viernes, 6 de septiembre de 2013

NO LLORES POR TU VOTO, ARGENTINA




NO LLORES POR TU VOTO, ARGENTINA

Estás enferma de frustración
y en tu locura no hay acuerdo.
Una hiena al reír
pero al almuerzo con los cerdos.

Charly García.



Luego de las elecciones del 2009 la oposición triunfante se adormeció en los laureles. No hubo construcción política tendiente a proyectar las expectativas de los votantes y el kirchnerismo retomó la iniciativa marcando la agenda desde el centro de la escena. Ahora, tras la encuesta de opinión de las PASO (pergeñadas para disimular la inexistencia de los partidos políticos), la iniciativa opositora vuelve a replegarse sobre los pequeños intereses de dirigencias sin afiliados y se coloca, otra vez, en el rol de comparsa que acompaña al oficialismo. Más de lo mismo.

El kirchnerismo, sabedor que conserva poder de fuego como “partido del Estado”, está reaccionando frente al yermo horizonte que, hasta el 27 de Octubre, le plantea un abanico opositor pasivo que se confía por demás de lo que supone es la irremontable debacle del cristinismo. No es gratuita ni casual la ausencia de partidos políticos donde las decisiones las tomen los afiliados, a la casta dirigencial sólo le importa tener bancas donde dejar engordar sus traseros. Consecuentemente, creyendo que se aseguran su mínimo trono no les preocupa nada más.

Nuevamente el oficialismo retoma la iniciativa, así marca la cancha y la agenda robando banderas que debía esgrimir la oposición. Son capaces de cualquier cosa, y es bien evidente en materia de seguridad. Todo parece indicar que los “cráneos” que conducen las campañas de la oposición (si es que existiera algo como eso) aconsejan evitar la confrontación. De otro modo no se entiende que nadie esté planteando vivamente que no contribuye a la seguridad seguir acentuando la desinstitucionalización que vive el país. La nueva oleada de medidas oportunistas, como poner gendarmes donde debería haber policías, y soldados donde debería haber gendarmes, es seguir tirando todo en la licuadora de la improvisación. O sea, estamos mal y vamos peor.




La República Argentina necesita enfatizar de una buena vez lo institucional, eso no significa más que poner cada elemento en su lugar, pero mientras no construyamos partidos políticos que funcionen con el voto de los afiliados seguiremos optando entre espejitos de colores.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat