viernes, 16 de noviembre de 2012

CENA DEL FORO DE PENSAMIENTO PERONISTA


El miércoles 14 de Noviembre de 2012, en la Casa de Galicia, asistí a la cena organizada por el Foro de Pensamiento Peronista. En la oportunidad disertaron sobre política internacional, atendiendo a la inserción de la Argentina en el mundo, los Dres. Jorge Castro y Juan Archibaldo Lanús, quienes fueron presentados por Víctor Lapegna. 

Estuvieron presentes miembros de los distintos grupos que convergen en el Foro de Pensamiento Peronista, es decir: Causa Argentina, Grupo Consensos, FARO, IPUNAC, Peña Eva Perón y Formación y Estudios Justicialistas, a los que se sumó el Diputado Nacional Enrique Thomas como Presidente del Bloque del Frente Peronista de la Cámara de Diputados de la Nación, quien promovió la coordinación entre el grupo de intelectuales y los legisladores del bloque.

Archibaldo Lanús, Jorge Castro y Víctor Lapegna
Disfruté la cena, pese a que siempre me resultará molesto atender a un orador sobreponiéndome al ruido de cubiertos y platos; es como cuando escucho tangos, prefiero un ambiente de café a uno de restaurante. 

El Dr. Jorge Castro, fiel a su puntilloso estilo, trazó un panorama muy completo del rumbo internacional tras la crisis financiera del 2008/9 sosteniendo la existencia de tres efectos novedosos. 

Primero, "un nuevo sistema de poder mundial, caracterizado por el fin de la hegemonía estadounidense, que duró 17 años (1991 - 2008) y que ha sido sucedida por una plataforma permanente de gobernabilidad del sistema global, expresada en el G-20, constituida básicamente por Estados Unidos y China con una creciente presencia de India y Brasil". 

Segundo, "un nuevo mecanismo de acumulación global, cuyo eje son los países emergentes (China, India, Brasil) que crecen ahora sobre la base de su demanda interna y del aumento del consumo masivo y popular, y ya no sólo a través del alza incesante de sus exportaciones".  

Y tercero, "una nueva revolución tecnológica, con eje en Estados Unidos, caracterizada por una interconexión cualitativamente superior de la economía, la sociedad y las instituciones políticas, y que es un fenómeno tanto técnico como cultural".

Respecto de este nuevo mecanismo de gobernabilidad global, sostuvo Jorge Castro que el G-20 ha sustituido en los hechos al G-7, y que el liderazgo efectivo se reduce al G-2, formado por Estados Unidos y China. 

Un punto que dio lugar a debate, fue la afirmación de Castro acerca del carácter crecientemente desterritorializado de este sistema de poder global, al que observa fundado en el movimiento de flujos de capital antes que en espacios territoriales y asentamientos poblacionales. Frente a ello, algunos hicimos notar que resulta curioso que este supuesto proceso de desterritorialización esté beneficiando principalmente a países que tienen gran territorio y/o una importante población (China, Estados Unidos, Brasil e India). 

Luego hizo uso de la palabra Archibaldo Lanús, quien tras un pantallazo global abordó con su saber diplomático las cuestiones puntuales de Malvinas y la Fragata Libertad. 

Más allá de describir con detalle las posibles estrategias de los acreedores externos que mantienen embargada a la nave escuela de nuestra Armada en el puerto de Ghana, como así también los argumentos a los que puede recurrir la República Argentina, criticó el modo en que el Gobierno Nacional ha dejado evolucionar esta crisis; pues, como el sentido común de cualquier persona medianamente racional lo indica, era conveniente pagar la caución para devolver la Fragata Libertad al mar, y reclamar luego la devolución de ese dinero por la vía judicial (ya que el pago de la caución no implica reconocimiento de derecho). 

A todas luces, es evidente que el escarnio y la humillación que representa para el honor nacional el embargo de la Fragata Libertad no es susceptible de mensurarse en dinero. 

Agrego, por mi parte, que no puede esperarse sentido de la dignidad nacional si se tiene por Canciller a Héctor Timerman, un lamentable bufón de la política cuya afición al ridículo parece no tener límite. La clase de Canciller que mejor conviene a nuestros enemigos.

Tanto Archibaldo Lanús como Jorge Castro coincidieron en que existe un contexto internacional que ofrece a la República Argentina un horizonte de extraordinarias oportunidades para el pleno desarrollo de nuestras potencialidades económicas. Pero, como bien dijo Jorge Castro, existe un obstáculo político que hay que remover si es que realmente queremos aprovechar como Nación la oportunidad histórica que el mundo nos ofrece. No necesitó explicitar que el obstáculo referido es el kirchnerismo, y agregó Castro que solamente el peronismo está en condiciones de afrontar y resolver la actual crisis política. 

Coincido con que la gobernabilidad de nuestro país, al menos proyectada al corto plazo tras la salida del kirchneirsmo en 2015, necesita del peronismo; pero también es preciso apuntar que el país -herido en su sensibilidad ciudadana- no tolerará ninguna nueva cerrazón ideológica, el consenso de una mirada plural, más amplia que cualquier dogmatismo, es condición sine qua non del reencuentro y la concordia patriótica a la que aspiramos los argentinos. El peronismo es pragmático y fuerte, sólo él podrá gobernar, pero no podrá solo. Entenderlo es amar a la Patria. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López









.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat