miércoles, 27 de marzo de 2013

"Gente de FE" - Mariano Rovatti



Los senderos de la vida se han empeñado en cruzarme más de una vez con Mariano Rovatti. Lo conocí a causa de nuestro común gusto por el Tango y nos fuimos encontrando en distintas circunstancias. Tanto por las coincidencias, abogados, tangueros, aficionados a la historia, como por diferencias, él es peronista y evangélico, yo liberal y ateo, siempre encuentro enriquecedor conversar con el Dr. Rovatti. Embarcados en esta patriada que es el Partido FE, compartimos charla y café en La Perla del Once; ahí donde, según dicen, alguien pensó una balsa para irse a naufragar.

Mariano Rovatti - Partido FE Capital Federal

-          ¿Por qué el Partido FE?
-          Yo me desafilié del Partido Justicialista en el año 2005, luego de una interna fallida que se armó en Capital Federal. Esa vez todo el sector opositor al kirchnerismo se unió en una lista, y no la dejaron participar por maniobras de la conducción que tenía en ese momento el PJ Capital respondiendo a Alberto Fernández. Ahí me di cuenta que el peronismo crítico del gobierno no tenía partido; y lo había perdido para siempre. Desde entonces que creo que había que organizarse en un partido diferente. La primera iniciativa que veo al respecto es la del Partido FE que promovió el Momo Venegas. Hay otros partidos como PAIS y el de De Narváez, pero el primero que veo organizado en todo el país de una manera seria, orgánica y coherente es FE, por eso me pareció que era el lugar en el que tenía que estar.
-          ¿Cuánto le cuesta al peronismo ir por la vía de la institucionalización y dejar de lado la idea movimientista?, o planteado de otra manera, ¿es posible darle a esa idea movimientista un cauce institucional?
-          Yo pienso que no se deja de lado. Son dos cosas distintas. Lo que pasa es que el Movimiento como tal dejó de ser ya hace mucho tiempo. O sea, existe un movimiento cuando hay un liderazgo, una doctrina y una mística, y nada de eso existe, todo eso hay que volver a hacerlo. La doctrina peronista está ahí, pero nadie la levanta, son muy pocos lo que lo hacen y uno de ellos es el Momo Venegas con FE, como también pueden ser Moyano, De la Sota o Cariglino. Pero todavía no se hizo la integración de todas esas iniciativas, todos esos esfuerzos no se han terminado de coordinar, y me parece que lo más importante es que se avance con ello. A falta de un líder nacional que pueda juntar todo eso, bueno, que con los cuatro o cinco líderes más importantes, y también incluyo a Roberto Lavagna entre ellos, se pueda armar por lo menos un espacio común. Y la idea del Movimiento surge si hay una mística compartida por el pueblo, eso se perdió y se recuperará en la medida que haya un proyecto nacional, popular, democrático, federal, como siempre representó históricamente el peronismo. Si eso logra retomarse entonces la idea del movimiento va a venir de vuelta. Siempre desde el peronismo se pensó en el partido como una herramienta, pero en este caso creo que es más que eso, es un intento de organización que supera al partido en sí mismo, es un intento de congregar al peronismo, que está disgregado. A falta de liderazgos es necesario empezar a crear estructuras que sean convocantes y que contengan. También hay otra cosa, y es que vivimos en una época donde la idea está devaluada, entonces parte de la tarea de la convocatoria es la generación de una nueva idea.
-          A propósito de ideas, vos participás de IPUNAC (Instituto Programático para la Unidad Nacional).
-          Sí.
-          ¿Qué aporte hace IPUNAC como grupo de pensamiento?
-          IPUNAC comenzó hace un año, es un grupo de referentes en su totalidad integrantes del peronismo opositor, están Juan Archibaldo Lanús, Ricardo Auer, Pablo Anzaldi, Miel Asquía, Orlando Novara, etc. Nosotros nos reunimos periódicamente para analizar la realidad del país, hacemos estudios y emitimos documentos, Todo el año pasado sacamos una vez por mes un boletín virtual que es el BIP, dando opiniones sobre temas de coyuntura y otros estructurales, más de largo plazo. También produjimos un documento llamado “40 decisiones”, que en la práctica es como un programa de gobierno, con 40 medidas a tomar en distintas áreas, ya sea en lo institucional como en  lo económico, en lo social y en lo que es política exterior, defensa y planeamiento estratégico. Ahora estamos preparando un dossier sobre seguridad, que es el tema que más preocupa a los argentinos, y otro sobre temas específicos de la Ciudad de Buenos Aires. La idea es instalar temas y analizar cuestiones que no se hablan, porque hoy los debates políticos están limitados a 140 caracteres.
-          Lamentablemente.
-          Pero es una realidad que hay que aceptarla. En general la mayoría de la gente no lee el cuerpo de los artículos, se conforma con los títulos y el copete. Eso hay que entenderlo como parte del cambio de paradigmas a la hora de comunicar. Hay que ser breve y directo. Para el intelectual es molesto esto, se prefiere el libro, y es cierto que a los que nos gusta leer nos gustan las ideas en su verdadera extensión. Pero hay que hacer el esfuerzo por tener la misma profundidad con más dinamismo, quizá desde IPUNAC podamos mostrar eso como novedad.
-          Creo que son dos cosas complementarias, hay que tener el trabajo bien elaborado y tener la habilidad para comunicarlo de una forma acorde a los tiempos, en esos 140 caracteres que detesto pero… es lo que hay. 
-          Es lo que hay. Es así. A mí el formato twitter me cuesta, Facebook es más visual y con eso me manejo mejor.

Mariano Rovatti y Ariel Corbat

-          Y a falta de ideas sobran agravios en las discusiones digitales.
-          Esa es una cualidad de la sociedad contemporánea, en los diarios digitales hay lugar para los comentarios y la gente se agrede, un poco por la impunidad que da el anonimato y otro poco por el clima político, y ahí es responsable la clase dirigente, no solamente el gobierno, la clase dirigente en su conjunto. Cuando la clase dirigente baja un modelo de agresión, donde la agresión personal reemplaza a la lucha por la idea, o peor: cuando se utiliza el pasado ya sea con hechos ciertos o inventados para desacreditar a los rivales o adversarios del presente, eso es pernicioso y la responsabilidad de la dirigencia es cambiar ese estilo. Con la designación del Papa se vio clarito ese juego, incluso con la voltereta dada por el gobierno sobre el mismo tema. La primera reacción de la Presidenta fue oponerse a la designación de Bergoglio y recibirlo como un golpe, ahí toma cuerpo la operación que venía haciendo Verbitsky desde tiempo atrás. Otro sector del gobierno, como Mariotto y en general el sector del gobierno que viene del lado del peronismo, reaccionó con más sentido de la realidad y del poder. El sector más definido ideológicamente a la izquierda reaccionó más visceralmente desde la ideología y la descalificación. Después se impuso el ala que pensó más en términos lógicos, algunos por sinceridad y otros por oportunismo, y lograron que la Presidenta cambiara yendo con otra actitud, con lo que el Papa y la Presidenta lograron dar una imagen de conciliación o de tolerancia que pienso que fue positiva, que fue buena más allá de las intenciones. Yo rescato eso, decir que ojalá sea el comienzo de una etapa diferente; quizás sea un ingenuo, pero a veces prefiero pecar por exceso de ingenuidad y no por exceso de desconfianza, porque también necesitamos darnos crédito como país, como sociedad, no desconfiar tanto el uno del otro.
-          ¿Cómo va el armado del Partido FE en Capital Federal?
-          Es el distrito que está con mayores dificultades, primero porque el peronismo en Capital siempre tuvo problemas, el peronismo siempre tuvo en la Ciudad de Buenos Aires un ámbito hostil para su desarrollo. También hay otras dificultades como la falta de conocimiento de la gente respecto a la situación política del peronismo como movimiento, o como Partido Justicialista, todavía hay mucha gente esperando que el PJ llame a una interna, lo cual es absurdo porque las afiliaciones han sido cooptadas por el oficialismo, con lo que si hubiera una interna ganaría el oficialismo por paliza. Ese es un obstáculo muy grande. Vamos muy despacio en Capital Federal, pero de todos modos para la fecha de la elección no va a haber inconvenientes en tener el Partido Fe bien constituido.


-          ¿Cuál es tu participación ahora dentro del Partido FE?
-          Estoy en la Comisión de Relaciones Institucionales que lidera Archibaldo Lanús, es el sector del Partido que se relaciona con el resto de la sociedad, entidades de todo tipo, y la tarea es mucha, en combinación con otros sectores del Partido que son los que elaboran los programas y fijan las prioridades. Yo vengo trabajando mucho en esta Comuna, la Comuna 3, que es Balvanera y San Cristóbal, que es una comuna muy difícil para trabajar porque tiene muchos temas bravos en lo social. La inseguridad es el tema número uno, pero también hay cantidad de problemas con la ocupación del espacio público, sobre todo acá en Once, problemas con la vivienda, las casas tomadas. Once, Abasto, toda la franja que rodea la Autopista 25 de Mayo, San Cristóbal están bravos a nivel inseguridad.
-          El apego al barrio, tan típico del porteño tanguero, hace que la problemática barrial sea una prioridad natural.
-          Obviamente. Yo presido la Asociación Todos Unidos por Balvanera y San Cristóbal y, si bien empezamos con temas culturales, el mayor reclamo de los vecinos era, y es, que trabajemos por la seguridad. Así tuvimos una reunión con la Dra. Cristina Caamaño, luego reemplazada por Sergio Berni que nunca nos recibió aunque también le pedimos reunirnos. A Caamaño le acercamos información en una carpeta sobre temas de drogas y casas tomadas. 
- Por tu preocupación en materia de seguridad fuiste invitado al programa de televisión de Nelson Castro, exponiendo estas inquietudes. 
- Claro, y también nos reunimos con comisarios de Policía Federal, y hablamos con funcionarios de la Policía Metropolitana pidiéndoles que vengan a la Comuna 3 porque la consideramos una zona crítica, por todos los temas que mencioné antes y por la trata de personas, que es impresionante, por lo que es caminar por estas calles.
-          Decís bien caminar por las calles, porque acá nomás en Avenida Pueyrredón es imposible ir por la vereda, las veredas han sido apropiadas por vendedores sin ninguna vocación ambulante.
-          El uso del espacio público es terrible. Y a la Policía Metropolitana le presentamos un mapa del delito de la Comuna 3, nos dijeron que hoy por hoy es imposible que la Metropolitana tenga una Comisaría aquí, pero que podían hacer una serie de patrullajes.
-          Hay que comprender que es una fuerza policial todavía en formación.
-          Sí, pero la Comuna 3 objetivamente es prioritaria y la Policía Metropolitana tiene que estar presente, porque acá hay un alto índice de delincuencia y delincuencia organizada. Acá se exige un trabajo conjunto entre Nación y Ciudad, dentro de un marco general que impone que la seguridad incluya también a la Provincia de Buenos Aires, porque acá no sirven dos o tres medidas aisladas, hay que trabajar en conjunto y tomando a toda el área metropolitana como una sola cosa. Esa necesidad implica entender la complejidad de los problemas,  no se puede ser mezquino cuando ves, acá nomás por mi barrio, y sin salir a buscarlos, indicadores como el abandono de niños y ancianos gritando que enfrentamos los males de una la pobreza creciente.
-          Esto nos lleva a observar un déficit del país que es de índole institucional.
-          Claro.
-          La cuestión de llevar conflictos partidarios o políticos a la esfera de las instituciones del Estado, cuando la colaboración debe estar siempre más allá de los mandos políticos que tengan las distintas instituciones.
-          Sí. Hace falta grandeza para revertir esto. La pequeñez que caracteriza a nuestros dirigentes es un obstáculo muy grande. Hace falta grandeza, sentido patriótico para estar por encima de la pequeña ventajita que se puede sacar, y también hace falta mayor compromiso de la ciudadanía. La gente no participa cuando se la convoca a mantener un compromiso, eso lo he visto con reuniones por la seguridad, y también, hay que decirlo, se desanima, o se espanta, cuando aparece algún sector que busca aparatear esas reuniones de vecinos, cosa que en la Comuna 3 ha hecho La Cámpora en más de una ocasión. Otras sociedades con mayor madurez democrática que la nuestra, generan compromisos y logran imponer los controles ciudadanos sobre el Estado. No esperar del Estado como Papá, sino tener en cuenta que el gobernante es un empleado de la sociedad y debe rendir cuentas todo el tiempo.
-          Sin ciudadanos no hay instituciones republicanas.
-          Exacto, si nos conformamos con ser habitantes no pretendamos tener instituciones. Eso es así, es tal cual. Es un ida y vuelta, nos vamos a merecer otras instituciones cuando nosotros seamos más ciudadanos.
-          Uno de los signos distintivos de FE es tener puesto el eje en la cuestión institucional.
-          Y eso me parece muy bien, y aparte muy bien que venga de un sector del peronismo, que quizás el peronismo en algún momento, haciendo una autocrítica, fue más laxo en este punto.
-          Perón mismo en los 70’ llamó a institucionalizar el Movimiento.
-          Sí, Perón cuando vuelve al país y ve su muerte como un hecho posible y próximo, comienza a poner él el eje en la institucionalización del país y del peronismo.
-          Es que el país no se puede institucionalizar si no lo hace el peronismo, y además hay que ver como acompañan las otras fuerzas políticas. El radicalismo está encerrado en su propio fracaso, los liberales somos una diáspora, estamos desparramados por todos lados…
-          Tantos no son, tampoco (ríe)
-          Eso no es tan así (risas), yo diría que somos muchos pero tenemos la rara virtud de parecer menos.
-          Hay un problema común a todo el país que es la decadencia de los partidos políticos. Cuando se reformó la Constitución Nacional en 1994 se los quiso solidificar y se los incluyó, para mí, exageradamente en el texto constitucional, pero bueno, están, y sin embargo la degradación de los partidos políticos fue algo imparable.



-          Lo que pasa también, Mariano, es que en esa reforma constitucional, a la que se llega por el Pacto de Olivos, el radicalismo ya entra tirando todos sus principios por la ventana.
-          Exacto. Tiene que ver con la crisis de las ideas, todos los partidos están en una crisis de ideas, eso implica que la reconstrucción de todos los partidos comienza por poner en cada caso un par de ideas básicas que todos sepamos cuales son, un partido radical, un partido liberal o conservador, un partido de izquierda, y luego el peronismo, cuatro o cinco espacios políticos representando ideas claras de cada sector, básicamente es eso, la mayoría de las democracias funcionan con dos partidos, acá hay una infinidad de partidos que no son nada, carecen de andamiaje doctrinario y vida institucional. El PJ es un partido vaciado, la UCR tiene un problema de identidad tal que no saben lo que son, la izquierda tiene un sector kirchnerista y otro disperso en 400 partidos.
-          La izquierda que está en el kirchnerismo es la que siempre quiso hacer entrismo en el peronismo.
-          Sí, algunos, son hijos de aquella izquierda. Y después está el PRO que  nació quizá con una expectativa favorable pero no profundizó su idea y termina siendo una cosa todavía no definida, que no se anima a ser la derecha en la argentina, lisa y llanamente. En fin, es un partido nuevo, habrá que darles tiempo.
-          El PRO viene mostrando tenerle miedo al progresismo, lo demuestra el hecho de que sus legisladores avalen ponerle el nombre del terrorista Rodolfo Walsh a una estación de subte. Una vergüenza.
-          Creo que miran mucho las encuestas.
-          Eso también habla del deterioro de las ideas.
-          Ahí está también el rol del líder, ¿debe guiarse por encuestas o imponer agenda? Desde el IPUNAC y desde FE creo que apuntamos a marcar el rumbo. En FE existe una tónica democrática y de valores republicanos.

Mariano Rovatti

-          ¿Qué motivo le darías a alguien para afiliarse al Partido FE?
-          Después del “que se vayan todos”, yo le diría comprometete en un espacio en donde existen valores, el valor de la honestidad, de la República, del desarrollo, de la justicia social, de la independencia económica, de la planificación a largo plazo, todos esos valores no hay ningún otro espacio político que hoy los levante, y como es un partido que se está haciendo, está abierto a que participe la mayor cantidad posible de gente, gente nueva con otras motivaciones, un verdadero patriotismo y ganas de trabajar sin los vicios que hicieron que los partidos tradicionales pierdan su identidad generando la decadencia nacional.
-          Además por una cuestión de esperanza, tenemos fe en la Patria y en la Libertad, que es tener fe en nosotros mismos como argentinos.
-          Sí, yo soy un hombre de fe, soy cristiano, estoy congregado en una Iglesia Cristiana, tengo fe primero en Dios y sigo el modelo de vida de Jesucristo, pero tengo a su vez fe en mí, en la sociedad, en mis hermanos, en mis compañeros, porque la fe es lo contrario al miedo, mi pastor dice que el miedo es la fe en lo malo, entonces la fe es lo contrario, es creer en lo bueno. Y eso es para todos los niveles.

Mariano Rovatti, gente de FE.

Somos FE, tenemos FE  en la Patria y en la Libertad.

El futuro es nuestro.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat