miércoles, 23 de enero de 2013

¿SABOTAJE? ¡CLARAMENTE PURICELLI, CLARAMENTE!





¡HONOR A LOS COMBATIENTES Y GLORIA  A LOS CAÍDOS!

Hoy, 23 de Enero de 2013, se cumple un nuevo aniversario de la victoria del Ejército Argentino y la Policía de la Provincia de Buenos Aires sobre los guevaristas del MTP que, conducidos por el terrorista Enrique Gorriarán Merlo, atacaron el cuartel del Regimiento de Infantería Mecanizada III de La Tablada. 

Desde luego, claramente ni el Ministro de Defensa Arturo Puricelli, ni el Gobernador Daniel Scioli, harán acto alguno para recordar aquella victoria que, en defensa de la nuestra democracia, puso fin a cualquier intento de hacer resurgir en Argentina las guerrillas de los años 70. 

Claramente se entiende que omitan esta y otras efemérides porque, siendo el kirchnerismo un fraude en sí mismo que se apoya en el relato falseado de la historia, traer a la memoria del pueblo la irracionalidad de los izquierdistas, esa misma que tuvo su apogeo en los mal idealizados 70', haría que muchos cuestionen la injusticia de considerar delitos de lesa humanidad solamente a los crímenes cometidos en la guerra por las fuerzas estatales argentinas. Y claramente digo esto de fuerzas estatales argentinas porque sólo hipócritas o necios pueden negar que Montoneros y el ERP tenían sus mandos superiores en estructuras estatales extranjeras. Dicho claramente con mayor precisión: eran esbirros de la dictadura cubana, satélite a su vez del imperialismo soviético durante la guerra fría, que habrá sido fría en otras latitudes pero aquí fue bien caliente. 

Claramente este nuevo aniversario del Combate de La Tablada tiene la particularidad de encontrar al país en absoluta indefensión. No solamente no somos ya una amenaza militar para el enemigo inglés que ocupa parte de nuestro territorio por la fuerza, tan claramente como claro es que no pueden amenazarnos con militarizar lo militarizado o invadir lo invadido como afirmó extraviada de la realidad la Presidente Fernández, sino que nuestro vetusto material bélico es peligroso para la propia tropa, y genera situaciones que deben hacer descostillar de la risa a los analistas de cualquier país que contemple entre sus hipótesis de conflicto a la República Argentina. 

Visualicemos el asunto, claramente, en esta síntesis de una hipótesis de conflicto con Argentina elaborada por un tercer pais: "Las fuerzas argentinas intentan movilizarse, suben a camiones, trenes, barcos y aviones... y ahí se quedan mirándose las caras".

Claramente el país no tiene otra política de Defensa que la pasiva aceptación del deterioro

Injusto sería, claramente, atribuir toda la responsabilidad por la triste realidad al Ministro Puricelli, pero no puede negarse que la gestión que encabeza en el área de Defensa es lisa y llanamente un mamarracho. Claramente a tono, claro, con el resto de sus pares del Gabinete Nacional.

Claramente el gobierno no tiene otra política que no sea la pasiva aceptación del deterioro.

Aunque trate de ocultar la realidad bajo el cartón pintado de Tecnópolis y la ilusión de buenas noticias que difunde su propaganda, esa que pagamos todos.

Mientras el Santísima Trinidad se hunde sin pena ni gloria, claramente Arturo Puricelli deja volar esa imaginación conspirativa que tienen los kirchneristas, y agitando la paranoia (cualquier cosa antes que reconocer la propia incapacidad) desliza la posibilidad de un sabotaje. 

Pues bien, claramente el Ministro de Defensa Arturo Puricelli tiene razón; es evidente que aquí hay un sabotaje. Claramente, como clara puede ser la claridad, los saboteadores son los integrantes del Gabinete Nacional y los comanda la Presidente Cristina Fernández de Kirchner. 

Mientras claramente algunos patrimonios privados de quienes están en la función pública, incluido el del Ministro Puricelli, han crecido sustancialmente, el deterioro de los bienes del Estado es grosero y terminal. Claramente no hay en Defensa otra cosa que chapotear en el mamarracho, y claramente el Ministro Puricelli no es un experto en barcos... ni en aviones... ni en armas.... ni en nada que tenga que ver con la Defensa Nacional. Eso sí, claramente, es un hombre que sabe administrar su patrimonio. Y no se preocupe por su cara Ministro: a ninguno de ustedes se les podría caer por la vergüenza. Claramente no la tienen.

Pero esto que escribo no es solamente una crítica contemplativa que busque ahogarse en la desesperanza en que se regodean los pesismistas sin ideas. Hay formas de revertir el deterioro que causa el kirchnerismo, y claramente hay quienes trabajamos con FE para ofrecer al país una alternativa mejor que esta banda de saboteadores empecinados con destruir la Nación. 

Son un mamarracho, pero la Patria existe y vencerá.

El futuro es nuestro. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Partido FE
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

                    










Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat