domingo, 18 de diciembre de 2016

MACRI NO ES DE LA RÚA, PERO MADURO PUEDE SER CEAUSESCU.

Presidente Mauricio Macri.

Hay una diferencia abismal entre los que votamos a CAMBIEMOS y los kirchneristas. Nosotros votamos a un Presidente, no a un líder mesiánico, por lo tanto, además de celebrar aciertos con la moderación de los republicanos, lo criticamos sin problemas cuando se equivoca o hace boludeces. 

Sí, Mauricio Macri también se equivoca y hace boludeces; como cualquier hijo de vecino. 

Pero ese sentido crítico de votantes exigentes no debe confundir a nadie, no nos da lo mismo ni cruzamos de vereda. Queremos que CAMBIEMOS sea CAMBIEMOS. Y cuando vemos a Venezuela queda claro el porqué.


Venezuela, un pueblo padeciendo la irracionalidad
de un gobierno títere de la dictadura castrista.

El residual (utilizo la expresión con su doble sentido) aparato de propaganda del régimen kirchnerista, desde los medios adictos como C5N o Página/12 hasta el ridículo de la micromilitancia, que sólo sirve para autosatisfacer el fanatismo de idiotas útiles, se esfuerza en equiparar a Mauricio Macri con Fernando De la Rúa soñando con que otro presidente deba abandonar el cargo en medio del caos y escapando en helicóptero de la Casa Rosada. 

Sueñen muchachos, que soñar es gratis. No va a pasar. Los actores son distintos y la conformación del escenario también ha cambiado sustancialmente. Nadie dice que será fácil, pero Mauricio Macri será Presidente de la Nación Argentina hasta el 10 de Diciembre de 2019. Y quizá luego por otro período, lo que de momento no es relevante. 

Como los votantes de cambiemos no tenemos la misma impronta paranoica de la militancia rentada o inducida del régimen, ni la necesidad de sobreactuar convicciones, no saldremos a pintar como hacían ellos amenazas en las paredes, aquel "Ni lo piensen" o el "Si la tocan a Cristina que quilombo se va a armar". Nunca nos doblegaremos al discurso del odio que enfrentamos durante doce años, no perderemos la moderación ni la firmeza. Además, no es que los subestimemos pero son poca cosa. Ni siquiera nos intimidaban cuando estaban en el poder y resistir al régimen implicaba recibir amenazas de toda índole (en mi caso hasta de muerte, reiteradamente). Ahí estuvimos, alzando la voz en defensa de la Libertad y ganando las calles hasta sacarlos del poder por el voto. 

Marcha Ciudadana del 18-A (18 de Abril de 2013)
 "La Libertad es frágil, desaparece tan 
pronto como uno deja de pelear por ella".
Ariel Corbat

Los que añoran un fin de año con saqueos, caos, sangre en las calles y un gobernante huyendo por los aires, son los mismos que deberían vivir en Venezuela, ahí donde sus ideas se aplican con todo el rigor del maduro fanatismo. Y si se van ahora al país caribeño destruido por el chavismo y la colonización castrista, quizá puedan vivir allí lo que sueñan aquí. Porque así como no hay chances que Macri finalice como De la Rúa, es muy posible en cambio que Nicolás Maduro termine como Nicolae Ceausescu. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López



Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat