martes, 10 de marzo de 2015

LA PATRIA Y LA NADA




La jornada vivida hoy en el histórico Cabildo de Buenos Ayres habilita algunas reflexiones sobre lo perdurable y lo transitorio, sobre lo auténtico y lo ficticio, sobre la Patria y el mamarracho.

Puertas adentro del Cabildo, entre esos muros que alumbraron la Revolución de Mayo, la Asociación Fundadores de la Patria daba formal inicio a sus actividades del año 2015. En su discurso, Mario Passo remarcó la importancia de la historia y su divulgación en proximidad del segundo centenario de la Independencia.



Mientras tanto, una manifestación de izquierdas avanzaba hacia la Plaza de Mayo entre cánticos absurdos, bombas de estruendo y bengalas de humo. Decían manifestarse a favor del aborto, una cuestión menor, pero confundiendo todo, por lo que marchando en procesión tras una vagina entronizada a modo de virgen religiosa agitaban banderas venezolanas, imágenes del criminal Ernesto Che Guevara y cuanto símbolo existe de la opresión comunista.



El contraste era evidente, por la calle desfilaba a paso efímero la vulgaridad de los que quieren más mamarracho hasta convertir a la Argentina en otra dictadura caribeña. Supe entonces que no podrán, jamás, conseguir su objetivo; aunque de tan cerca crean poder acariciarlo. Esas revoluciones sobre cuyas bondades miente el zurdaje servil a los Castro, los Chávez y los Maduro son la fantochada de lo verdadero, lo que la caricatura es al rostro y lo que la historieta a la historia. Entonces los vi pasar y los supe nada.



Sentí, simplemente sentí, que ese espíritu misterioso forjado con heroísmo y gloria, paciente morador del Cabildo de Buenos Ayres, es eterno.



¡Viva la Patria!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat