lunes, 19 de agosto de 2013

PÁGINA/12, ATILIO BORÓN Y EL DESEO DE MATAR


Atilio Borón, defensor de la dictadura.

Activo defensor de la dictadura, Atilio Borón suele escribir en Página/12. El pensamiento bizarro de Borón trasluce un costado violento, que comprensiblemente tiene su espacio en el diario fundado con dinero mal habido del ERP. Es que, según las memorias de Enrique Gorriarán Merlo, el proyecto periodístico de Jorge Lanata supo ser funcional al Movimiento Todos por la Patria (MTP), la organización terrorista en que se recicló la derrotada criminalidad guevarista, y la permanencia en todos estos años de Hugo Soriani, ex ERP, alias "Biafra", como parte de la conducción del diario, confirma la continuidad del propósito original. 

No es ninguna novedad que Página/Bolche, desde antes de integrarse a la propaganda kirchnerista, defiende a la tiranía castrista, a la demagogia chavista y reivindica la actuación de las organizaciones terroristas que agredieron a la República Argentina durante los años de plomo. Borón encaja a la perfección dentro de ese esquema, por eso oportunamente me divertí mucho leyendo su nota "Disidentes o traidores", publicada en marzo del 2010, y a la que aludí como "El día que Atilio Borón escribió para Cecilia Pando". 

El 19 de Agosto de 2013, debo reconocerlo, Borón se superó a sí mismo. Su nivel de delirio me dejó estupefacto primero y riendo a carcajadas después. Apenas recompuesto de las risas, y aún bajo ese divino efecto, recomiendo a los lectores de La Pluma de la Derecha leer esta nueva pieza del politicólogo doctorado en Harvard, titulada: "Reflexión al pie de la tumba de Chávez".

Disfrutando de la hospitalidad chavista, que paga el pueblo venezolano, Borón fue invitado por el "Ministerio del Poder Popular para la Cultura de la República Bolivariana de Venezuela" a visitar la tumba de Hugo Chávez. Cuenta Don Atilio que llegado frente al frío mármol que guarda el cadáver sintió:

"Una rabia que pocas veces sentí en mi vida y que me llevó a pensar –o a alucinar– que si se descubriese quién fue el autor material de la muerte de Chávez (porque cada día estoy más convencido de que lo mataron), me presentaría como voluntario para cumplir con la pena capital que cualquier Corte seguramente impondría para integrar el pelotón de fusilamiento que pusiera término a la vida del canalla que asesinó a nuestro amigo".

Borón ya no sabe si piensa o alucina, cree que a Chávez lo mataron, se convencé que así fue y desea matar. El personalismo totalitario hace que al líder providencial se lo crea eterno. ¿Cómo aceptar que se murió igual que se muere un cualquiera? ¿Cuando se muera el anciano Fidel tambén dirán que fue asesinado? Frente a la evidencia de la pequeñez humana, las ganas de matar son un impulso peligroso cuando se habla de política. Siguiendo ese impulso no les fue bien en el pasado, y debe ser terrible para los izquierdistas violentos saber que, por muchos militares que encarcelen, esta democracia, a pesar de todos sus defectos e incluso con un gobierno proclive a ellos, no haga más que ratificar la derrota que la Nación Argentina les impuso por las armas. 

Aquí, en nuestra Patria, están en uso las urnas que no existen en Cuba, esa Cuba que Atilio Borón pone como ejemplo cuando citando al tirano Fidel Castro sostiene: "la lucha de clases es permanente y omnipresente. Por eso, ¡a redoblar los esfuerzos, a mejorar nuestra organización y a enriquecer nuestra conciencia política! ¡Se nos acercan tiempos muy tormentosos!".

Curiosa definición del porvenir cuando entre los muchos rumores que se escuchan en las calles, no faltan aquellos que aluden a una intención kirchnerista de generar en los próximos meses una situación de caos tal que les permita victimizarse para escudarse en un autogolpe. Esos rumores, con gran variedad de alternativas, existen aunque yo los descalifique. No sé si Borón es tomado en serio por alguien, pero puede haber algunas locas cabecitas deseosas de matar y buscando señales de tormenta.

En cualquier caso, Atilio, te vas a quedar con las ganas. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López


Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat