domingo, 14 de octubre de 2012

LA FASCINANTE EBULLICIÓN DEL PERONISMO




Finalizado el Primer Encuentro del Foro de Pensamiento Peronista, al que tuve el gusto de asistir en la sede la UATRE (hermoso edificio que antaño supo ser el Sanatorio de ELMA), no puedo más que manifestar mi fascinación por el modo en que se agitan las ideas dentro del peronismo. 

A la apertura que hiciera Hugo Moyano el viernes, siguieron las ponencias y debate del sábado. En principio no quise anotarme entre los oradores porque, no siendo peronista, me sabía invitado y como tal muy cómodo en el rol de callado observador; pero al entusiasmo de las exposiciones, cuando el intercambio fue tomando calor, me dejé llevar y tuve algunas intervenciones. Cerca del final quise expresar algo muy parecido a esto mismo que -queriendo ser breve- escribo ahora, pero ya se había cerrado la lista de oradores. 

Esta es la mirada de un liberal sobre ese encuentro peronista.

Sostengo que el peronismo es un fenómeno complejo en constante evolución, y lo reafirmo. También que definir al peronismo es tan difícil desde fuera del peronismo como estando dentro de él. Esa complejidad  y eso que tiene de difícil, es lo que lo hace atractivo. Hay que ver y escuchar cómo se discute, y es particularmente notable la sensación omnipresente de estar preparándose para ir por el poder. Esa ambición de poder es una característica distintiva de los peronistas que, realmente, yo la quisiera para el liberalismo. 

En algún punto, este primer encuentro me dejó en claro que hay dos clases de antiperonismo, a saber: uno es el antiperonismo que podríamos llamar obvio, y que es el rechazo visceral del no peronista que asume posturas recalcitrantes. El otro, mucho más complicado, es el "antiperonismo peronista", que se expresa cuando un peronista cree haber descifrado los enigmas de Perón, y entonces comienza a excluir a otros de la condición de peronistas porque no se asimilan en todo o en alguna parte sustancial a su revelación. Ese "antiperonismo peronista" se evidencia, por ejemplo, en el esfuerzo por demostrar que el kirchnerismo no es peronista o que el menemismo no fue peronista. Cosas que a los no peronistas les resultan todavía más difíciles de entender.

La pregunta ¿qué es Perón hoy? no es de respuesta sencilla para los peronistas, tampoco les resulta fácil armonizar las distintas etapas de Juan Perón, y mucho menos plantearse ¿cómo se trasciende a Perón?, quizá porque muchos peronistas no están dispuestos a trascender a Perón y yo preguntaría si eso es lealtad o traición. El propio Perón evolucionó a través del tiempo, creo que por ser lector de muchas bibliotecas, pero principalmente por ser un gran lector de la realidad. 

El debate seguirá abierto, pero la convicción de estarse alistando para ir por el poder, en defintiva limará, obviará, aquellas diferencias que de última no entorpecen el objetivo, porque así es el peronismo. En una intervención brillante, Pablo Anzaldi describió al peronismo como una casa a la que se entra por muchas puertas pero que tiene un solo techo, e inmediatamente llamó a que el pensamiento estuviera destinado a la acción política tras el objetivo de alcanzar el poder, apoyando a quienes por el momento aparecen como dirigentes: Hugo Moyano, Gerónimo Venegas, Jose Manuel de la Sota y Jesús Cariglino. 

Otros de los que participaron de esta primera reunión del Foro de Pensamiento Peronista, fueron Víctor Lapegna, Archibaldo Lanús (muy preciso a la hora de señalar que el gobierno se ha transformado en un partido del Estado, que opera como el Gran Hermano de Orwell y bloquea la resolución de los conflictos en una gestión a todas luces deficiente), Mariano Rovatti, Claudio Chaves (que pateó el avispero al proponer aggiornar el discurso del peronismo, y creo que algunos malinterpretaron sus palabras aflorando allí el "antiperonismo peronista"), Graciela Maturo, Alejandro Pérez, Silvio Maresca, Carlos Campolongo y Jorge Pirra. 

La importancia de este Foro está dada porque en la definición del peronismo va la definición del futuro del país, ya que hoy por hoy la suerte de la Nación depende -guste o no- del peronismo. Hay un peronismo tolerante, republicano y respetuoso de las libertades individuales, y es el que en 2013 y 2015 tiene que persuadir al electorado de ser algo mejor que el kirchnerismo. 

Entonces cuestiono: ¿Qué vamos a estar haciendo los liberales en 2013 y 2015? ¿Seguiremos de diáspora? ¿Discutiremos quién es el dueño del "liberalómetro" para mantener la pureza testimonial de la impotencia? Yo sugiero que nos juntemos y tratemos de aprender un poco del peronismo, porque eso de resignarse a ver como pasa la historia en manos de otros finalmente es muy triste. Hay que tener ambición de poder, es legítima y necesaria.

El cierre del evento estuvo a cargo de Gerónimo "Momo" Venegas, quien dijo que cuando el kirchnerismo deje el poder se les debe enjuiciar para que rindan cuenta de su enriquecimiento y se les quite lo mal habido. 

Al final sonó la Marcha Peronista, hice un esfuerzo y no la canté. Cuando el Momo se estaba yendo me saludó diciendo "¿Qué hacés, hermano?". "Aprendo", pensó este liberal, "aprendo". 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López





Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat