jueves, 6 de junio de 2013

UNA EXPLICACIÓN PARA JORGE LANATA




Jorge Lanata, desde Periodismo Para Todos, lanzó una suerte de desafío a la Presidente Cristina Fernández de Kirchner para que ella desmintiera alguna de las muchas situaciones de corrupción que el periodista viene denunciando. Por supuesto, Cristina Fernández no responde. Intentaré explicar la profunda razón de ese silencio.

Recordemos que cuando comenzaron los rumores sobre la inexistencia del título de abogado obtenido por Cristina Fernández, sorprendió que una acusación tan fácil de desmentir no fuera, en efecto, desmentida por el Gobierno. Cabía la posibilidad que se estuviera dejando correr esa clase de rumor con la idea de utilizarlo a favor, es decir elegir el momento más oportuno para demostrar que la usurpación de título era una burda calumnia. Esa estratagema serviría frente a otras acusaciones, porque caída una, la que se dejó crecer, se debilitaría la credibilidad de las demás. 

Sin embargo han brotado muchas otras acusaciones pero nunca fue exhibido el título de abogada de Cristina Fernández, ni se conoce que haya algún escrito firmado por ella en carácter de abogada. Eso no le impidió proclamar al mundo, desde Harvard, su condición de "abogada exitosa" como causa de su riqueza personal. Prestigiosos abogados, como el Dr. Jorge Vanossi, dudan que Cristina Fernández sea abogada.

Es evidente, entonces, que el kirchnerismo no tiene intención de responder acusación alguna, sistemáticamente niega, oculta o falsea la parte de la realidad que le es inconveniente. Sigue la misma lógica del partido que regía al Estado totalitario descripto por George Orwell en la novela "1984", y cumple al pie de la letra esta consigna: "El que controla el pasado controla el futuro, y el que controla el presente controla el pasado". Así hicieron desaparecer en Salta el Monumento al Combate de Manchalá, pretendiendo afirmar que en el pasado no hubo guerra sino cacería humana dispuesta por una dictadura que ya no comenzó el 24 de Marzo sino mucho antes, acaso con la caída de Cámpora. Esos 14 soldados (poniendo en fuga  a 117 guerrilleros del ERP), en tanto eran homenajeados en un monumento constituían una referencia imposible de asimilar por el relato. Debía ser demolido, y lo demolieron.

El kirchnerismo impulsa y sostiene un proceso de desmemoria colectiva que es la razón de su poder. Entendieron que a mayor desmemoria más poder, y como ese ciclo se realimenta solo, van por todo. Por eso es que Cristina Fernández difícilmente vaya a contestarle a Jorge Lanata, apunta a perpetuarse extendiendo y cubriendo con el relato tanto como sea necesario. Piensa que si mansamente se pudo olvidar una guerra, bien se podrá olvidar la existencia o no de un título y unos cuantos bolsos o bóvedas con euros y dólares al kilo. Para los kirchneristas que se siga poniendo en evidencia que la corrupción los empapa, o que son la corrupción misma, es algo que no los desespera; al fin de cuentas pudieron celebrar un aniversario de Página/12 sin siquiera mencionar a Jorge Lanata. Cuando en lugar de los 10 celebren los 20 años en el poder, nadie se acordará de que siquiera hubo alguna vez denuncias de corrupción. Como diría un personaje de Orwell: "Lo que el partido sostiene que es verdad es efectivamente verdad"


(El lunes 10 de Junio, a las 19:30 hs, en el café "Luna Córnea" de la Estación Borges del Tren de la Costa, participando de una charla con los miembros del Ateneo Alberdi, institución de Vicente López que es un baluarte de la resistencia liberal, voy a exponer sobre:

ORWELL DESDE UNA LECTURA ARGENTINA 
La desmemoria colectiva
 yendo de "Rebelión en la granja" a "1984"

Los que quieran acompañar, para compartir algunas reflexiones sobre Orwell en el presente argentino, serán bienvenidos. Consumiciones por cuenta de cada quien.)


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López.












Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat