sábado, 22 de marzo de 2014

GUERRA DE AFICHES ENTRE LA JR Y LA CÁMPORA


¿Qué hiciste por los derechos humanos últimamente?

La Juventud Radical tuvo la ocurrencia de atacar al kirchnerismo por el lado de los derechos humanos, cosa que hicieron mediante un afiche tan superficial como la propia UCR. Para variar lo hicieron mal. Son radicales, no pueden evitarlo. Además de poco creativo resultó soso porque el radicalismo alfonsinista comparte la misma matriz cultural zurdo progresista del kirchnerismo, pero aún así el oficialismo se dio por ofendido. Les viene bien montar una parodia épica con el radicalismo en vísperas de la Fiesta de San Jorge Rafael. Así, Diana Conti, la diputada stalinista que preside nada menos que la Comisión de Asuntos Constitucionales del Congreso Nacional, amenazó incluso con acciones penales al considerar delictivo al afiche por "atentar contra los atributos presidenciales". Con cabecitas totalitarias como la de Diana Conti en el poder, es una suerte que no tengamos el Código Penal de Cuba; todavía. 

La Cámpora evidenciando que están acostumbrados a contar con mayores recursos económicos, e intentando su propia defensa, no respondió con uno sino que lanzó una serie de afiches titulados "Algo habremos hecho". Abundancia, pero muy poca creatividad. No todo se compra, y se les nota. Obviamente. Son fáciles de retrucar. 

La Pluma de la Derecha tomó tres de esos afiches y con unas ligeras correcciones las presenta a su distinguido público, por una vez estaremos todos de acuerdo en que, efectivamente, es innegable que algo han hecho.





Se me ocurre una nueva campaña de afiches, la titularía "Ustedes lo hicieron". 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López




"1984" ES VENEZUELA


Ing. Corina Machado, batallando en la OEA por la Libertad de Venezuela.

El Virreinato castrista presentado como República Bolivariana de Venezuela, cuyo mascarón de proa es el sátrapa Nicolás Maduro, brilla hoy por hoy como la joya reluciente de la hipocresía zurdo progresista en el continente americano. 

La Organización de Estados Americanos (OEA), que en teoría propugna para la región el fortalecimiento de la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo, viene apañando al régimen chavista cuya línea de acción, dictada desde La Habana, es un clara afrenta a esos principios. Nicolás Maduro no solamente no obra como debe hacerlo un Presidente democrático, sino que dice no importarle que lo consideren dictador. Consecuentemente, la represión desatada contra los opositores que se protestan en las calles testimonia el desprecio del régimen por los derechos humanos, que  al parecer sólo importan cuando la izquierda se victimiza. Satélite de Cuba, país parasitario que tras el desmoronamiento de la URSS encontró en Venezuela otra fuente de recursos, y en la pretensión de exportar el Socialismo del Siglo XXI implica un riesgo para la paz del continente. Riesgo agravado por el retroceso de la economía venezolana, que siendo producto de la destructiva intervención estatal pretende ser atribuida a conspiraciones de sofisticados y extraños poderes capaces, en la imaginación de Maduro y sus secuaces, de privar al pueblo venezolano de algo tan necesario como el papel higiénico. Eso mismo que llaman "eficiencia revolucionaria", razón por la cual los cubanos se arrojan al mar en balsas.

Consejo Permanente de la OEA

21 de marzo de 2014, el Consejo Permanente de la OEA celebró una sesión ordinaria (más ordinaria que de costumbre, como se verá) que, luego de iniciarse con carácter público, fue declarada privada por votación de la mayoría de los Representantes Permanentes. A propuesta de Nicaragua, el Consejo Permanente celebró dicha votación definiendo el carácter privado de la reunión, que contenía entre los puntos de su agenda la situación actual y el diálogo en Venezuela.  

Chile, dando una muestra más de la seriedad que todavía lo caracteriza, votó por principios que la reunión sea pública y abierta. En igual sentido votaron Canadá, Colombia, Costa Rica, EEUU, Guatemala, México, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú. Barbados se abstuvo y los restante países restantes avalaron la pueril censura propuesta por Nicaragua. 22 votos para la infamia. 

En el paroxismo de la ordinariez, la celebración de la hipocresía tuvo lugar cuando votó la representante alterna de Venezuela, Carmen Velásquez, quien lo hizo diciendo: "Con transparencia total, privada". Una muestra más de la vigencia de la novela de George Orwell "1984" para entender lo que ocurre en Venezuela. El doble pensar de aquella neo lengua totalitaria fantaseada por Orwell, transformado en realidad de la forma más brutal.  

Nilda Garré, representante de Argentina en la OEA, respaldó el carácter privado del encuentro al igual que su par de Brasil, Breno Dias da Costa, quien además y demostrando el declive de la tradicionalmente sólida diplomacia brasileña, argumentó que debía ser cerrada a fin de evitar que sea un "circo para el público externo". Alguien en Itamaraty debería explicarle que no es serio pretender evitar el circo mientras se hacen malabares en la pista, con la nariz de payaso puesta, y haciendo de partener para los representantes venezolanos  Sopapo y Milanesa ( o sea: Roy Chaderton Matos y Carmen Velásquez). 

En el caso argentino, el voto de Nilda Garré es parte del triste alineamiento de la Argentina con Cuba y Venezuela que sostiene el canciller Héctor Timerman; tramoyistas sin talento del ruinoso Circo de Moscú versión caribeña.

Como no se puede tapar el sol con las manos, la diputada opositora venezolana María Corina Machado pudo presentarse ante el Consejo Permanente gracias a la habilitación de Panamá. El siguiente video muestra parte de lo que el régimen chavista, en complicidad con 21 gobiernos de América, intenta ocultar. Quien lo vea no debe olvidar que el kirchnerismo es parte del mismo proyecto totalitario. Hoy es Venezuela, hagamos lo necesario para que mañana no sea Argentina.




Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López








Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat