martes, 2 de abril de 2013

ORGULLOS DE MI PATRIA - OSCAR LEDESMA (POETA)




Todos los martes La Pluma de la Derecha publica entrevistas a militantes del Partido FE, pero siendo 2 de Abril corresponde dejar lo partidario a un costado. Al fin de cuentas la política es un medio, y como tal debe estar subordinada a cosas verdaderamente trascendentes, la Patria, la Libertad, y también, (todo romántico ha de coincidir conmigo), la poesía. A la política le hace falta poesía, y esa es una buena reflexión para honrar el significado de este día.

Oscar Ledesma en La Carlota, Córdoba  y Ariel Corbat en Vicente López,
 compartiendo un café vía Facebook la noche del 01 al 02 de Abril de 2013.

Son pasadas las 23:00 hs del primero de Abril. Estamos burlando vía Facebook los 488 km de distancia que hay entre el Estado Libre Asociado de Vicente López y La Carlota, cada uno con su taza de café en la mano y tomando a la pantalla por mesa compartida. Oscar Ledesma, el entrevistado, es uno de los poetas más interesantes de la República Argentina. Su talento para las letras fluye con la suavidad de lo que debe ser, y así logra expresarse componiendo cada verso con una admirable precisión en la selección de las palabras. Nacido cordobés el 07 de Mayo de 1963 está casado hace 25 años con Stella Maris, tienen tres hijos y una nieta. 

- ¿Cuándo comenzaste a sentirte atraído por la poesía?
- De adolescente, cuando encontré en “Platero y yo” el mundo de las metáforas de Juan Ramón Jiménez.
- ¿Cuál es el sentimiento que tiene mayor presencia en vos cuando escribís tus versos?
- Creo que si hablamos de sentimientos es una búsqueda de paz interior la que persigo.
- Es una buena motivación para cualquier poeta, casi que es la finalidad misma de la poesía.
- Creo que sí. Es también algo cíclico, termino un poema y disfruto la paz que es efímera, entonces vuelvo a la búsqueda. Che, ¿se puede fumar en este bar?
- Yo vine a sentarme en la sección de no fumadores, pero la línea divisoria atraviesa la mesa justo al medio, así que sí. Es increíble como dominan el humo en este lugar.

Prende el pucho, inhala haciendo viva la brasa y deja ir una bocanada de humo. Increíblemente no siento ningún olor. Estos bares de ahora… Le tiro otra pregunta.

-  Oscar ¿La paz interior es parte de la belleza que busca la poesía?
- Seguro, ya que al tener paz la belleza es una consecuencia y toda la poesía tiene belleza.
- Noto una técnica depurada en tus poemas, ¿cuánto hay de inspiración y cuánto de trabajo en cada verso?
- Siempre sostuve que sacrifico una rima mas nunca una palabra, y escribo según lo dicte mi intuición. La técnica es innata, una vez terminado un poema lo leo y voy vibrando el mismo. Sólo me detengo en algo cuando no siento el mismo nivel vibracional, y me enfoco hasta que logro encontrar la palabra o el sentimiento adecuado. Soy muy intuitivo para escribir.
- La motivación es hallar paz interior, ¿cuáles son las fuentes de inspiración?
- La vida, definitivamente. Ella encierra todo, desde el misterio hasta la miseria.
- ¿Tenés a otros poetas como referentes para tu propia poesía?
- Soy un enamorado de Miguel Hernández, leí mucho a Khalil Gibran y Mario Benedetti.
- Por esas cosas del destino, te tocó combatir en la Guerra de Malvinas. ¿Cómo se llevaban el poeta y el soldado en las trincheras?
- El soldado le cambió profundamente la visión de las cosas al poeta adolescente, y lo convirtió en lo que ahora soy. Asimismo el poeta le enseñó al guerrero a transformar su tragedia en poesía, y aprendió a navegar entre la ternura y el horror sin llegar a encallar en alguna de las dos orillas.
- Nuestro mayor poeta, Don Vicente López y Planes, el bardo de la Libertad, reunía esa misma condición de poeta y soldado, que se ha dado mucho a través de la historia.
- Un locutor me dijo alguna vez que, en ocasiones, era necesario que sonaran los cañones para que se generaran poetas de gran talla.
- Ahora, acabo de notar algo muy interesante, respondiste usando el término “guerrero” y ahí me parece adivinar una marcada influencia del Teniente Roberto Estévez, ¿me equivoco?
- No te equivocás Ariel. Teníamos una relación muy particular y profunda con Roberto, hablábamos de muchas cosas que iban más allá de la relación militar, de música, Pink Floyd, Cat Stevens, y hasta de Kafka.

Bravos del 25

- Estévez era un enorme melómano con mucha literatura encima. Vos sabés que gracias a Marisa Bisceglia tuve oportunidad de leer las cartas que él enviaba a su novia, una suerte de diario por extensión y hondura, y en esas cartas me conmovió profundamente la devoción que profesaba hacia sus soldados.
- Yo lo sentía en el trato como un amigo del alma y sé que sentía un afecto especial por mí.
- Era, y acaso es, un espíritu guerrero.
- Es un espíritu guerrero. Solamente soñé con él una vez, en un momento en el que yo no quería escribir más, se apareció en el sueño y me dijo “vale la pena intentarlo”.

Oscar Ledesma, poeta y guerrero.

- Oscar, acaban de dar las 12 de la noche. Es 2 de Abril. Gracias por el combate, Soldado.
- Ariel, la batalla continúa.
- Seguro que sí, lo sé. La guerra está muy presente en tu poesía, ¿cómo fuiste procesando esa experiencia límite a través de los años?
- Bueno, después de publicar mi primer libro, “2 de Otoño”, siguió “Conjuro”, que es una novela que narra la posguerra, y una vez terminada comencé a escribir sobre la realidad hasta que, con el nick “El druida azul” abordé el amor y el erotismo. Descubrí una faceta nueva, porque muchos lectores preferían al druida por encima de mí.

2 de Otoño, Conjuro, Preguntas y Razones

- ¿Cuántos libros llevás publicados?
- Tres. El otro es “Preguntas y razones”, que hicimos de manera artesanal con un amigo dibujante y serigrafista. Mis ediciones son muy limitadas y nunca recibí ningún apoyo.
- De falta de apoyos conozco un rato largo. Otro día nos juntamos a llorar, hoy no (risas). ¿Hacés presentaciones públicas de tus poemas recitando vos mismo?
- Sí, es más, hice una cantata de doce canciones de mis poemas y las glosas las leía yo. Incluso la presenté con un CD y solo, leyendo las glosas.
- Algunas de las canciones las escuché en Youtube.
- Es una cosa de locos enfrentar un auditorio con el solo apoyo de tu voz.
- Adrenalina. ¿verdad?
- Me encanta. Es todo un desafío lograr callar un teatro lleno y que te esperen hasta el final para aplaudir.
- El próximo proyecto editorial, imagino, tendrá que ver con los poemas de amor y erotismo.
- Mi proyecto se llama “Odas arrebatadas”. En él conjugo un mundo de sensaciones sin moverme de la silla.
- En “El heroísmo y la gloria”, un ensayo para el patriotismo emocional y pensante de los argentinos, he robado de tus Odas arrebatadas “Consideraciones”. Muy bueno. Aprovecho para avisarte del robo…
- Lo he visto y me agradó mucho que lo pusieras en tu ensayo, lo primero que hice fue llamar a mi mujer y mostrarle tu cita.
- A veces también te puteo. Con admiración, pero más de una vez he dicho: ¡Que HdP!, tus aciertos con las palabras me empujan a la prosa.
- Me encanta que me puteen, así de esa forma por supuesto.
- Bueno, en ese caso ganate otras cuantas puteadas; terminemos esta nota con uno de tus poemas. Elegilo vos.
- Hermano.


HERMANO

Ya ves
y nadie lo dijo
seguimos alertas de estado
vivimos luchando con hienas.
Y fue
y todo lo recuerda
negando amparo y recurso
mostrando la sal en las venas.
Y ayer
casi como al descuido
el tren te vendía estampas
la calle compraba tus penas.
Y así 
desde la causa inicial
el emblema exigía victoria
y el pueblo copaba la apuesta.
Y aún
con exacta trilogía
Dios, patria y hogar
te dan turnos y conciertan citas.
Y la espera
de llegar a un puerto lleno de buenos
se te hace indiferente,
te llena de paciencia que agota.
Hermano mío,
tuyo, suyo, vuestro.
Amén de las escrituras.
Amén de los Padrenuestros.
Tuyo es el afán que hostiga.
Nuestra la razón que empeña.
Hermano mío
a pesar de los suicidados
de los vencidos
de los humillados.
Muerde los labios y calla
levanta la voz y canta,
más aún,
más profundo,
más tal vez.
El grito que te enmaraña,
es la voz de la ausencia callada.
Y peor
por ayer
por después
por jamás.
Si sos el grito vencido,
será la gloria callada.
Porque el grito acallado, 
es de la gloria vencida.
Porque así
entre el frío del smog
el brillo del snob
y el vacío de quizás.
Vendrá
la memoria que sana
el recuerdo que educa
y el altar del mañana.
Por todo esto, 
a pesar del político,
del ministro, de los presidentes,
de la promesa vana.
Inaugura en voz la diana
de un nuevo día pleno de rumbos.
Por lo tanto
casi como al descuido
como al pasar
como te apena.
Abre el puño,
con exacta cronología,
muerde los labios
y rompe la paz del silencio.
Ya ves
y nadie lo dijo,
hermano afín de la tierra.
A pesar
de esta paz callada....
seguimos luchando con hienas.-

Oscar Ledesma, poeta, de la misma estirpe que Don Vicente López y Planes.

¡Honor a los combatientes y Gloria a los caídos!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat