miércoles, 19 de diciembre de 2012

EL LUGAR DE LOS CABALLOS.



Invitados por Víctor Leguizamón, Director de Asuntos Institucionales de la Municipalidad de Vicente López, el martes 18 de Diciembre de 2012 algunos compañeros del Grupo Consensos (Archibaldo Lanús, Claudio Chaves, Pascual Albanese, Roberto Volpe) asistimos la cena organizada por Proyecto Olivos y Nueva Unión Ciudadana (NUC); que para despedir el año tuvo lugar en el Club Círculo Policial de Vicente López. 

Proyecto Olivos, que tiene por principal referente a Leguizamón, es un grupo de trabajo de acción social, cultural, deportivo y político sustentado en valores humanistas y cristianos. NUC es el partido político conducido por el Contraalmirante Juan Carlos Neves.

Unos 200 asistentes escuchamos con atención a los oradores: Bruno Torrano, Juan Carlos Neves, Gerónimo Venegas y Víctor Leguizamón. El discurso del titular de la UATRE Gerónimo Venegas me resultó particularmente interesante, porque al explicar la proyección política de FE (el nuevo partido que está organizando), puso énfasis en cuestiones por las que vengo bregando sostenidamente: pensamiento y organización. 

Mientras las calles de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano Bonaerense empiezan a empapelarse con carteles de candidatos a los cargos electivos que ofrece el 2013, marcando el inicio de una campaña de caras sonrientes, alguno que otro eslogan, sellos electorales de dudosa representación y un misterio de ideas que ya es preocupante, el Momo Venegas explicó con mucha claridad que FE es una construcción institucional. Como tal aspira a ser un partido político que, partiendo del ideario peronista, elabore planes de trabajo legislativo para el 2013-2015, exigiendo a quienes vayan a integrar sus listas disciplina partidaria (para el cumplimiento de lo pautado institucionalmente) e igualmente pensar y obrar para ser gobierno en el 2015; estando abierto a converger con otros partidos en acuerdos electorales, siempre sobre la base de impulsar políticas de Estado. 

Con esta simple definición de prioridades, Venegas se convierte en el primer político al que en esta coyuntura lo veo poniendo los caballos en el lugar que corresponde, por delante del carro; debe ser porque es un hombre del campo. 

El oportunismo, la ambición desmedida, lo espurio de la vieja y gastada política empuja en los aparatos  para armar la lista, queriendo asegurarse el puestito, antes que definir el proyecto. Los afiches que veo en las paredes con candidaturas huecas, personalistas, estilo campaña publicitaria de dentífrico, demuestran que hay quienes creen que hacer política es invertir mucho dinero para ir por un cargo o retenerlo. Sólo eso. El para qué, no se sabe, pero en la foto Fulano sonríe y Mengana mucho más. Un perfume, una gaseosa, una pasta hemorroidal o un político se venden igual. Contribuyen así al engaño de suponer que Scioli es potable, de resignarse a que hay que seguir como hasta ahora pero con modos de new age. 

El país no necesita suavizar el kirchnerismo, ni aggiornarlo, exige superarlo. Y eso es planificar, consensuar, dar vida a las instituciones. Las instituciones que, en todos los órdenes, el kirchnerismo dejará vaciadas de contenido cuando Cristina Fernández salga del gobierno en el 2015; ni un minuto antes, ni un segundo después de lo que dispone la Constitución Nacional. 

No importa que tanto coincido o no con el Momo. Es peronista y yo soy liberal, pero vengo reclamando que se piense desde la acción para no caer en más de lo mismo, y es lo que Venegas está proponiendo; con tal claridad que apunta a pensar y consensuar políticas de Estado. Entonces lo elogio, porque corresponde subrayar la coherencia frente al oportunismo. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat