sábado, 29 de junio de 2013

CHANTECLER TANGO


Una noche de Tango puede significar muchas cosas. Imposible sería intentar un inventario de taxativas posibilidades. Por eso se buscan y se paladean de a una, y acaso sea la gracia que todas son la misma. La del 28 de Junio fue asistir al Teatro Presidente Alvear para la función de "Chantecler Tango".


El musical no es mi modo habitual de disfrutar el Tango, y tampoco me atrae el baile. Mi principal deleite está en sentarme a la mesa de algún café y escuchar tangos bien cantados, dejarme atrapar por las historias que cuentan esas letras; y eso siempre, claro, que quien ponga la voz muestre tener sangre en las venas y un alma capaz de interpretar lo que está cantando. Que cantar tangos, no es cantar; es mucho más. 

Por lo tanto le presté especial atención a "Black" Rodríguez Méndez y el tipo logró hacerme creer que aquello no era un escenario puesto en el 2013, sino el viejo Chantecler. La orquesta en vivo, dirigida por Juan Miguens desde el contrabajo, con Lucas Furno en violín, Juan Pablo Gallardo en piano y Leonel Gasso en el bandoneón, hace indudablemente al clima evocativo.

Black Rodríguez Méndez
El guión, una historia universal ambientada en Tango, fluye llevado a través del muy profesional despliegue visual que imponen las coreografías, sin caer en acrobacias innecesarias y permitiendo que el lucimiento vaya pasando por distintos lugares sin limitarse a la figura principal. Cuando veo en cualquier escenario que un artista de renombre monta un espectáculo que permite el pleno lucimiento de sus compañeros, me digo que hay alguien ahí que entiende con grandeza de qué se trata el show (para hacerlo hay que tener con qué), y esa es la apuesta de Mora Godoy. Así, Giovanna di Vincenzo, por caso, tiene uno de esos papeles que  en un momento acaparan la atención y lo explota con mucha gracia. 

Sobresale en el espectáculo el cuidado de la puesta, logro sin duda tanto de la dirección, a cargo de Stephen Rayne, como de la marcada solvencia con que cada uno de los artistas en escena sabe hacer lo suyo. El resultado es más que recomendable.

Y a la salida del teatro, justo en la esquina está Banchero. Crucé y comí la mejor pizza napolitana de mi vida. Fugazzetta, Napolitana, Muzza y Fainá en la Avenida Corrientes, eso, también es Tango.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat