reduce la política a un momento donde el dedo providencial toca timbre en tu casa para darte la oportunidad de convidar un mate, sacarte una foto o tener una charla no más trascendente que la de hablar con la mascota del vecino... y te lo dicen. Te lo dicen sin ningún asomo de vergüenza.

Lo perverso del timbreo es que políticos que mantienen sus partidos cerrados a la participación y voto de los afiliados, vayan a tu casa para asegurarse que te quedes ahí y dejes la política en sus manos.




El factor inesperado en este panorama que presenta el escenario actual de la política argentina, podría surgir -como tantas otras veces- del peronismo y a partir de la designación de Luis Barrionuevo como interventor del Partido Justicialista, tarea en la que lo secundan Carlos Campolongo y Julio Bárbaro. Es cierto que se trata de un triunvirato de gerontes y que algunas de las ideas que representan son arcaicas, pero (siempre hay un "pero" desde que Juan José Passo tomó la palabra en los días de Mayo) parecen haber entendido el sentido de normalizar al PJ a través de algo que aborrece la casta política: la decisión de los afiliados expresada a través de elecciones internas en Abril del 2019.

Hay quienes miran con desconfianza a Luis Barrionuevo y otros que subestiman su capacidad política, sin embargo uno de los cuadros más interesantes que guarda el peronismo, Analía González, hizo una quirúrgica descripción del perfil del normalizador:  "Barrionuevo es tan cuestionable como lúcido e irreverente".

Si Luis Barrionuevo logra normalizar el PJ llamando a los afilados para que voten en internas, aún sabiendo que es abrir la caja de Pandora, el escenario político argentino cambiaría sustancialmente. La democratización del PJ le daría la posibilidad de sanear la representatividad de la dirigencia peronista, con un inevitable efecto legitimidad que sería un problema para el resto de los partidos y en especial el PRO, que nunca tuvo una interna de afiliados; cosa que, además, no contempla ni siquiera como una remota posibilidad.

Si llegara a darse jugada tan audaz, el efecto dominó de las internas peronistas podría provocar internas de afiliados en todos los partidos, es decir sanear la base de la representatividad política nacional, con lo que Luis Barrionuevo en otro giro del destino ganaría lugar como un auténtico prócer de la democracia.

Mientras tanto Argentina sigue padeciendo el peso de un "Estado ausente", que lejos de ser tal es un Estado sobredimensionado que ha sido orientado por distintos gobiernos a ocuparse de lo que no debe en perjuicio de la sociedad que lo sustenta. No es ausencia, sino ineficacia planificada. A los adoctrinados durante el régimen K y a los asustados por el "no se puede" de Cambiemos, les cuesta entender a los liberales que de Vieytes en adelante bregamos por un Estado limitado frente a la autonomía del individuo.




Los liberales seguimos desperdigados, entre otras razones porque muchos prefieren quedarse encerrados en su propios caprichos, con la comodidad que confiere ser un inmaculado observador desde alguna torre de cristal. Y lo mismo aplica para nacionalistas, conservadores y republicanos.

Tenemos que salir del laberinto de la democracia fallida. Para cambiar la realidad y acercarla a nuestro pensamiento, hay un frente en activa formación en el que somos bien recibidos y que bien puede ser otro actor inesperado por la casta política en el 2019 .

ENCENDER, Encuentro de Centro Derecha. Estamos aquí porque tenemos valores de Patria, República y Libertad, con el objetivo de alcanzar y defender el estilo de vida propiciado por la Constitución Nacional.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha

ENCENDER (Encuentro de Centro Derecha)


www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

lunes, 16 de abril de 2018

SIRIA: LA DOBLE MORAL


Por Mario Santos

Nacido y criado en Balvanera,
columnista de La Pluma de la Derecha


La tragedia para la humanidad que está teniendo lugar en Siria pone al descubierto una vez más la doble moral de cierto sector de la opinión pública y los medios. En particular, en el caso de los “moralistas” de izquierda.


Hace años que el dictador Al Assad está arrasando a su propia población a sangre y fuego para aniquilar cualquier atisbo rebelde que impulse un cambio hacia la democracia en el país. La ayuda militar, logística, y política de Vladimir Putin, le está permitiendo perpetrar una masacre. 

Occidente ha intentado evitar inmiscuirse en el conflicto para impedir un conflicto mayor. Pero eso tuvo un límite: El uso de armas químicas por parte de Al Assad contra la población civil provocó una reacción inmediata por parte de las potencias occidentales que, si de algún modo declaran defender la libertad y los derechos humanos, no pueden permanecer de brazos cruzados frente a tales acciones contra la humanidad. Estados Unidos, Gran Bretaña, y Francia, son países que lucharon codo a codo contra el nazismo, y que en conjunto con otros aliados del mundo libre occidental han defendido en numerosas oportunidades a poblaciones civiles de las garras de tiranos, genocidas, y dictadores.
  
Sin embargo, a la izquierda nada le viene bien. Si esas potencias no se involucran (para evitar una guerra con Rusia que podría desatar la tercera guerra mundial), las definen como cómplices o indiferentes que acallan frente a los horrores de la humanidad. “¿Cómo es posible que el mundo permanezca en silencio mientras mueren centenares de miles de personas en Siria?” preguntan esos moralistas, sin tomar en cuenta todas las sanciones políticas y económicas impuestas a Rusia y a Siria.

Si en cambio las naciones del mundo libre actúan en defensa de la humanidad, como lo hicieron este viernes al bombardear posiciones militares ruso-sirias e involucrarse ya de manera militar en Siria, lo primero que salen a reprochar es “¿Por qué tiene que meterse Estados Unidos en el conflicto?”, “¿Qué le incumbe a la ONU?”, “Es un problema interno de ellos. Que se arreglen solos”, o “no tienen que meterse los imperialistas”.

La contradicción es evidente y reiterada. No es la primera vez que la izquierda y el progresismo estúpido la ponen en relieve. Pero la guerra en Siria es prueba irrefutable de ese doble discurso y esa doble moral, que lo único que reflejan, es un odio infundado hacia Estados Unidos y sus aliados del mundo libre, que los lleva a criticar todas sus acciones, sin importar cuáles sean.

¿Por qué la izquierda odia tanto a Estados Unidos y sus aliados? Muy simple: Porque representan ni más ni menos que el triunfo de la libertad, de la democracia, y del capitalismo. Todos ellos, ideales enemigos de la izquierda, la cual se empeña en demostrar que esas naciones prósperas son malvadas. Afortunadamente algunas personas pensantes -como yo- siguen creyendo que Estados Unidos y sus aliados del mundo libre occidental, defienden la libertad de la humanidad.

miércoles, 11 de abril de 2018

ANDRÉS KLIPPHAN EN LA EXCLUSIVIDAD DE LA NADA


El título de la  nota de Andrés Klipphan en Infobae es una afirmación estridente: "Exclusivo: la Armada Argentina realizó inteligencia ilegal sobre el sistema de defensa británico en Malvinas".

La liviandad con que la prensa argentina suele asociar Inteligencia a ilegalidad es un indicador más de la democracia berreta, en todos los órdenes, que supimos conseguir. 

Desde el sentido común, en su elemental acepción, suena raro calificar como ilegal a actividades de la Armada Argentina que contribuyan a hacer Inteligencia sobre la potencia que usurpa por la fuerza militar territorio argentino. Y eso que anticipa el sentido común, se confirma luego desde lo jurídico evidenciando las inconsistencias de la nota. 


Asevera Klipphan (con el destacado en negrita que le pertenece) que "La Marina, por sí sola, no podría realizar este tipo de operaciones ya que lo tiene prohibido por la Ley de Inteligencia Nacional N° 25.520, ya que la Armada no pertenece al Sistema de Inteligencia Nacional. Solo lo podría realizar si la orden habría sido dada por la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar (DNIEM), que depende del Ministerio de Defensa, a cargo de Oscar Aguad".

Al menos tuvo Klipphan la prudencia de escribir en potencial "no podría", un atisbo de duda que debió haber seguido. 

Interpretar la normativa legal en materia de Inteligencia requiere tanto conocimientos jurídicos como una cabal comprensión del Sistema de Inteligencia Nacional. Ningún periodista está obligado a entender ambas cosas, pero sí a consultar fuentes especializadas. Aquí el periodista se ha limitado a hacer suyas afirmaciones de parte interesada y el resultado es un artículo inconsistente.

La marina participa del Sistema de Inteligencia Nacional a través de su servicio de Inteligencia, que por supuesto no es un compartimento estanco dentro de la Armada sino que por razones institucionales y del más estricto profesionalismo militar trabaja en forma mancomunada con el resto de los componentes de la fuerza. Esa cercanía implica una constante rutinaria que, por ser tal, obedece a planes basados en directivas generales a observarse en determinados plazos y sostenerse en el tiempo, ya que ninguna operación militar prescinde del aporte de Inteligencia Militar. Siendo esas directivas de carácter reservado, obviamente, no las conozco; pero difícilmente puedan vetar actividades como las que Klipphan pretende ilegales. 

La Ley de Inteligencia, establece al respecto, en su artículo 10, in fine, que: "Los organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas tendrán a su cargo la producción de la inteligencia estratégica operacional y la inteligencia táctica necesarias para el planeamiento y conducción de operaciones militares y de la inteligencia técnica específica".

El Servicio de Inteligencia Naval recibe de esa manera la atribución de una incumbencia profesional específica y la orden legal de ejecutarla. Ninguna de las actividades que Klipphan intenta presentar como ilegales parece fuera de norma. 

Más aún: ningún oficial de la Inteligencia naval británica podría llegar a sorprenderse por la obviedad que preocupa al periodista cuando, otra vez resaltando en negritas expresa: "Lo concreto es que la Armada Argentina, a través de distintas operaciones, intentaba mantener actualizadas las posiciones del sistema defensivo de Reino Unido en un territorio por el cual la Argentina sigue reclamando la soberanía ante los organismos internacionales y la vía diplomática". ¡Chocolate por la noticia! 

Si fuera por seguir el criterio restrictivo que sostiene Klipphan debería bloquearse el acceso de las computadoras de la Armada a páginas como Marine Traffic. No vaya a ser cuestión que referenciar buques civiles permita sacar conclusiones sobre barcos de guerra; afectando con ello la sensibilidad kelper de algunos argentinos...


En función de lo señalado, carece de total sustento afirmar, como hace Klipphan que "se violó la Ley de Inteligencia" y citar para ello el artículo 11 de la Ley 25.520 que refiere a otros supuestos, completamente ajenos a la cuestión tratada y lo obrado por la Armada a través de su servicio de Inteligencia. 

Tampoco hay violación alguna del tratado de Madrid, puesto que las actividades de Inteligencia no constituyen necesariamente un acto hostil y nada demuestra que el ARA San Juan haya interferido o perturbado en modo alguno los sistemas de comunicación y de detección de la contraparte británica que, por cierto, es la única que podría llegar a pronunciar alguna reclamación al respecto; cosa que no creo que ocurra; entre otras razones porque los ingleses entienden de Inteligencia. Y nunca la resignan; esas claudicaciones las dejan para países imbecilizados. 

Espero que la Armada y el Ministerio de Defensa sepan aclarar la cuestión, a pesar de las desprolijidades que vienen evidenciando. 

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asocido de Vicente López




lunes, 9 de abril de 2018

¿CÓMO SE DICE CARREFOUR EN CHINO?




A mediados de los 90 viví un año en Bahía Blanca, la particular idiosincrasia de los bahienses me permitió responder en sorna  porteña (pese a ser vilopino) una pregunta que repetían con frecuencia: 

- ¿Y? ¿Qué te parece la ciudad?
- ¿Qué ciudad? - respondía yo.
- ¿Cómo qué ciudad? ¡Bahía Blanca!
- Es un pueblo no una ciudad. 
- Tenemos 270.000 habitantes, somos una ciudad.
- No. Para ser ciudad se necesitan tres requisitos que no cumplen. 
- ¿Cuáles?
- Para empezar un McDonald's y segundo un Carrefour. Ya por ausencia de esas dos no pueden ser ciudad. Y el tercero... ni hablar.
- ¿Cuál es el tercer requisito?
- Subte. Sin subte no hay ciudad. 

Solía luego recibir una serie de epítetos calificativos que me trataban de porteño pedante, lo cual desde luego no me inmutaba: los vilopinos somos mucho mejores que los porteños porque practicamos la humildad. Y no dirán que me engrupí porque modesto siempre fui.

Con el tiempo McDonald's y Carrefour llegaron a Bahía Blanca, y en cada ocasión inaugural recibí llamados desde allí celebrando que el pueblo se iba perfilando ciudad. Falta el subte, claro. Prometen que algún día... Ay, los bahienses. Llegará el día en que me llamen para decir que tienen subte.

Recuerdo aquella humorada en momentos en que Carrefour atraviesa un período de crisis que pondría en riesgo su permanencia en Argentina. Lamentaría profundamente la partida de Carrefour y no sólo por arruinarme un chiste al que, cambiando de pueblo, sigo recurriendo. 

Carrefour está en Argentina desde 1982, y en el Estado Libre Asociado de Vicente López desde 1984. Su expansión por el país da cuenta de una constante inversión y crecimiento apostando fuerte al desarrollo del mercado local. Es cierto que aquello de "el precio más bajo" es una promesa difusa, pero más allá de lo que deba criticarse a la cadena francesa su presencia cambió hábitos de consumo y representa, tanto en los hechos como conceptualmente, una mejora en la calidad de vida. 

En la década de los '90, merced a los beneficios de la estabilidad alcanzada por la convertibilidad durante la Presidencia de Carlos Ménem, comenzaron a instalarse en el país los supermercaditos chinos, disputando con los tradicionales almacenes de barrio la porción del mercado de abastecimiento minorista que acotaba, ya por entonces, la existencia de los supermercados, recuérdese que Waltmart se instaló en Argentina en 1995. 

Acompañando la llegada de los supermercados chinos surgió una problemática de tráfico de personas ligada a las condiciones del país que, por su correcta orientación hacia el mundo, servía como destino de paso para llegar a los Estados Unidos. Así, corrupción mediante, se generaron maniobras por las cuales ciudadanos chinos tramitaban documentos argentinos con los que podían ingresar a los Estados Unidos. 

Ese tipo de maniobras implica arreglos para salir de China con estructuras mafiosas, lo que genera deudas a pagarse, a veces indefinidamente, con explotación laboral. Es decir situaciones de esclavitud y trata de personas. La Agencia Gubernamental de Control (AGC) de la Ciudad de Buenos Aires ha detectado toda clase de irregularidades en operativos de inspección que han determinado abundantes clausuras de supermercados chinos. Una de las más comunes y significativas es que los trabajadores viven ocultos en el mismo local comercial, en condiciones absolutamente precarias y de hacinamiento. Se han encontrado escondrijos que sirven de dormitorios y cocinas, tras paredes falsas, en entretechos, en depósitos y hasta en el interior de cámaras frigoríficas. 



Migraciones, por su parte y a veces en operativos conjuntos con la AGC, ha detectado como trabajadores de supermercados chinos a personas indocumentadas, con documentación falsa o con pasaportes que no registran ingreso a la Argentina. Mayormente ciudadanos chinos provenientes de la provincia de Fujian.

La existencia en el país de organizaciones criminales que operan sobre los supermercados chinos, cobrando tributos, intereses de deudas y "administrando" el mercado -tanto "autorizando" la apertura de locales como sosteniendo nexos con piratas del asfalto-, aunque disimulada por el carácter cerrado y temeroso de la colectividad dependiente de ese comercio, es una hipótesis validada por hechos de trascendencia pública como las ejecuciones de comerciantes a manos de sicarios. Esas muertes violentas dan cuenta de prácticas extorsivas, sometiendo voluntades y coartando la libertad de los comerciantes chinos.

Son estas cuestiones, vinculadas a la seguridad pública, las que deben preocupar en torno a la posible salida del mercado de grandes cadenas como Carrefour. Y aún cuando, tal como promete el Presidente Mauricio Macri, ningún hipermercado abandone el país, la cuestión es importante por sí misma. Más allá que lo que parece preocupar al Presidente sea la pérdida del fisco por evasión impostiva; y aunque remita ello al final de Al Capone.

En especial cuando la presidente de CEDEAPSA (Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático) Yolanda Durán, se expresa públicamente diciendo respecto de los dichos del Presidente Macri que los hipermercados "pidieron controles para nosotros porque no tienen la dignidad de competir en precios. ¿Por qué no compiten en precios las grandes cadenas en lugar de pedir ayuda al Gobierno? Si no les gusta, si no tienen rentabilidad, que se vayan del país".


Yolanda Durán

Es llamativo el "que se vayan del país". Y no es lo único llamativo, como cada lector sabrá apreciar.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López




sábado, 7 de abril de 2018

"CORONADO DE GLORIA" - PARA APLAUDIR DE PIE


El teatro es un juego de fantasía que invita a jugar, a soñar, a transportarse, a combinar la posibilidad de estar en otra piel, en otro tiempo o en otro lugar. Experimentar eso, es disfrutar del teatro. 

El viernes 06 de Abril de 2018 asistí al Teatro La Comedia. Me detengo en el nombre del teatro: "La Comedia"; porque cobra relevancia en función de la obra que iba a ver afianzando la percepción de acercarse al origen. Haré un largo preámbulo para decir algo muy simple, pero si omitiera esto en su debida extensión no podría decirlo



En la Buenos Ayres heroica que tras vencer dos veces a los invasores ingleses se lanzó a la revolución, ir a La Comedia era soñar con tener la civilización del mundo al alcance de la mano, ahí, representada sobre unas modestas tablas. Y en la Casa de la Comedia reinaba Luis Ambrosio Morante, histrión, chispeante, risueño, aquel que debe ser llamado el primer actor argentino. 

Me he soñado allí, acudiendo al teatro mientras se gestaba la Revolución de Mayo, para ver a Morante representar a Cicerón en "Roma Salvada" y reconociendo en el público a personajes de la época, cuando cada frase dicha por Morante abría eco de insultos entre godos y criollos. 

Sí, me he soñado allí, cientos de veces, como uno de los amigos de Vicente López que en la noche del 8 de Mayo de 1813 lo acompañaron a la Casa de la Comedia para ver a Luís Ambrosio Morante protagonizar el “Antonio y Cleopatra”, de Ducis. Disfrutar del histrionismo de Morante, que ni siquiera disminuía por su afección a lanzar consignas políticas desde el tablado. Morante enfatizaba con cada pasaje patriótico del drama la candente actualidad, pero Vicente López permanecía serio. Enfundado en su frac de grandes cuellos y solapas, ajeno a los aplausos y exclamaciones con los que, bajo el incentivo del hábil comediante, a cada rato se levantaba el público de sus asientos. Buenos amigos lo llevaron al teatro a empellones, queriendo levantarle el ánimo por esa frustración en que el encargo de la Asamblea para escribir una marcha patriótica lo traía sumido. Al fin del segundo acto, López, desoyendo los ruegos de sus amigos abandonó la sala intempestivamente: La inspiración lo había tocado, despertada por alguna palabra o gesto de Morante.

López corrió por las calles, envuelto en su roja capa sin reparar en charcos ni barro. Él, que se creía abandonado por la inspiración de las musas, estancado en la opresión de una atmósfera húmeda y pesada, que se veía a sí mismo laxo y abatido, sin luz ni nervio en la mente, sentía de repente la inspiración y sus oídos poblarse de voces. “¡Muerte al invasor!”, repetían gritos que nadie más escuchaba atravesando las paredes bajo el eco lejano de disparos y sablazos. Quería retener cada palabra, y desde el Cabildo le llegaba la voz de Saavedra al emitir su voto en Mayo del diez: “Que no queden dudas que es el pueblo el que confiere toda autoridad o mando”. Y al mismo tiempo sabía que no eran las palabras sino el espíritu el que debía dejar fluir. El viento húmedo que venía del río le erizaba en frío la piel. “Ni ebrio ni dormido debe tener impresiones contra la libertad de su país”, escribió Moreno, que descansaba en el fondo del mar. Se sentía avasallante, capaz, dueño al fin de las palabras. “Siendo preciso enarbolar bandera y no teniéndola la mandé hacer celeste y blanca”, rugía Belgrano bajo la misma inspiración. El pecho le ardía, le quemaba, y sus manos pulsaban la seguridad de escribir las palabras justas. “¡A la carga mis valientes!”, sentía que ordenaba su sangre cual San Martín en San Lorenzo. No había cadenas que lo detengan, capaz de romperlas todas entró a su casa empujando y pateando puertas hasta el escritorio donde la pluma y el papel lo esperaban. Y en ese momento sublime de inspirado arrebato, abriéndose el pecho, Don Vicente López y Planes, el combatiente, el abogado, el poeta de 29 años, estampaba su corazón en el papel dictándose, una a una, las palabras exactas. 

Me confieso un soñador que ha soñado mil veces estar esa misma noche cerca de Morante y de Vicente López.  Imaginen entonces que un día, un amigo que conoce de esos sueños y comparte devoción por el Himno Nacional Argentino me invita al teatro porque hay una obra que se llama "Coronado de Gloria" y, sencillamente, tenemos que verla. Sin tener en claro lo que podíamos encontrar y como siempre preparados para lo peor.

Pues vaya sorpresa, finalmente estuve ahí. ¡Ahí mismo! en La Comedia, qué a su vez era Cádiz y desde los recuerdos de Blas Parera; con Vicente López y Morante... ¡Morante! 



Como contrariando la famosa expresión de Gaudio, por momentos me sentí tentado de gritar: "¡Qué bien que la estoy pasando!".  Afortunadamente, todavía conservo algunos frenos inhibitorios que me permiten comportarme en público. Eso sí, finalizada la obra aplaudí de pie. 

Sepan comprender la necesidad de este largo preámbulo. Conmovido y habiendo perdido toda posibilidad de ser objetivo, no pretendo reseñar una obra de teatro ni limitarme a recomendarla como una simple salida. Espero, anhelo, deseo, compartir una experiencia con quienes puedan sentir algo parecido. 

"Coronado de gloria" es autoría del compositor Mariano Cossa. La obra nos presenta a Blas Parera apenas retornado a España en 1818. El raro exilio de volver a su Patria, es el nervio que artícula el relato y lo hace verosímil, contando la historia del Himno Nacional Argentino desde el relato interesado de un atribulado Blas Parera, interpretado por Juan Manuel Correa, en la poco relajada situación de ser sometido a interrogatorio por ponerse en duda su lealtad a España. 

Desde allí serán evocados Luis Ambrosio Morante (Marcelo Serre) y Vicente López (Miguel Sorrentino). 

No siendo la sala un teatro propiamente dicho, con butacas y escenario, la puesta del director Daniel Marcove, quien también interpreta al Marqués Castell Dosrieus receloso funcionario de la Corona inquisidor de Blas Parera, resuelve la utilización del espacio sacando provecho de la cercanía, potenciada pero no invadida por los músicos en escena (Mariano Cossa y Chistrian De Miguel). 

Lo que se cuenta a través de Blas Parera en "Coronado de gloria" es una historia teatral, una excelente expresión artística que no debe ser confundida con una lección de historia

Algunos libros sobre el Himno Nacional:
"El Himno Nacional Argentino" de Carlos Vega (imprescindible)
"Teoría Romántica del Derecho Argentino" de Calvo & Tamagnone.
"Historia del Himno Nacional" de Gabriel Fanilli Fuentes.
"O juremos con gloria morir" de Esteban Buch.
Aplausos de pie y, además, Morante... ¡Morante!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López












jueves, 29 de marzo de 2018

ENCENDER 2019, UNA NECESIDAD INELUDIBLE.



El armado de una alternativa para las elecciones de 2019 es sumamente difícil y complejo. Requiere vencer resistencias de toda índole y por momentos parece utópico.

Pero es una necesidad ineludible. Un esfuerzo que hay que hacer y en el que día a día somos más los que estamos plenamente involucrados.

Ocurre que CAMBIEMOS no tiene interés en representar al electorado de centro derecha; a los muchos dispersos que desde la abierta oposición al régimen kirchnerista los llevamos al poder con la ilusión del cambio. Nos subestiman hasta el desprecio porque nos saben dispersos, sin otra opción que votar al mal menor.

Es tiempo, entonces, que los liberales, republicanos, conservadores, nacionalistas, autonomistas e independientes, entendamos que en contraste con el kirchnerismo CAMBIEMOS parecía de centro derecha, pero hoy bajo la hegemonía del PRO es otra opción de izquierda que aspira a polarizar las elección del 2019 con el kirchnerismo. Es una jugada pensada para que no nos una el amor sino el espanto. Para que seamos votantes cautivos de ambiciones ajenas.

Que el PRO -y por su hegemonía también CAMBIEMOS- es de izquierda, no lo digo yo. Lo dicen sus intelectuales:

Iván Petrella: "En EE.UU. el PRO sería la izquierda del partido Demócrata".

Jaime Durán Barba: "Pro es el único partido de izquierda que hay en el país".

Alejandro Rozitchner: “Cambiemos toma y realiza las banderas de la izquierda”.

Así, desde esa matriz de pensamiento se producen los hechos que son ofensivos para quienes desde el centro derecha les dimos el voto en las dos últimas elecciones.

En 2019 no nos resignemos a optar por el supuesto mal menor, llevemos la propuesta del bien, desde la austeridad republicana, por la Patria y la Libertad.

Acercate, sumate y participá activamente, nos estamos organizando.


Ariel Corbat - ENCENDER
Encuentro de Centro Derecha


martes, 27 de marzo de 2018

LA VOCACIÓN NO DEBE IGNORARSE


"Sin mística no hay servicio"

Ariel Corbat



VOCACIÓN: 

1. Inspiración con que Dios llama a algún estado, especialmente al de religión.
2. advocación.
3. Inclinación a un estado, una profesión o una carrera.
4. Convocación, llamamiento.




Toda fuerza de seguridad tiene un marco de actuación legal que determina su misión, ámbito territorial e incumbencia profesional. Pero leer la normativa que guía institucionalmente a una fuerza no es suficiente para entenderla en profundidad. 

Un error que suelen cometer los políticos devenidos burócratas con pretensiones tecnocráticas, es ignorar el profundo significado de la vocación en quienes forman parte de una institución de seguridad y creer, en consecuencia, que esas personas se guían por la lógica contractual de cualquier empleo. 

Uno de los más exactos medidores de degradación institucional es, justamente, discernir quienes se enlistan y/o permanecen por vocación y quienes por necesidad de empleo. En la medida que haya más vocación que necesidad estas instituciones pueden exhibir una identidad de espíritu de servicio, que implica un grado de abnegación, sacrificio y orgullo profesional que no guarda relación con la escala de costo beneficio que podría determinar el sueldo. 

Lo sencillo del asunto lo explica la vocación como formadora de la identidad: "trabajar de" algo no es lo mismo que "ser" ese algo. Quien sólo trabaja de, aunque pueda hacerlo bien, no está cumpliendo una vocación y por lo tanto no se desarrolla en plenitud ni ofrece todo de sí. Mucho menos en una función donde morir es un riesgo contemplado. Son muchísimas las historias que dan cuenta del efecto de la vocación en la voluntad humana, como ejemplo voy a limitarme a recordar el caso de Darío Ávalos que dedicó su vida a ser miembro del GEOF. No buscaba un trabajo, quería "ser" un GEOF. Y lo fue. (DARÍO ÁVALOS, SEMBLANZA DE UN GEOF). 
.
Cuando el kirchnerismo con Marcelo Saín creó la PSA, Policía de Seguridad Aeroportuaria, se pensó en "especialistas civiles" que trabajaran de policías, sin proyectar un perfil vocacional definido. Como resultado de ese experimento la PSA todavía busca su alma, por lo que a diferencia de las otras tres fuerzas de seguridad federales es muy difícil conceptualizar la vocación que puede guiar la incorporación a la PSA como heredera bastarda de la Policía Aeronáutica Nacional. 

Desde el macrismo, por su parte, se dio creación a la Policía Metropolitana cuyo principal "gancho" de reclutamiento fue atraer a efectivos de otras fuerzas con mejores sueldos y la promesa de una nueva institucionalidad sin el daño que experimentaban las otras, sean armadas, de seguridad o policiales, por el maltrato de origen ideológico con que las desconducía el régimen kirchnerista. La "Metro", pese a su impronta Federal y con su variada integración, no llegó a consolidar una identidad propia lo que de un modo grotesco terminó siendo explicitado por el horroroso colorinche vomitado en los uniformes de su derivación como "Policía de la Ciudad". 


Policías de la Policía Federal Argentina movilizados para evitar ser traspasados a la Ciudad de Buenos Aires.
Tanto en la creación de la PSA, como la Policía de la Ciudad, y ni hablar de las policías locales, el factor vocacional ha sido menospreciado, olímpicamente ignorado o en el mejor de los casos visto como un difuso complemento. 

La cuestión policial en la Ciudad de Buenos Aires plantea una disyuntiva entre la histórica tradición y ser de la Policía Federal Argentina y la incógnita a develar de la Policía de la Ciudad. La resistencia de muchos policías federales a ser integrados como policías de la Ciudad acompaña desde antes de su inicio el proceso del traspaso. Otra vez, no se reparó en la vocación e identidad institucional como factor esencial a trabajar en el curso de ese proceso. Acaso, hermosa palabra la palabra "acaso", porque lo esencial es invisible a los ojos, los que planifican con las fuerzas no sepan apreciar aquello que, haciendo a la mística, no se obtiene con licitaciones o franquicias.

La vocación no debe ignorarse. 

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López



jueves, 22 de marzo de 2018

CUSTER: EL OTAMENDI ESTADOUNIDENSE


Y ELLOS TAMBIÉN MURIERON CON LAS BOTAS PUESTAS

Nicanor Otamendi & George Custer



Leí esa historia y me dije: "Es el Custer argentino". Luego me di cuenta que aquello no era cronológicamente exacto.

Hollywood le hizo saber al mundo que el General George Custer y los muchachos del 7º de Caballería "murieron con las botas puestas" en la Batalla de Little Big Horn, el 25/26 de Junio de 1876.

Quién sabe si alguna vez el cine argentino podrá contar que el 13 de Setiembre de 1855, en el combate de San Antonio de Iraola, el Teniente Coronel Nicanor Otamendi y sus Carabineros de Guardias Nacionales tuvieron un destino similar.

En cumplimiento del deber se enfrentaron a 2.500 indios de lanza comandados por el Cacique Yanquetruz. Al término del combate sus 124 cadáveres estuvieron rodeados de 300 cadáveres indios.

Ellos también murieron con las botas puestas. Por eso Custer, en rigor de verdad, es el Otamendi estadounidense.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

CUSTER: THE AMERICAN OTAMENDI


AND THEY ALSO DIED WITH THE BOOTS PLACED


Nicanor Otamendi & George Custer


AND THEY ALSO DIED WITH THE BOOTS PLACED

I read that story and said to myself: "It's the Argentinian Custer." Then I realized that this was not chronologically accurate.

Hollywood let the world know that General George Custer and the boys of the 7th Cavalry "died with their boots on" at the Battle of Little Big Horn on June 25/26, 1876.

Who knows if Argentine cinema will ever be able to tell that on September 13, 1855, in the Combat of San Antonio de Iraola, Lieutenant Colonel Nicanor Otamendi and his Carabineros de Guardias Nacionales had a similar destiny.

In compliance with the duty, 2,500 Indian spearmen commanded by the Yanquetruz Cacique were confronted. At the end of the combat their 124 corpses were surrounded by 300 Indian corpses.

They also died with their boots on. That's why Custer, strictly speaking, is the American Otamendi.


Ariel Corbat, The Right Feather
Estado Libre Asociado de Vicente López

sábado, 17 de marzo de 2018

EL FRACASO ARGENTINO EN DOS IMÁGENES


"Así como la escuela sarmientina intentó
 integrar a los inmigrantes al sistema educativo
 nosotros ahora deberíamos esforzarnos para
 integrar a los chicos inmigrantes de la 
pobreza cultural en la que están inmersos"

Guillermo Jaim Etcheverry




Cristian Irigoitía, oficial de la Policía de la Provincia de Entre Ríos, le enseña en la calle a Pablo, un chico de 12 años, a leer y escribir.  

La imagen circuló en las redes. Capta un momento circunstancial. Aún así, dice tanto de nosotros que es necesario volver a verla, retenerla, procesarla, asumirla y sobre ella buscar transformar la realidad antes que el olvido le haga el favor a la casta política y sigamos como si nada, como siempre.

Celebro el corazón del Policía y las ganas del chico por aprender. Pero esa foto nos obliga a dejar las emociones de lado y darnos cuenta del pozo en el que estamos. No podemos resignarnos a que la calle sea aula. Ni tolerar en las aulas "docentes" que adoctrinan odio, como los que les dijeron a los hijos de gendarmes que sus padres eran los asesinos de Maldonado. Necesitamos un serio replanteo de toda la política educativa, porque esta foto, aunque bella, es la media imagen de nuestro fracaso. Duele, duele al punto de reflexionar sobre su significado cargando los ojos de lágrimas. Duele y tiene que doler, lo suficiente para parir una esperanza. 

Si con la democracia "se come, se cura y se educa", como repetía Raúl Alfonsín esta foto demuestra que Pablo no nació en democracia. Y ciertamente no lo hizo, nacido durante el régimen kirchnerista creció a la par de la ignorancia, en el embrutecimiento intencionado de un proyecto de corrupción estructural con finalidad comunista. 

Acuso pues al régimen totalitario de Néstor Kirchner y Cristina Fernández por ahondar la miseria material y espiritual de la Nación Argentina, llamando "educación" al imperdonable intento de adoctrinar en el odio desde el jardín de infantes. 

Los acuso también de llevar a la muerte a chicos que, a diferencia de Pablo, siguen otro derrotero de abandono. Chicos como Facundo Ferreira, también de 12 años, que en tanto brotes de las subculturas K, asociadas al lumpenaje delictivo, se enfrentan a la policía.  En esta otra foto, que también circula en las redes, estamos viendo lo que a dos años de vencido en las urnas sigue generando la inercia del régimen. Esta otra media imagen de nuestro fracaso completa las reflexiones que surgen de la anterior. Nos grita que algo debemos hacer antes de perder toda esperanza, nos obliga a hacer algo con urgencia porque también anuncia un final previsible. 


Esta tristeza que tan brutalmente tenemos ante nuestros ojos, son "las cosas" a las que debemos dedicarnos tal como reclamaba Ortega y Gasset. La centralidad de la vida política argentina debería pasar por el eje de recomponer la cultura desde la educación, articulando en función de ella la coherencia organizativa del país. Pero Argentina sigue enamorada de la superficialidad y la discusión inútil, enganchándose irresponsablemente en cualquier sarasa que la mantenga entretenida antes que ir a fondo en la resolución de los temas. 

Acuso pues al PRO de complicidad con la inercia del régimen kirchnerista y de sabotear por mero cálculo electoral el cambio votado en 2015. Creen que polarizar con el kirchnerismo es el mejor escenario. Entonces prefieren un kirchnerismo fuerte a una oposición republicana, de país razonable. De ese modo alimentan el mito del obstáculo que les impide hacer desde el "miedo a que vuelvan". Les viene bien la visibilidad del tren fantasama K para obtener la reelección, pero eso también impide que el kirchnerismo se diluya, con lo que después del 2019 van a seguir diciendo que el cuco está ahí, y va a estar ahí porque no dejaron de amamantarlo en todo este tiempo.

El PRO, que en su ambición hegemónica dentro de CAMBIEMOS ya se fagocitó a UPL, relega "el cambio" por la triple reelección en 2019 de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Marìa Eugenia Vidal. Gobierna así en función de Durán Barba, que es lo mismo que decir que no gobierna sino que está en campaña; a pesar que siendo candidato a la Presidencia Macri había dicho el 13OCT15 que “No se puede vivir de campaña, es una locura”. 

Aceptando que locura es hacer siempre lo mismo esperando un resultado distinto, resulta más que sugestivo que coincidan el gobierno y la izquierda en agitar debates sobre cuestiones, como el aborto y el sostén económico de la Iglesia Católica, que no pueden escindirse del marco constitucional. 

Conviene recordar entonces que tanto Gabriela Michetti como María Eugenia Vidal manifestaron su interés en reformar la Constitución Nacional, idea que por distintas motivaciones ronda en el ánimo de la casta política. 

El panorama es que ahora estamos ya en campaña presidencial, para que luego del 2019 nos salgan con que el cambio requiere refomar la Constitución Nacional. Y otra vez en campaña. Locura. 

El cambio que votamos en 2015 no requiere reformar la Constitución Nacional, apenas cumplirla. 

Acuso, finalmente, a toda la casta política de no tener ningún interés en cumplir con la Constitución Nacional; y lo pruebo: el Defensor del Pueblo de la Nación órgano constitucional creado por la reforma de 1994, se encuentra acéfalo desde el año 2009.  

Nada en la Constitución Nacional nos impide hacer lo que tenemos que hacer. Hagamos entonces algo distinto a lo que siempre hicimos: honremos la Constitución Nacional. Ese es el cambio y es cultural. Por eso advierto una vez más:

¡Es la cultura, imbéciles!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha

ENCENDER - Encuentro de Centro Derecha




Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat