domingo, 11 de febrero de 2018

SEGURIDAD EN ARGENTINA, LA DEMAGOGIA DEL ESPASMO




En la República Argentina no hay periodismo especializado en seguridad pública. Una pena, porque sobre algunos temas prefiero leer a publicar. 

Durante el régimen kirchnerista las políticas de Defensa y Seguridad tuvieron un denominador común: el odio visceral a los uniformados. 

Como evidencia basta mencionar que Nilda Garré ocupó el Ministerio de Defensa desde el 2005 hasta el 2010 y luego el Ministerio de Seguridad hasta el 2013. Su contribución a la indefensión e inseguridad de la Argentina hizo eje en desmoralizar el elemento humano de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad respectivamente, al punto de lograr un inédito alzamiento de gendarmes y prefectos. El resto de los monigotes ministeriales como Agustín Rossi, Arturo Puricelli y María Cecila Rodríguez completaron la faena. 

El proyecto de corrupción estructural impulsado por Néstor Kirchner y Cristina Fernández, un totalitarismo inspirado en Laclau, requería sostener fracturada por antagonismos irracionales a la sociedad; lo que lograron empantanando al país en los rencores de la Guerra Antisubversiva. Todo lo que llevaba uniforme fue tratado como resabio de la vieja dictadura, vilipendiado y sometido a escarnio público. De esa degradación no se salvaron ni siquiera los agentes del Servicio Penitenciario, obligados a tolerar las murgas del "Vatayón Militante". 

Mientras saqueaban con "exhtasis nestoriano" toda caja que podían asaltar, revivían para la gilada y en modo de farsa prolongada la triste, pero al menos corta, revancha que se dieron en el 73 bajo esa desgracia de dos meses que fue el gobierno de Cámpora. 

A su caída en las urnas, el régimen kirchnerista dejó las Fuerzas Armadas reducidas a la inoperancia, las Fuerzas de Seguridad carentes de proactividad institucional y el Sistema de Inteligencia Nacional literalmente colapsado. Un país en el que Aníbal Fernández pudiera cancherear, con la soberbia de creerse dueño del destino de los argentinos, era incompatible con la profesionalidad en las instituciones del Estado.

La postal del mamarracho en materia de Investigaciones y Seguridad la dio la muerte del Fiscal Alberto Nisman, con gente como el Secretario de Seguridad Sergio Berni quien no tenía nada que hacer dentro de un departamento objeto de pericias.  

Sergio Berni (círculo) en el departamento de Nisman.

Es importante comprender lo que en materia de Seguridad recibió el gobierno de CAMBIEMOS, para analizar objetivamente la gestión de Patricia Bullrich. 

Comparada con sus antecesores lo de Bullrich es notablemente bueno, ha sabido cambiar el trato y la consideración hacia las Fuerzas de Seguridad, permitiendo el desarrollo profesional e incluyendo una cierta mejora en los haberes de quienes, para Cristina Fernández, no eran más que mano de obra barata por seguir una vocación de servicio. Bullrich, además, ha dado muestras de estar dispuesta a respaldar  las FF.SS. y bancar la presión como muy pocos políticos lo hubieran hecho

Esa reversión del maltrato levantó las restricciones que las Fuerzas de Seguridad tenían y/o sentían tener para actuar de motu propio, proactivamente, en el ámbito de sus incumbencias profesionales. Respondieron muy bien a ese estímulo, que por otra parte (me consta) estaban esperando con la angustia de quien cuestiona su utilidad mientras ve deteriorarse a su institución. 

Y los resultados positivos quedan a la vista gracias a los incansables tweets de la ministro dando cuenta de detenciones, decomisos que, en el afán de publicitar logros, terminan siendo también un instructivo para que los delincuentes sepan más de lo conveniente...  

Lo que no se aprecia en la gestión de CAMBIEMOS personalizada por Bullrich es un plan de seguridad. No tener plan es, decididamente, un error estratégico; y los errores estratégicos no se corrigen con aciertos tácticos. Un slogan de campaña electoral, como "Argentina sin narcotráfico", puede enunciar un objetivo de gestión; pero para realmente ser una meta a alcanzar necesita de un plan. 

Dejar que las fuerzas hagan, aunque se las aliente y respalde, no constituye un plan. Y para poder planificar, inexorablemente, se precisa contar con Inteligencia. Lo grave es que aunque el Ministerio de Seguridad contiene a la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DNIC), inexplicablemente Patricia Bullrich la mantiene acéfala desde el comienzo de su gestión. Un conductor que no utiliza y optimiza todos los recursos a su alcance, sencillamente no es un conductor.

Así las cosas, lo que en mera contraposición al kirchnerismo es de apariencia brillante, puesto en un contexto de racionalidad es una gestión de claroscuros; con tendencia a estabilizarse como mediocre en la medida que, por el transcurso del tiempo, se aleje el recuerdo del lamentable punto de inicio. 

La promocionada acción antidrogas es meramente reactiva y de contención, por lo que la falta de Inteligencia Criminal impide analizar el aluvión de drogas que se evidencia en el aumento de las cantidades de estupefacientes secuestradas, de tal modo que se celebra lo que en realidad es alarmante. Punto en el que no me voy a extender porque hay cosas que no deben hacerse públicas. 

La ausencia de un plan maestro de seguridad se refleja también en la ausencia de planes especiales, como los que deberían guiar la intervención de fuerzas federales en territorios provinciales. Un operativo de esas características que no contemple como objetivo que la policía provincial retome el control territorial termina siendo un parche que acarrea más problemas y ninguna solución. 

Cuando no hay Inteligencia apoyando al decisor prima la voluntad sin método y el desorden que representa hacer y deshacer. Señal de ello es que la heredada estructura burocrática del Ministerio de Seguridad no refleja coherencia funcional para llevar adelante ningún Plan de Seguridad Nacional, pero en lugar de plantearse una reformulación general que le diera impronta agresiva en pos de la funcionalidad, se opta por el parche y el remiendo. 

Sirve de ejemplo la creación de la Secretaría de Fronteras a través del Decreto 15/2016. La iniciativa  atribuía importancia a las zonas de frontera, principalmente en la lucha contra el narcotráfico. Luego, la aparición pública del conflicto RAM a través del Caso Maldonado vino a ratificar la consideración especial que merece el cuidado integral de la frontera frente a grupos violentos y secesionistas.  Pero en lugar de consolidar esa Secretaría, creada por un Decreto del Presidente Macri, cuando las problemáticas trasnacionales apuntalaban la necesidad de una mayor atención se decide desjerarquizarla para bajarla al rango de Subsecretaría. 

Patricia Bullrich y Luis Green

Esa decisión provocó la renuncia del Secretario de Fronteras, Luis Green, por considerarla un "error político de gravedad". Debo decir que la renuncia de Green es un bello gesto. Los funcionarios deben ser de convicciones serenas y renuncias nerviosas. Dos requisitos indispensables para obrar con lealtad. Alguien podrá decir que elogio a Green por elogiar mi propia renuncia, vale, pero alrededor de Patricia Bullrich hay algunos obsecuentes que, con tal de seguir en sus cargos, le palmearían la espalda al borde de un precipicio.

Todavía pesa en la sociedad argentina la inercia de la lógica amigo/enemigo instalada por el kirchnerismo. Esa afectación de la racionalidad nos hace presa fácil de la demagogia del espasmo y los consejos del encuestador;  por lo que un día la Gendarmería impone autoridad en las calles y al siguiente se deja que la Policía de la Ciudad sea lapidada durante horas en inmediaciones del Congreso.  En un país que perdió la escala de grises, toda discusión corre el riesgo de plantearse en término de blanco o negro. Así el policía Chocobar es visto como héroe o asesino, cuando posiblemente no es ninguna de las dos cosas. Perdura el fanatismo; impermeable al sentido constructivo de la observación crítica y que de no estallar en insultos se contenta con la ignorancia. 

Por ello aclaro: integro CAMBIEMOS desde Unión Por la Libertad (UPL), pensando pues en lo que resta para completar el mandato del Presidente Macri, el gobierno debería advertir que la enorme y combativa voluntad de la ministro Bullrich no alcanza a cubrir sus deficiencias técnicas y que la táctica no puede solucionar los errores de la estrategia; mucho menos su ausencia. 

Sin estrategia, sin plan propio, pareciera que el viaje de la Ministro Bullrich a los Estados Unidos, en compañía del Secretario de Seguridad Interior Gerardo Milman (a cargo de la DNIC), del Director Nacional de Cooperacion Regional e Internacional Gastón Schulmeister y del agente del FBI Paul Brighman, tiene por objetivo no tanto una sana y necesaria cooperación como dejar que otros piensen y, por ende, decidan por nosotros. 

Schulmeister, Bullrich, Brighman y Milman

Algunos, extrapolando experiencias de negocios, creen que la Seguridad, la Defensa y la Inteligencia del país se pueden mejorar adquiriendo una franquicia. El problema, para decirlo jocosamente, es que Mc Donalds les va a enseñar cómo hacer un Big Mac, pero no sabe de Choripán. Y el chimichurri, al igual que la pólvora, ya está inventado hace mucho tiempo...

Anunciar que la ministro Bullrich trae de Estados Unidos el compromiso de crear pronto una “task force” contra el crimen internacional y el narcotráfico para el Noreste argentino, con participación de analistas de inteligencia de la DEA, mientras se desjerarquiza la Secretaría de Fronteras y la DNIC sigue acéfala, es, por lo menos, desprolijo. Muy, pero muy, desprolijo.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López



lunes, 5 de febrero de 2018

CUIDAR AL PRESIDENTE




Joe Wolek debió caminar tranquilo por el muy porteño barrio de La Boca. Creería que, por tratarse de un tradicional paseo turístico, su seguridad e integridad física estaba garantizada por la Ciudad de Buenos Aires.

El típico turista no tenía porque saber que el Tango, con su proverbial sabiduría, registra en la letra de "El Conventillo" la peligrosidad del barrio y sus conciertos de cuchillos en la calle Olavarría. Hernán Cucuza Castiello en sus triunfales veladas de El Faro, sabe darle su propia impronta a lo que antaño cantaba Edmundo Rivero para advertir que el cuchillo no siempre necesita motivo: 

Yo nací en un conventillo
de la calle Olavarría,
y me acunó la armonía
de un concierto de cuchillos.
Viejos patios de ladrillos
donde quedaron grabadas
sensacionales payadas
y, al final del contrapunto,
amasijaban a un punto
p’amenizar la velada.

Al gringo lo asaltaron dos sujetos. Uno de ellos, de 18 años, Pablo Kukoc, sin la prosapia, la elegancia, ni el destino poético de aquellos guapos que pudieron, alguna vez, pisar esa misma esquina de Garibaldi y Olavarría. Tan poca pasta de malevo tenía el delincuente que, ante la resistencia de Wolek a resignar sus pertenencias, reaccionó con el filo acero al modo de una mujerzuela histérica. Diez puñaladas y ninguna certera. Ni técnica ni pulso firme, sólo histeria. Tan poca cosa que llegando al corazón no mató. Ningún compadrito de fiyingo en el chaleco podría sentir más que desprecio por ratero de tan baja estofa.

El drama de escenario tanguero se volvió fatal porque mientras que el gringo se desangraba el ratero se dio a la fuga corriendo y perseguido por Luis Chocobar; un policía de Avellaneda que andaba por allí vestido de civil. Los policías no corren a los criminales por deporte: intentan detenerlos. La autoridad del Estado, como tenedor del monopolio de la violencia, depende en buena medida del dominio efectivo de las calles. El ladrón que huye debe ser detenido, por lo que dispararle para que se detenga es una opción válida antes que dejarlo escapar. Así lo hizo Chocobar y Kukoc cayó herido.

Quiso el destino que fuera una de esas pocas veces en que el delincuente muere y la víctima salva su vida. De haber muerto el turista y escapado el delincuente no habría motivo de indignación para nadie, mucho menos para la prensa, pero en Argentina, donde tuvimos como Juez de Corte Suprema a Eugenio Zaffaron matar al delincuente es gravísimo, casi tanto como haber matado terroristas...

Desde luego este blog se solidariza con el Policía.

Ahora bien. Emocionalmente me agrada (y mucho) que el Presidente de la Nación haya recibido a Luis Chocobar en la Casa Rosada, pero profesionalmente esa exposición de Mauricio Macri es algo que nunca debió ocurrir. Aún queriéndolo el Presidente. No debieron permitirlo ni Gustavo Arribas, como jefe de la AFI, ni Patricia Bullrich, como ministro de Seguridad de la Nación. Y por cierto, no entender la diferencia entre obsecuencia y lealtad, o entre servir y durar, es sumamente peligroso: los funcionarios no son leales diciendo a todo que sí, en ocasiones la lealtad es decir no y servir es poner la renuncia sobre la  mesa.

Si un hecho que sucedió en Capital Federal con intervención de un miembro de la Policía de Avellenada requiere que el Presidente Macri se aboque al mismo, de un modo en que no lo hacen Horacio Rodríguez Larreta ni María Eugenia Vidal, queda en evidencia un problema político; una sensible fractura al interior del gobierno a la hora de cambiar paradigmas culturales. 

Aun dentro de un mismo partido, la relación entre Presidente y gobernadores reconoce tensiones que impiden un alineamiento automático, lo que en cierta medida es saludable que así sea, porque mal que nos pese a los unitarios Argentina declara ser un país federal. Distinto es el juego al interior del gabinete de ministros del Presidente. Muy distinto.

Son muchas y sobradamente fundadas las críticas que Patricia Bullrich merece por encarnar una política de seguridad voluntariosa y efectista; cuya principal falencia es que carece por completo de Inteligencia y por ende de plan. No obstante, hasta ahora parecía venir entendiendo bien algo que todo ministro debe comprender: su rol de fusible. Era ella la que parada en la línea de fuego, acaso por su personalismo, confrontaba cuidando que el Presidente no quedara a tiro; pero llevar a Chocobar a la Casa Rosada fue dejar sin paragolpes a Macri y a Bullrich sin uno de sus principales méritos. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López



viernes, 2 de febrero de 2018

NIÑOS ARGENTINOS, BLANCO DE LA AGRESIÓN CASTRISTA



La tiranía castrista y el uso infame de la figura de Martí.

El representante de la tiranía castrista en Buenos Aires, Orestes Pérez, demuestra que es un objetivo del gobierno cubano adoctrinar niños argentinos con ideas comunistas. 

La línea de intromisión en asuntos internos del país por parte de la Embajada de Cuba que hemos visto a través de la “Propuesta Tatú”, se observa en el “Proyecto José Martí de Solidaridad Internacional” impulsado por la dictadura cubana. De allí se desprenden las llamadas “Cátedras Martianas”, concebidas para incentivar el estudio de la obra de Martí, “que ayuda a comprender las raíces de los actuales procesos revolucionarios y progresistas que se gestan en Nuestra América”, según explica Héctor Hernández Pardo, subdirector General de la Oficina del Programa Martiano de Cuba.

Cuadra remarcar que la dictadura castrista, como parte de la falsificación de la historia en la que incurre todo régimen totalitario, hace un uso tendencioso de la figura del poeta José Martí (1853-1895); tergiversando las ideas de quien fue un patriota cubano que nunca pronunció ni escribió una sola palabra a favor de la opresión comunista. 


Consecuentemente, el embajador cubano promueve la realización de la Primera Jornada de la Red Nacional de Cátedras Martianas “Hacia la IV Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo”, que tendrá lugar el 23MAY18 en el Centro Cultural de la Cooperación “Floreal Gorini”, Av. Corrientes 1543, CABA. Evento que, se aclara expresamente, los organizadores consideran: “apto para niños”.

"Apto para niños" - adoctrinamiento para futuros "revolucionarios"

Es claro que Cuba nunca renunció a su pretensión de exportar, por cualquier vía su fracasada “revolución”, esa que hizo de los jabones una propina apreciada por los cubanos. Es claro, también, que el embajador Orestes Pérez no actúa de motu propio sino siguiendo directivas de La Habana, donde los planes de colonización cultural son trazados con participación del área exterior de su servicio de Inteligencia y contemplan largos años como plazo de ejecución, al modo soviético.

Argentina ha sido siempre un objetivo de dominación codiciado por la dictadura castrista. Cuando el intento armado de conquista a través del ERP y Montoneros fracasó, todo el empeño colonizador se volcó a la cultura. Si hoy el embajador cubano muestra impunemente el interés de la tiranía por adoctrinar niños argentinos, es porque viene cebado de inercia desde que el régimen kirchnerista, con Teresa Parodi como ministro de Cultura, le entregó la soberanía cultural argentina. El acto tuvo todos los condimentos de una claudicación lisa y llana, encubierta bajo la firma del acta protocolar de la carta de intención para el “hermanamiento” de La Casa de Las Américas con el Centro Cultural Kirchner en Octubre de 2015.
'
Orestes Pérez, Teresa Parodi, Maite Hernández Lorenzo,
la claudicación cultural de la Argentina ante la tiranía.

En estos días la agrupación de abogados Bloque Constitucional denunció ante Cancillería la intromisión de las embajadas de Cuba y Venezuela en asuntos internos de la Argentina a través de la “Propuesta Tatú”, solicitando romper relaciones diplomáticas hasta que recuperen la condición de países democráticos. 

Algún escéptico dirá que exagero, los progres dirán que no es para tanto, algunos funcionarios querrán evitar problemas, y si pudieran leer mis labios en este momento verían que estoy repitiendo: 

¡Es la cultura, imbéciles!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

miércoles, 31 de enero de 2018

LA LECCIÓN DE TAVERA


"Las personas normales no son newberys ni gardeles, la muerte las vence prontamente bajo oleadas de olvido que se alzan por la sola existencia del montón. La piedra de los nacidos muchedumbre, sin la protección de alguna estrella peculiar, se desgrana en las uniformes arenas que aplana el mar".

                                                                                                     Ariel Corbat

(Fragmento de "Dandy, una fábula de Tango")



En 1981 el Poeta Juan Carlos Tavera estaba expectante y emocionado por la posibilidad de ir a uno de los dos recitales que Frank Sinatra daría en el Luna Park de Buenos Aires. Yo era entonces un adolescente y recuerdo haber reaccionado en forma absolutamente irrespetuosa frente a ese entusiasmo. Dije que no gastaría un centavo por ir a ver a "ese viejo". Los adolescentes suelen ser idiotas y yo lo confirmaba. Tavera, lejos de molestarse conmigo, hizo una reflexión sobre cuestiones generacionales que escuché desde mi postura de soberbio imberbe, cuyo único mérito era una fe desmesurada en que el futuro haría de toda época pasada una insignificancia. Cada vez que lo recuerdo, ahora mismo, siento que mis mejillas enrojecen de vergüenza. Creía, sin que hubiera ninguna razón para ello, que mi generación sería algo realmente especial. Una roca erigiéndose desafiante como un faro en medio del  océano. La decepción ha sido larga y todavía no termina.

Con los años fui entendiendo esa pequeña lección que me obsequió Tavera. De alguna manera empecé a asociar gestos mínimos que salvando distancias asimilaban a tipos que en principio no tenían en común más que vivir la misma época. Así fue que vi un día en la televisión al Rat Pack: Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Joey Bishop, y Peter Lawford. De todos ellos el único al que reconocía era Dean Martin, por ser el compañero de Jerry Lewis, pero allí no era quien daba pie al cómico, era distinto; como si no estuviera actuando. Juntos, el Gran Dino y los demás tenían gestos y un modo de sonreír que había visto antes en otro lado. Cuando me cayó la ficha vi que se parecían a otra cofradía de tipos; tipos que yo conocí.

De súbito, recordé alguna noche en la quinta del Gallego Julio, donde con un mazo de cartas sobre la mesa podían llevar la sobremesa de la cena hasta el almuerzo sin escalas. De chico, siempre que me dejaban estar ahí, espiaba las cartas en la mano de mi Viejo y veía las señas que se pasaban unos a otros con una seriedad de ritual religioso que sólo rompían al final de cada partida, cuando se largaban todos a hablar al mismo tiempo. Los miraba riéndome con ellos, aunque no entendiera muchos de los códigos de grupo que habían forjado en largos años de amistad. Esos tipos jugando a las cartas, bebiendo, riendo y burlándose todos de todos eran un ente cerrado, un cuadro completo al que no le sobraba ni le faltaba nadie. Eran ellos, así y tal y como eran. Aunque estuviera ahí mismo, los miraba de afuera. Sí, igual que a esas cosas que nunca se alcanzan.

Mi padre y sus amigos partieron hace tiempo. No conozco a nadie de mi generación que cultive una amistad de esa intensidad, con mucha presencia en la centralidad de la vida. No es que no tengamos amigos, lo que sería tristísimo. Los tenemos y de fierro, pero ya irremediablemente se vive de otra manera; no viene al caso decir si mejor o peor. Y eso mismo era lo que me advertía Juanca Tavera al intentar explicarme lo que significaba Sinatra: toda una época sintetizada en la estampa y la voz de un hombre.

Hace un rato terminé de ver en Netflix los documentales "Sinatra: All or Nothing at All" y "Sinatra: To Be Frank". 

Mientras veía pensaba que soy parte de una generación de arena. Fin de la lección.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha

www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

martes, 30 de enero de 2018

FRENO A DICTADURAS QUE SE PRETENDEN ETERNAS

Una genial caricatura de Omar Santana. El Nuevo Herald


El viernes 26 de Enero de 2018, la agrupación de abogados Bloque Constitucional solicitó formalmente al Gobierno de la República Argentina que se interrumpa toda relación diplomática con la dictadura cubana y el gobierno títere de Nicolás Maduro; hasta tanto Cuba y Venezuela recuperen la condición de países democráticos (Ver texto del escrito presentado).

Romper relaciones diplomáticas con las dictaduras en Cuba y Venezuela es la mejor manera de ayudar al pueblo cubano y venezolano a recuperar su libertad. Y también una forma de preservar la nuestra, porque además de ser dictaduras son agresivamente intervencionistas; al respecto vale tanto recordar el fomento de guerrillas para exportar la "revolución cubana", incluyendo al ERP y Montoneros en Argentina, como en tiempos recientes la complicidad venzolana en la corrupción estructural del kirchnerismo a través de actos como la valija de Antonini Wilson; y en estos mismos días el adoctrinamiento comunista sobre niños argentinos a través de la "Propuesta Tatú", dirigida por la Embajada de Cuba en Buenos Aires y en cuyas actividades se involucra el embajador venezolano.

¿Alguien puede argumentar algún beneficio para la República Argentina en conservar relaciones diplomáticas con la dictadura cubana y su subsidiaria de Venezuela? No. No hay ninguno.


El gobierno del Presidente Macri se ha mostrado firme en condenar abiertamente a Venezuela como una dictadura que pone en peligro la estabilidad de la región, recibiendo por ello inadmisibles agravios de boca de Maduro. Agravios que exceden a Mauricio Macri como individuo y exigen  respuesta institucional por parte de la República Argentina, una respuesta dura y profunda que descorriendo el velo de las apariencias (apenas una gasa traslúcida) incluya a Cuba, por ser la tiranía castrista la dueña del sátrapa que aparece al frente del desastre venezolano.

Conviene recordar todo el tiempo lo que supo acreditar Juan Bautista Yofre: "Fue Cuba"; y lo sigue siendo. El gobierno de CAMBIEMOS tiene una gran oportunidad de liderar internacionalmente una oleada democratizadora y al mismo tiempo, en lo interno, acelerar el cambio cultural de la Argentina poniendo a Cuba en el lugar de lo que es: una dictadura parasitaria que se pretende eterna.

No se desconocen los obstáculos hacia la toma de esta decisión en un país con abundancia de tibios, que se enfrían por temor a salirse de la corrección política, pero alguien tenía que plantear un corte por lo sano; y Bloque Constitucional lo hizo.


Ninguna dictadura en América Latina


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente Lópe

sábado, 27 de enero de 2018

LOS HUEVOS AL PLATO




En esta huevada el Intendente Jorge Macri gastó un millón novecientos ochenta mil catorce pesos ($ 1.980.014,00), conforme acredita el Decreto Nº 1946/17, del 15 de mayo de 2017, publicado en el Boletín Oficial de Vicente López.

El concepto de austeridad contradice este dispendio inútil; sin siquiera el beneficio de ser una alegoría del contribuyente que, viendo que los fondos públicos se administran como si proviniesen de una fuente mágica y no del esfuerzo de los vecinos, siente tener los huevos al plato.

Por otra parte, los fundamentos dan cuenta de la degradación de la palabra "artista", porque un bloque de hormigón es un bloque de hormigón, no una escultura. Si los argentinos pasamos de embellecer el espacio público con obras de Lola Mora a esto... en fin, me voy a ahorrar el comentario.

La inversión estatal en espacios públicos debe obedecer estrictamente a criterios funcionales y culturales muy precisos. Hay obras que adquieren mayor valor con el tiempo y hay cosas que sólo son cosas, como estos huevos de hormigón que encima carecen de originalidad, porque aunque les atribuyan otra motivación y finalidad no dejan de ser algo repetido después de Peralta Ramos.

Por otra parte, si una iniciativa privada quiere manifestarse "artísticamente" en el espacio público, intentando trasmitir un mensaje compatible con la comunidad a la que pertenece ese ámbito, no hay razón para oponerse, pero no debe cargarse el peso de la misma sobre los vecinos. Ni con un sólo peso de ese peso. Se podrían pues haber buscado quienes hicieran las veces de sponsors, pero no; el forastero al que de buena gana votamos para librarnos del Japonés decidió la adjudicación directa.

El PRO en Vicente López, y no necesariamente CAMBIEMOS, es un ciclo cumplido y agotado. Para 2019 necesitamos otro intendente. Austero, de preferencia nacido y criado en Vicente López. Y también, es evidente, necesitamos otra cultura política; con mejor gusto.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López




Decreto Nº 1946/17

Vicente López, 15 de mayo de 2017

Corresponde Expediente N° 4119- 2390/2017

Visto

la importancia de la apropiación de los espacios públicos en relación con el desarrollo cultural, físico y de recreación de los vecinos del partido de Vicente López, y

Considerando

Que son los espacios públicos los que le dan identidad y carácter a una ciudad, los que permiten reconocerla y vivirla en sus sitios urbanos sean naturales, culturales o patrimoniales;

Que se trata de espacios de titularidad pública susceptibles de ser utilizados por una colectividad indeterminada de personas como espacio de. reunión, como lugar de encuentro, donde se establecen distintas formas de relación ciudadana existiendo libertad de circulación y ocupación;

Que es objetivo del Gobierno Municipal fomentar el uso del espacio público como ámbito cultural y de participación ciudadana, tomando a la cultura como herramienta integradora que aporta al desarrollo socio-económico de las comunidades y refuerza el tejido social;

Que se ha recibido el proyecto del artista Juan Blas Doberti, relacionado con su obra "Registros de una conciencia planetaria del Siglo XXI", conformada por la presencia de grandes piezas sólidas de hormigón, perdurables por su forma y materialidad, integrables unas con otras, susceptibles de embellecer los espacios públicos con la simpleza de su perfección, representando una idea universal de preservación y de vida sostenible.

Que cada pieza constituye una unidad simbólica que pretende irse integrando con otras en el paisaje par conformar un hito de gran escala, que procura representar, la real toma de conciencia planetaria, lo que permitiría a futuro el crecimiento de la obra en cantidad de esculturas o diversidad de localizaciones.

Que el artista ofrece trabajar conjuntamente con el Municipio en la selección de las distintas localizaciones específicas para el emplazamiento de la obra en el área urbana, incluyendo además de la provisión de las piezas que integran la obra de arte, tomar a su cargo el traslado evitando daños en las piezas, y asumir la supervisión de la instalación para su adecuada colocación.

En virtud de ello, la Secretaría de Cultura y Turismo a fs. 22 solicita la adjudicación directa en el marco del art. 156, inc. 3 de la LOM. Por ello, el INTENDENTE MUNICIPAL de VICENTE LOPEZ, en uso de las atribuciones que le son propias,

DECRETA

ARTICULO 1°.- ADJUDÍCASE al artista Sr. Juan Blas Doberti en el marco del art. 156 inc. 3 de la L.O.M. la adquisición de la obra de arte conformada por las esculturas descriptas en el exordio, para su emplazamiento es espacios públicos, por un importe total de pesos un millón novecientos ochenta mil catorce ($ 1.980.014,00).

ARTICULO 2°.- La suma de pesos un millón novecientos ochenta mil catorce ($ 1.980.014,00) será debitada de la Solicitud de Gastos obrante a fs. 26/27, Documento N° 1-2885.

ARTICULO 3°.- Refrenden el presente Decreto los Sres. Secretarios de Cultura y Turismo, y de Hacienda y Finanzas. ARTICULO 4°.- Tomen conocimiento la Secretaría de Hacienda y Finanzas (Dirección General de Contaduría, Dirección de Tesorería y de Compras y Licitaciones), la Secretaría de Cultura y Turismo, y la Secretaría de Planeamiento Obras y Servicios Públicos. ARTICULO 5°.- Dese al Registro Municipal de Decretos, cúmplase, hágase .saber, y oportunamente ARCHÍVESE.


Fdo: Macri- Guzman- Alvarez



miércoles, 24 de enero de 2018

EL "CIUDADANO ILUSTRE"

"¡Qué lindo escuchar el silencio de Putin
 ante las desopilantes críticas de Macri
 hacia mi querida Venezuela!"

Diego Armando Maradona
Ciudadano Ilustre de la Provincia de Buenos Aires





En Enero de 2017, publicación en el Boletín Oficial mediante, tuvo lugar una de esas noticias que se comentan en el momento y se olvidan. Se olvidan a pesar de sus consecuencias; que vienen luego a refrescarnos la memoria... 

A instancias de los senadores del Frente para la Victoria (FPV), Santiago Carreras y Darío Díaz Pérez, la Legilsatura Bonaerense aprobó la Ley 14.878 que fue promulgada por la Gobernadora María Eugenia Vidal, justo el Día de los Inocentes, 28 de Diciembre de 2016, declarando "Ciudadano Ilustre de la Provincia de Buenos Aires" a Diego Armando Maradona, y considerándolo además "emblema del deporte argentino".

La existencia de esa ley merece algunas consideraciones respecto a lo que debe considerarse un "Ciudadano Ilustre" y un "emblema del deporte argentino". 

Queda fuera de toda discusión que Diego Maradona ha sido un destacado futbolista, sin duda uno de los más habilidosos que se han visto en un campo de juego; pero lamentablemente no es lo único que se vio de él. 


Un buen jugador no es necesariamente un deportista. Jugador y deportista son dos cosas distintas. La condición de buen jugador la otorga el talento para el juego. La condición de deportista, en cambio, depende de la conducta que acompaña ese talento o la voluntad que despierta su falta. Ser deportista implica cosas que van más allá del campo de juego y que poco tienen que ver con la habilidad específica. Es un estilo de vida sano y leal. Maradona, reputado drogadicto, expulsado de la competencia en un Mundial de Fútbol por consumir sustancias prohibidas, no puede ser considerado deportista. Mucho menos "emblema del deporte argentino". Darle ese título a quien avergonzó escandalosamente al país cuando lo representaba en un campo deportivo, es agraviante para muchos otros que siempre honraron su condición de deportistas al competir por la República Argentina o simplemente ser deportistas argentinos. 


Más allá del campo de juego, lo que se conoce de Maradona tampoco lo califica como buen ciudadano, mucho menos para ser considerado "Ciudadano Ilustre". Un ciudadano es, esencialmente alguien responsable y Maradona no lo es. Tristemente son demasiado conocidas las miserias de su vida privada, en todos los órdenes, como para enlodarnos con su larga enumeración. Y tampoco es justificable que se llame "ciudadano ilustre" a quien apoya abiertamente dictaduras que se pretenden eternas y gobiernos corruptos. Pero claro, esa, es exactamente la razón por la que el kirchnerismo lo hizo "Ciudadano Ilustre". No podía esperarse otra cosa de los que en 12 años de régimen oprobioso quisieron degradar la ciudadanía a masa embrutecida y repetidora de frases hechas. 

Lo inadmisible de todo esto, es la pasividad con que CAMBIEMOS dejó que esa ley se aprobase, porque denostar ese proyecto era parte de la necesaria batalla cultural que debe darse en el país y se viene postergando por tibiezas incomprensibles.

Y así siguen las cosas, con el legalmente declarado "Ciudadano Ilustre de la Provincia de Buenos Aires", apoyando desde la demencia criminal de Nicolás Maduro a la corrupción del condenado Lula.


Compréndase entonces que no escribo sobre Maradona, redacto un llamado de atención, un parte sobre el estancado frente de la batalla cultural, en el que CAMBIEMOS no se decide a tomar la ofensiva; y si pudieran leer mis labios en este momento verían que estoy repitiendo:

"¡Es la cultura, imbéciles!" 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

"BLOQUE CONSTITUCIONAL" PIDE CORTAR RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON CUBA Y VENEZUELA.


Esté viernes, 26 de Enero de 2018, Bloque Constitucional presentará la nota que aquí se transcribe en Cancillería. Quienes quieran adherir pueden hacerlo en forma virtual CLICKEANDO AQUÍ, por mail a plumaderecha@yahoo.com.ar (indicando nombre completo y número de DNI) y/o acercándose personalmente el mismo viernes, entre las 10:00 y las 14:00 hs al Café DANDY (Av. Santa Fé 801, Recoleta) en inmediaciones de la Plaza San Martín y el Palacio San Martín. Allí estaremos reunidos abogados de Bloque Constitucional. 
  



Buenos Aires, 26 de Enero de 2018.- 


Ministro de Relaciones Exteriores y Culto,
Señor Embajador D. Jorge M. Faurie:


Los abogados integrantes de la agrupación Bloque Constitucional (Lista 61 del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal), sosteniendo el compromiso por la Libertad y acompañados por otros conciudadanos, solicitamos al Gobierno de la República Argentina se interrumpa toda relación diplomática con la dictadura cubana y el gobierno títere de Nicolás Maduro; hasta tanto Cuba y Venezuela recuperen la condición de países democráticos. 

El sentido de la autoridad se funda en la razón y en el respeto por el pueblo; el agobio bajo esos autoritarios gobiernos ha dado fundamento al cese del deber de obediencia, pues el primer derecho del pueblo es el derecho a ser bien gobernado. La reciente muerte del Inspector Oscar Pérez, quien ejerciendo el derecho de resistencia a la opresión se alzó en armas contra la tiranía castrochavista, evidencia lo obvio: que allí, donde impera la vocación asesina de quien busca eternizarse en el poder por el temor y a cualquier costo, no tiene ninguna vigencia el derecho a un buen gobierno, ni garantía alguna los más elementales derechos humanos.

Asimismo, en función de todos los hechos conocidos, aberrantes y absolutamente graves en la vida institucional de una República, también se impone y es absolutamente obligatorio que nuestra Nación, por medio de sus autoridades y utilizando los canales institucionales correspondientes, requiera urgente información sobre los detalles y circunstancias que rodearon la muerte del Inspector Oscar Pérez y demás combatientes que lo acompañaban en su heroica resistencia a esa tiranía estatal, máxime cuando los resultados de las respectivas autopsias practicadas indican que los fallecimientos se dieron por traumatismo de cráneo encefálico severo por herida de arma de fuego en la cabeza, conforme las actas de defunción, remarcándose en los informes que todos los cadáveres presentaron herida de bala en sus respectivas cabezas. 

Tal como expresamos el 20 de Enero de 2014, en nota presentada al entonces canciller Timerman, reiteramos que “no puede ser soslayada la injerencia de la dictadura cubana sobre instituciones del Estado venezolano, en especial las que hacen a la seguridad del país. Consideramos que Cuba sigue siendo hoy un Estado terrorista empeñado en exportar su mal llamada ‘revolución’, que parasitando sobre los colonizados recursos venezolanos importa riesgo cierto para las democracias latinoamericanas”.

En tal sentido y ratificando lo dicho, denunciamos las actividades conjuntas de los embajadores de Cuba y Venezuela en la Argentina, Orestes Pérez y Carlos Martínez Mendoza, quienes bajo pretexto de “solidaridad” incumplen la obligación de no inmiscuirse en los asuntos internos de la Argentina.

Tal como en su oportunidad denunció Hilda Molina, la medicina cubana es una herramienta de propaganda con la que el régimen comunista infiltra activistas en distintos lugares del mundo. En este caso se trata de la denominada "Propuesta Tatú" (así llamada por el apodo del criminal Ernesto Guevara en el Congo), que dirigida desde la Embajada de Cuba en Buenos Aires opera a través de médicos recibidos en Cuba desarrollando cuatro misiones internacionalistas, una en la Región Bío Bío de Chile, otra en Guatemala, y dos en nuestro país situadas en las provincias de Santiago del Estero y Buenos Aires. La presencia de estos médicos, que difunden las “bondades” de la “revolución cubana”, de sus movimientos guerrilleros y el culto a la personalidad de Ernesto Guevara, no es ajena a la toma de tierras entre otros conflictos de las zonas en que eligen activar; llegando al punto inadmisible de adoctrinar niños. 

Todas las actividades de la llamada “Propuesta Tatú” dan cuenta de un descarado e inaceptable proselitismo ideológico, que toma carácter político concreto en la dirección de grupos de acción dependientes de la embajada cubana, como la “Juventud Guevarista”, entre otros igual de evidentes. 

Señor Canciller: No reporta ningún beneficio a la República Argentina la hipocresía de conservar relaciones diplomáticas con autocracias totalitarias que, atentando contra nuestro estilo de vida, procuran generar y fogonear conflictos internos en procura de debilitar la institucionalidad democrática. Y tampoco, por cierto, reporta beneficio alguno para los pueblos de Cuba y Venezuela que sus tiranos sean validados como interlocutores ante la comunidad internacional.

Cuenta Usted con suficientes medios institucionales para corroborar la intromisión en los asuntos internos del país arriba denunciada; ya es tiempo de quitarnos las anteojeras de la “corrección política”, esa que queriendo ignorar lo sabido por todos y como parte de un relato sembrado desde la izquierda estuvo a punto de convertirnos en otra Venezuela. 

Entendemos que arbitrar los medios para corroborar lo denunciado y obrar en consecuencia con lo solicitado, es hacer honor a los principios que nuestro pueblo sustenta.

Por último, solicitamos reciba en audiencia a representantes de Bloque Constitucional.

Sin otro particular, y en espera de respuesta, saludamos a Ud. muy atte. 


Pedro Pablo Pusineri, J.Santiago Tamagnone (Ariel Corbat), Alejandro Tomás Butler, María Inés Calvo, Susana de Rosa, Marcelo Llambías, y siguen las firmas.

     






domingo, 21 de enero de 2018

EL HORROR ESTÁ AQUÍ


Niños argentinos cantando al criminal Ernesto Guevara,
adoctrinados so pretexto de ayuda humanitaria.

A través de la "Propuesta Tatú" la Embajada de Cuba se inmiscuye en asuntos internos de Argentina al punto de realizar adoctrinamiento comunista sobre niños. Corresponde que el Canciller Jorge Faurie analice la cuestión y la Cancillería disponga que el embajador de la dictadura Orestes Pérez sea inmediatamente expulsado del país.

El embajador de la tiranía castrista, Orestes Pérez, en el denominado
 "Primer Encuentro Latinoamericano Utopía al Hombro".

En un pasaje memorable de "Apocalypse Now", la monumental película de Francis Ford Coppola, Marlon Brando personificando al Coronel Kurtz explica magistralmente lo que significa "el horror", con estas palabras:

He visto el horror… horrores que tú no has visto. Pero no tienes el derecho a llamarme asesino. Tienes derecho a matarme. Tienes derecho a hacerlo… pero no tienes derecho a juzgarme. Es imposible describir el horror en palabras a aquellos que no saben lo que verdaderamente significa. Horror, horror. El horror tiene una cara… y tú debes hacer del horror tu amigo. Horror y terror mortal son tus amigos. Si ellos no lo son, entonces son tus enemigos a los que debes temer. Son en verdad tus enemigos. Recuerdo cuando estaba con las fuerzas especiales. Parece que han pasado siglos. Nos internamos en un poblado a vacunar niños. Dejamos el poblado después de haber inoculado a los niños de polio y un hombre viejo vino corriendo hacia nosotros. Estaba llorando, no podía ver. Volvimos allí y ellos habían llegado y… habían amputado cada brazo inoculado. Estaban en un montón. Un montón de pequeños brazos. Y recuerdo… yo… yo lloré. Lloré como una abuela. Quería arrancarme los dientes. No supe qué quería hacer. Y quiero recordarlo; nunca quiero olvidarlo. Nunca quiero olvidar. Y entonces me di cuenta… como si me hubiesen disparado… como si me hubiesen disparado con un diamante… una bala de diamante justo en mi frente. Y pensé: Dios mío… el genio de esto. El genio. El deseo de hacer esto. Perfecto, genuino, completo, cistalino, puro. Y entonces me di cuenta de que eran más fuertes que nosotros, porque ellos podían soportar eso… ellos no eran unos monstruos. Eran hombres… oficiales entrenados. Estos hombres que luchaban con sus corazones, que tenían familias, que tenían hijos, que estaban llenos de amor… pero tenían la fortaleza… la fortaleza… para hacer eso. Si yo hubiese tenido diez divisiones de estos hombres, entonces nuestros problemas hubiesen terminado rápidamente. Tienes que tener hombres que tengan moral… y al mismo tiempo que sean capaces de utilizar sus instintos para matar sin sentimentalismos… sin pasión… sin juzgar… sin juzgar. Porque es el juzgar lo que nos derrota.

No voy a internarme ahora en todas las complejas, entretenidas y apasionantes reflexiones que en relación a la República Argentina podrían surgir desde esas terribles palabras. Quedará para otra ocasión. Simplemente voy a concentrarme en señalar que cuando los comunistas del Vietcong mutilaron cada brazo vacunado por la solidaridad estadounidense, no estaban rechazando esa solidaridad médica, sino afirmando la concepción comunista de la "solidaridad" como algo que sólo puede existir en representación de su propia ideologia. 

La dictadura castrista ha explotado ese mismo concepto, pero a la inversa, en países débiles, democráticos y desde luego incapaces culturalmente de amputar los brazos vacunados por la propaganda comunista llamada "medicina cubana",  demasiado bien pensantes para darse cuenta del germen "revolucionario" fomentando conflictos internos a partir de la "solidaridad". Si fuera a la inversa, amputarían cada brazo vacunado con ideas de Libertad exhibiendo el mismo odio con que arrojan balseros al mar.




En la Argentina a través de la "Propuesta Tatú", programa dirigido desde la Embajada de Cuba en Buenos Aires, los activistas comunistas, al amparo de la asistencia médica solidaria, fogonean conflictos sociales mientras adoctrinan a niños de las provincias de Buenos Aires y Santiago del Estero en las “bondades” de la “revolución cubana”, de sus movimientos guerrilleros y el culto a la personalidad del criminal Ernesto Guevara.

Este video, filmado el 20 de Enero de 2018 en Adrogué, durante un encuentro del que participó el enviado de la tiranía, prueba el descarado adoctrinamiento comunista a niños argentinos:




El horror está aquí, corresponde que el Gobierno Argentino tome cartas en el asunto y lo mande de regreso a Cuba. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

miércoles, 17 de enero de 2018

POR UN DESTINO DE LIBERTAD


¿No los veis sobre el triste Caracas
luto y llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

Vicente López y Planes 
(Himno Nacional Argentino)




"La suerte puede sonreír o abandonar al que se expone al plomo enemigo. Lo que a uno lo sostiene es el pensamiento del mañana: la ambición de un destino brillante". 


Capitán Domingo Fidel Sarmiento.


No se me ocurre mejor epitafio para el Patriota venezolano Oscar Pérez, quien junto a un pequeño grupo de decididos se alzó en armas contra la tiranía. No los sostenía la esperanza de la victoria cercana, sino algo que los trascendía: la fe en un destino brillante, un mañana de Libertad para Venezuela. Lo que cualquier bien nacido anhela dejar a sus hijos. 


Óscar Alberto Pérez
 Daniel Enrique Soto Torres
 Abraham Israel Agostini Agistini
 José Alejandro Díaz Pimentel
 Jairo Lugo Ramos
 Abraham Lugo Ramos 
Lisbeth Ramírez Mantilla. 


Esperemos que con ellos no se haya extinguido la última pizca de dignidad del pueblo venezolano. Fue un bello gesto alzarse contra la tiranía, porque morir por la Patria y la Libertad es mejor que ser mendigos en la deshonra; como los que serviles al tirano se denigran obedeciendo a cambio de la dádiva. 

Daniel Enrique Soto Torres. Se integró a La Resistencia
para luchar "por una mejor venezuela". 

Los libres del mundo debemos escuchar ese grito desesperado de Libertad! y acudir con todos los medios a nuestro alcance en auxilio de Venezuela. No solamente por imperativos éticos y morales, sino como acto de autodefensa. Porque Nicolás Maduro sumerge a Venezuela en la miseria para satisfacer las demandas parasitarias de la dictadura cubana, que nunca ha dejado de intentar exportar su "revolución". 

Así, mientras el régimen totalitario mata personas y libertades, sus embajadores en Buenos Aires realizan actividades de adoctrinamiento y propaganda que, bajo la burda cobertura de la "solidaridad", implican un aprovechamiento de nuestras libertades democráticas para entrometerse en asuntos internos de la República Argentina y otros países de la región.

Esa es la razón por la que el sábado 20 de Enero de 2018, el embajador de Cuba en Argentina Orestes Pérez y el embajador de Venezuela Carlos Martínez Mendoza, serán los protagonistas del  "Primer Encuentro Latinoamericano Utopía al Hombro", que tendrá lugar desde las 16:00 hs en dependencias de la Casa Municipal de la Cultura del Partido de Almirante Brwon.  Intendencia a cargo de Mariano Cascallares, del Frente Para la Victoria. 

Tal como en su oportunidad denunció Hilda Molina, la medicina cubana es una herramienta de propaganda con la que el régimen comunista infiltra activistas en distintos lugares del mundo. En este caso se trata de la denominada "Propuesta Tatú" (así llamada por el apodo que el criminal Ernesto Guevara usó en el Congo), que a través de médicos recibidos en Cuba desarrolla cuatro misiones internacionalistas en Santiago del Estero, en la Región Bio Bio de Chile; en Guatemala; y en Buenos Aires. Gino Straforini, coordinador del Proyecto Tatú, predica: "tenemos un impagable agradecimiento a Cuba, su pueblo y a Fidel Castro, porque sin esa enorme solidaridad latinoamericanista, jamás hubiéramos sido médicos". La presencia de estos médicos, no es ajena a la toma de tierras y otros conflictos de las zonas en que eligen activar. 

Totalitarismo de exportación.

Está claro que no constituyen una ONG dedicada exclusivamente a llevar asistencia médica a zonas carenciadas, se trata de un programa dirigido a través de la Embajada de Cuba en Buenos Aires que poco tiene que ver con la pureza de las razones humanitarias. Es una simple fachada de algo que, planificado en La Habana, encubre agentes de la dictadura y actividades de neto corte político.  

No es posible tolerar que, con la misma impunidad con que matan en Venezuela, difundan sus mentiras en Argentina. Es necesario poner fin a esa intromisión. 

La República Argentina tiene sobradas razones para romper relaciones diplomáticas tanto con Cuba como con Venezuela. Más aún, no hay ningún beneficio en continuar teniendo trato diplomático, ni de cualquier otra especie, con la dictadura y su satélite. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López






sábado, 13 de enero de 2018

¡ES LA CULTURA, IMBÉCILES!




Cumplido ya el medio término de la Presidencia de Mauricio Macri, cabe preguntarse con sentido crítico si lo que votamos en Diciembre de 2015 fue un real cambio o la ilusión de un cambio.  Lo ideal sería tener certeza respecto a que una sociedad decidida al cambio llevó al gobierno una decidida propuesta de cambio (vale la redundancia). Pero pudo ocurrir que la oferta electoral haya sido tan engañosa como cualquier propaganda, o que la demanda de cambio tuviera más vocación de pose que de real compromiso. Es decir, quizá tengamos un gobierno y una sociedad que se hayan sincerado y entendido mutuamente que el cambio no lo sea tanto. Apenas lo básico, para no seguir chapoteando en la pus que exudaba del régimen.

En cualquier caso, si el gobierno o la sociedad no demuestran una  activa voluntad de cambio, va a ser muy difícil que Argentina recobre viabilidad como país. El gobierno ya se ha manifestado gradualista. Y lo es en todos los órdenes. La sociedad, fraccionada, apática, expectante pero distante, reacciona por espasmos, deseando que todo sea indoloro y sin hacer oír reclamaciones que apunten a cambios profundos, como podría ser el saneamiento de la representatividad política o la necesaria disminución del gasto público.

En este contexto, discernir la definición ideológica del funcionario gubernamental promedio es tan difícil como establecer la del ciudadano promedio, por ende la zona donde las aspiraciones de uno y otro convergen resulta una incógnita difusa. Patria, Libertad, República, Austeridad, Progreso, Competencia, son así valores poco reconocibles en esta realidad de miseria moral post kirchnerista. Las creencias de los argentinos, al mismo tiempo, no privilegian enteramente lo racional a la hora de pensar y trazar un destino común. Emocional e intelectualmente seguimos atados a estructuras de pensamiento y realidades pasadas sin asumir que el futuro no será el soñado entonces. 

Pareciera a veces que estamos como perdidos en el tiempo y sin muchas ganas, ni claridad, para volver al futuro. Pasar de "soja y suerte" a "deuda y suerte" no es el tipo de cambio que tenía en mente como alternativa al régimen kirchnerista. Seguimos lejos de la supremacía de la Constitución Nacional y en consecuencia, también, de acercarnos a ser un país normal.

Hay que impedir que el "juego de las diferencias" se transforme en el "juego de las semejanzas". Se hace imprescindible que surjan voces críticas dentro de CAMBIEMOS, que imagino seguramente no serán del PRO, porque es difícil dar la batalla cultural desde donde Durán Barba y la ausencia de debate ideológico (casi la negación de la ideología) le quitan a la política toda vocación de confrontar abiertamente. Quizá sean tibios, tal vez sean progres, pueden ser más de lo mismo. En ese caso, habrá que ir pensando para 2019 alguna alternativa a CAMBIEMOS. Por lo pronto escribo como militante de Unión Por la Libertad (UPL), parte de CAMBIEMOS, y si pudieran leer mis labios en este momento verían que estoy diciendo:

"¡Es la cultura, imbéciles!" 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

lunes, 8 de enero de 2018

ANDY FREIRE, OTRO FIASCO "TEMPLARIO"



“La principal característica de un emprendedor es su deseo de independencia para poder expresar su creatividad sin límites, sin censuras y sin obedecer órdenes. Un emprendedor es pues  un ser independiente, creativo, tomador de riesgos, perseverante, honesto (no le teme ni niega la realidad) y tampoco desea lo inmerecido. Prefiere 40.000 al año producto de su propio emprendimiento que 100.000 obedeciendo a una mente ajena. Es un cultor de la autoestima por excelencia y muestra en toda circunstancia apertura mental, flexibilidad y espíritu de aventura”.
Eduardo Marty       





Antes de ser funcionario, Andy Freire, predicaba cosas como esta: “Para que un proceso emprendedor sea exitoso son indispensables el capital, la idea y, sobre todo, un emprendedor capaz de impulsar su proyecto”.

El concepto mismo de “emprender” está asociado al capitalismo, la libre competencia, reglas claras de sentido común y la necesaria ambición personal de quien aspira a valerse por sí mismo. Eso mismo que se conoce como “el sueño americano” y que también debería ser “el sueño argentino”.

Algunas personas que logran desenvolverse muy bien en el sector privado diluyen su potencial cuando pasan a ocupar funciones de gobierno. El PRO, desde el personalismo fundante en torno a Mauricio Macri, tiene una marcada tendencia a creer que quien supo desenvolverse en el sector privado lo hará igualmente bien en el Estado, y así fue como en la Ciudad de Buenos Aires el Licenciado en Economía Andrés Freire se convirtió el 10 de Diciembre de 2015 en Ministro de Modernización, Innovación y Tecnología del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Al respecto vale destacar la labor realizada por el Dr. Pablo Barthe, quien siguiendo en el Boletín Oficial la publicación de gastos que estando a la vista de todos no eran vistos por nadie, generó a través de los “Abdón papers” subidos a su cuenta de Twitter, una incipiente conciencia sobre lo que el Estado, lejos de modernizarse, derrocha. Eso sí, a lo bestia, con pomposidad de nombres y sin sentido de culpa alguna por dilapidar el esfuerzo de los contribuyentes porteños.

Freire nunca tuvo muy claro qué era lo que de verdad tenía que hacer en el Estado, ya que siendo Ministro y desconociendo por completo el funcionamiento de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), iba a programas de televisión para recomendar a la gente que “emprendiera” en actividades como la gastronomía, pero de formas irregulares que, dada la legislación vigente, sí o sí debían terminar en clausura. Su rol, para cumplir con la modernización del Estado, alivianar la carga de los contribuyentes, favorecer los emprendimientos y evitar frustración en los emprendedores, era hacer el trabajo duro de simplificar trámites reduciendo los requisitos y controles al mínimo necesario.

La idea del “control mínimo necesario” es sentido común, pero en Argentina suena a liberalismo revolucionario; implica salir del reglamentarismo extremo de un Estado que por “cuidarnos” hasta nos esconde el salero en el restaurante, para empezar a vivir en una sociedad de adultos responsables.

En las últimas elecciones Freire fue electo legislador porteño. Un premio a la incapacidad amarilla, para otro socio de Eugenio Burzaco y Patricio Furlong en Seguridad Integral Templar SA, donde se desempeñó como Director Titular.

El ahora legislador Freire, demostrando que sigue sin tener la menor idea de las imposibilidades reglamentarias de la Ciudad cuya Legislatura integra, cruzó sin darse cuenta la barrera del ridículo al afimar en un video subido a Twitter que se puede hacer plata alquilando aquello que no se usa en vacaciones, y en el colmo de su delirio sugiere alquilar el jardín como camping...

Freire es un buen ejemplo de tipos que llegando al Estado desde el ámbito privado se la creen hasta idiotizarse. El concepto de "servidor público" les queda grande a los socios de la incapacidad amarilla, porque implica anteponer el sentido del deber a la propia conveniencia, privilegiar el honor sobre la ganancia y entender la austeridad como forma de valorar el esfuerzo del contribuyente. Servir al Estado es servir a valores que no tienen ningún sentido sin honrar con eficiencia a quienes pagan impuestos generando riqueza.

Quien mejor supo expresó la indignación por la inadmisible perdida de conexión con la realidad en que navega Andy Freire, fue Gustavo Lazzari, al calificar sus "consejos" como "falta de respeto".

Uno de los tuits publicados por Gustavo "Lacha" Lazzari

En efecto, semejante ignorancia sobre la maraña normativa que acorrala a los emprendedores reales, es una grosera y total falta de respeto. Los consejos de Freire son como los de Nicolás Maduro, consolidan la miseria material desde la miseria intelectual. La propuesta de convertir el espacio de un jardín en camping, bien podría ser la solución de algún funcionario chavista a la crisis habitacional, del mismo modo que la cría de conejos en balcones soluciona el hambre y el reciclado de tampones combate al imperialismo en la Revolución Bolivariana.

Si Andrés Freire tuviera una pizca de autocrítica renunciaría de inmediato, alejándose del Estado para siempre. Ha evidenciado ser incapaz y ajeno a la realidad. Pero, viendo con quienes Andy anda, es difícil que no se aferre a su cargo para volcar en nuevas leyes sus geniales ideas.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López







sábado, 6 de enero de 2018

CUANDO QUIEREN CAMBIAR BANDERAS POR TRAPOS


“…de que quiere nuestro Señor rindan ya su cuello al suave yugo de su Cruz y ley
evangélica, por medio de la obediencia y sujeción á nuestro católico Rey.”

Acta del Parlamento de Quillin 1641




A través de un artículo publicado en Página/Bolche, al que titula "La historia que fue silenciada", Darío Aranda sostiene que con el Parlamento de Quillín, celebrado el 6 de Enero de 1641, "España firmó la paz con el pueblo mapuche y le reconoció la independencia en los territorios que después serían Chile y Argentina". Se trata de una interpretación que falsea la historia desde los intereses ideologizados del presente, porque lo acordado en esa ocasión fue todo lo contrario

Para empezar la expresión "mapuche" no era registrada por los españoles que hablan siempre de "araucanos", término que refiere un pueblo con una locación determinada en territorio de Chile. De lo que hablan los documentos de época es de "indios rebelados" o "Indios Araucanos del Reyno de Chile". 

Las "Capitulaciones de la Paz hecha entre la Corona de España, y los Indios Araucanos del Reyno de Chile", acordadas por D. Francisco de Zuñiga, Marqués Baides, Conde de Pedrosa, Gobernador y Capitán General del Reino de Chile, con los Caciques Lincopichón, Antegueno, Liencura, Chiguala, Guaquillaquen y otros, en el Valle de Quillín el 6 de Enero de 1641, establecía la relación entre el Rey de España, Felipe IV, y los aborígenes en estos términos que claramente reivindican y afirman la soberanía española: 

"Que no han de ser encomendados a los Españoles, sino que han de estar en cabeza de su Majestad, y debajo de su Real amparo, reconocerle vasallaje como a su señor, y que con esto se volverán a poblar sus tierras, y los Españoles podrán reedificar sus antiguas ciudades. Que estarán obligados a salir siempre que fueren apercibidos, con armas, y caballos a cualquier facción, que se ofrezca dar servicio de su Majestad".

Es decir que lejos de reconocer soberanía e independencia a los araucanos, estos se sometían al Rey de España. Directamente al Rey de España. 

Esto surge de la lectura del mismo libro que cita Dario Aranda: “Los Tratados celebrados por los Mapuche con la Corona Española, la República de Chile y la República de Argentina”, de Carlos Contreras Painemal. 

En el falseamiento de la historia se evidencia el interés en crear artificialmente una reivindicación secesionista de carácter nacional mapuche, que atenta contra la integridad territorial de la Argentina y Chile. Es por demás curioso que además de malinterpretar lo sucedido en 1641, los activistas de la causa mapuche completen la farsa con la consigna: “día nacional mapuche, sacá tu bandera”; porque la primera bandera que tuvieron los araucanos fue hecha por Orélie Antoine de Tounens, cuando en 1860, junto a Quillapán y algunos otros caciques se autoproclamó "Rey de la Araucanía". El gesto simbólico de haber escuchado a un charlatán francés mostrando predisposición a aceptarlo como rey, obraba cual certificado de defunción del señorío araucano. Aunque alzaran sus lanzas, ya se habían rendido. El Comandante Cornelio Saavedra, quien puso fin a los delirios del franchute, capturó dos de esas banderas en oportunidad de apresarlo. 

La "Wenufoye", bandera mapuche, es en cambio una creación de 1991. Los chilenos que la izan homenajeando origen étnico, en la tradición de sus patriotas de sangre araucana como el Capitán  Juan Lorenzo Colipí, merecen el mayor de los respetos. Tanto, como repudio merecen los activistas de izquierda que ven en ella un medio para izar, alguna vez, trapos rojos de tiranía eterna en los mástiles del sur donde ondean las banderas de Argentina y Chile.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López





Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat