jueves, 13 de agosto de 2015

LA IMBECILIDAD SOSTENIDA



Contrastar la potencialidad de la Argentina con la concreta decadencia que exhibe el país en todos los órdenes de la realidad nos define como imbéciles. 

No encuentro motivos para ser optimista. Tampoco me pone de buen humor cuando la evidencia queda sobre la mesa de análisis y la conclusión, obvia, es que que la imbecilidad juega en beneficio de los peores. Los corruptos y cínicos se sirven de la imbecilidad para montar un ciclo de decadencia que se retroalimenta y propaga exponencialmente. 


Así se suceden las consignas huecas. "La Patria es el otro", repiten como loritos los militantes del régimen, pero denuncia Carlos Brown que la plata de las obras que evitarían ver a ese otro inundado se desvió a la construcción de stands en Tecnópolis y a la represa Santa Cruz

En la prioridades del kirchnerismo el cartón pintado de Tecnópolis, con sus fuegos artificiales y show circense, ocupa un lugar privilegiado. Es un decorado de país exitoso, pujante, ideal para que los creyentes del modelo se convenzan que viven en las maravillas que con tanto entusiasmo describe Cristina Fernández en sus discursos.

"No es magia", asegura CFK en un spot gubernamental, y por cierto que no lo es. Puede ser la alienación de los que terminan por creerse sus propias mentiras, pero magia seguro que no; apenas otro engaño de los muchos que produce su enorme aparato de propaganda y control social.

Y allí, en Tecnópolis, fue donde Daniel Scioli cerró la campaña proselitista previa a las PASO, porque  ese predio, según dijo en radio a Marcelo Longobardi; “Representa la visión de futuro de la Argentina”.

Por una vez, no se podrá acusar a Scioli de haber mentido, lo dijo y el futuro le cayó encima. Aunque se fuera a Italia para evadirlo.


Tozuda como siempre, la realidad se sacudió el maquillaje y aguando la escenografía le mostró a todos los argentinos que si Daniel Scioli llega a la Presidencia van a profundizarse las mentiras y la corrupción.

No temo al cinismo de los corruptos, temo a la imbecilidad sostenida de sus víctimas. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat