jueves, 12 de junio de 2008

A CUALQUIERA SE LE ZAFA LA CADENA.

En tiempos de incertidumbre donde los ánimos tienden a estar crispados resulta comprensible que a cualquiera de nosotros se nos pueda zafar la cadena, y ni el más prevenido de los ciclistas queda al margen de sufrir ese percance.

Lo importante, en todo caso, es que frente al hecho consumado se logre la debida racionalidad y hombría de bien para bajarse de la bicicleta volviendo a poner la cadena en su lugar. Así lo ha hecho el Licenciado Jorge Salvador Zappino, cuya retractación y disculpas he recibido por mail. Las acepto dando por finalizado el incidente.

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.



Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat