domingo, 28 de diciembre de 2014

LA EXPERIENCIA "Feeed!!"




Escribo con la extraña sensación de ir rozando con mi pluma el umbral donde la historia se cruza con la leyenda. Podría decir simplemente que vengo de un recital, pero lo cierto no necesariamente es suficiente. Ni lo evidente el todo de ninguna cuestión. Por eso dicen que en el baño de La Perla de Once Tanguito esbozó La Balsa; y murmuran también que el rock no sería nacional sin toda esa madera unida por los clavos de Nito Nebbia. Las mismas voces desmienten que Charly García haya hecho pacto alguno con el Diablo, y añaden saber que no pactaría consigo mismo. Recuerdan, eso sí, que tres muchachos tocando en un garaje hicieron algo más que soda con un sifón Drago, y lloran de risa recordando la noche que cierto periodista (con aires de esclarecido) pretendió entrevistar a un tal Patricio Rey. 




Algún día esas voces hablarán de un trago surgido entre amigos que gustaban del ron y del rock. Curiosos destinos los que se disparan en el sur de la Tierra, hasta para la bebida de piratas y la música anglosajona. Probando sabores la coctelera maltrató infinidad de hielos, sin que el paladar se conformara y aprobara las fórmulas intentadas. Faltaba algo más allá del ron o más acá del rock. Entonces fue cuando le pusieron su propia pasión y esa pasión fue Malvinas. "Pasión y Rock" llamaron a ese trago forjado a gusto del paladar. Pero el verdadero nombre surgió después, al brotar un sonido sin otro significado que esa misma aprobación:
  Feeed!!




Feeed!! no es, empero, una banda temática dedicada a Malvinas, es una experiencia. 

La noche del sábado 27 de Diciembre subieron al escenario del Marquee. Leandro "Charro" Santana en voz, Raúl "Yises" Gómez en guitarra, Diego "Koya" Furci en bajo, Fede "Naipe" Carracedo en teclados y Lean "Stick" Cichero en batería. Junto a ellos iba la mística de un público que comparte una causa, porque es necesario advertir que la experiencia Feeed!! no es para cualquiera.





Feeed!! es música vibrante y lírica sentida. Todo comienza  con una voz afinada y potente sostenida por los fierros de la banda, un artilugio para endulzar el oído y engañar a los sentidos. La gracia está en desprenderse insensiblemente de la piel, curtida por años de hipocresías, mentiras, olvidos y traiciones en variadas desmalvinizaciones. 

Una noche de éstas voy a mostrarte un lugar,
un lugar donde los vientos nunca dejan de soplar. 
Nuestra tierra, nuestro mar, la Bandera en su lugar
y las voces cantarán en la fría Soledad.

Cuando la carne queda al descubierto el oxígeno duele tonificante. Quema. Y no sin alegría se comienza a percibir que en los ojos se arremolinan lágrimas largamente contenidas. Eso es comprender que la piel era una de esas corazas que asfixian lo que protegen. Un capa que de tanto recibir mugre nos convierte un poco en mugre. Así, felizmente, palabras silenciadas suenan profundamente nuestras.

Cuenta la leyenda lo que no van a contar,
la mitad del cuento que quieren borrar...
No son sólo libros, es historia, es la verdad
de un puñado de Héroes que no hay que olvidar
...
Hay una historia para conocer
llena de gloria y laurel!

Levantar la carne puede ser doloroso. Abrir las heridas, arrancar los tendones, cortar jirones sin que al ardor de los ojos se le descuelgue una lágrima. Descarnarse con verdades de filo quirúrgico, alivianarse de cargas que tal vez nunca quisimos portar y que nos obligamos a llevar como penitentes de culpas ajenas. ¡Como si las propias no fueran suficientes...!

Fue por amor que en mi juventud sangré y di lo mejor.
Fue por amor que de tus ojos vi la lluvia del adiós.
Fue por amor, por esa libertad que el mundo no entendió.
Fue por amor, fue por amor, fue por amor

Calar hasta los huesos y ya expuestos pulirlos de tal modo que ni blanqueados al sol. Hacerlos viruta con cada verso cantado, percibiendo que no hay redención sin dolor. ¿Cuánto olvidaste? ¿Cuánto dejaste que te hicieran olvidar? ¿Cuántas veces sobornaste a tu conciencia con las mieles de lo que es conveniente ni pensar? ¿O te dirás que nunca callaste una verdad por simple comodidad? 

Al fin la realidad
tal vez sea el momento de cambiar la historia!
Y a dos minutos del blanco, 
siento que vos estás aquí, toda mi Patria junto a mí.
Y a dos minutos del blanco,
el infierno se desató, un Halcón en persecución 
es lo que soy...

Y al final quedar con el alma en gracia, liberada, flotando en un pogo malvinero para acariciar en la música la comunión de razón y sentimiento, de identidad y memoria, de individuo y Nación, de causa y soldado, de ciudadano y República, de Patria y Libertad. Saber, sentir y cantar que la historia nos pone frente nosotros mismos, ni más ni menos.

Y no hay quien pueda!
No hay quien pueda!
Con este amor...*



Tras el infaltable "una más y no jodemos más", volví a vestir el alma de huesos, carne y piel en unos pocos pasos. Salí del Marquee con los ojos ardiendo, quizás porque alguna vieja lágrima al fin encontró lo que siempre quiso: la emoción de tener un buen motivo para rodar. 




Malvinas le dio al rock nacional buena parte de su trascendencia, recibiendo a cambio muy poca gratitud, Algunas voces dirán que aquello comenzó a cambiar con una coctelera de ron, rock y pasión.

Más allá del buen trato a los oídos que ofrece su música, Feeed!! es una experiencia intensa para los que, sintiendo el coraje de la Justicia, albergan un indomable sentimiento malvinero en el espíritu. 

¿Lo tenés?


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

*Los fragmentos en cursiva corresponden a letras de canciones de Feeed!! incluidas en el disco "La bandera en su lugar", e interpretadas la noche del 27DIC14 en el Marquee. 

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat