lunes, 1 de octubre de 2012

13-S a la K = 8-N





La Presidente Cristina Fernández prefirió hacer de cuenta que el 13-S no existió. Redoblando la apuesta se empecina en acentuar su estilo, a tal punto que por momentos pareciera satirizar a la parodia que de ella hace Fátima Flores.

Por merito propio el kirchnerismo ya no puede ser tomado en serio, ni en gracia. Es para preocuparse, como cualquier patología. Jugando a hacer castillos en el aire, el rol de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner y sus aduladores  resulta patético. Es para llorar que a este cachivache de modelo ficticio lo haya votado el 54% del electorado. 

La pregunta de la hora es si existe vida inteligente en el gobierno, porque la torpeza creciente que vienen demostrando en los últimos días va camino a convertirse en una tendencia sin retorno. Del ridículo no se vuelve. Mienten sin descaro, insultando al sentido común. No voy a hacer una enumeración de mentiras K porque sería demasiado largo, redundante frente a una realidad que se cuenta sola.

No soy el único que tiene este hartazgo, y por eso la protesta del 13-S elevada a la K dará por resultado millones de personas manifestando el 8-N.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat