martes, 20 de julio de 2010

Y EL TÍTULO ES...



Hoy se celebra el día del amigo y, más allá de lo que opine sobre los "días de", la convención social hace que la fecha tenga cierta aceptación a la que es difícil sustraerse. Así se brindó la oportunidad de dar a conocer, en este día, el título votado por gente de Tango y lectores de La Pluma de la Derecha que con gran generosidad aceptaron este juego de ponerse a pensar el mejor nombre para una letra de Tango. Y digo que es oportuno porque en tiempos de verse el ombligo y andar rápido por la vía de las nuevas comunicaciones, tomarse el tiempo de participar y, como muchos hicieron, extenderse en fundamentar la razón de su voto, es algo que habla de interés por el otro hasta el punto de convertirlo en un interés común. Y como en esto no había nada que ganar, creo que ese interés desinteresado se aproxima mucho a la amistad, aún cuando la palabra "amigo" -no en el sentido de Facebook, sino en el de la vida real- es de alcance y uso restringido. Les estoy muy agradecido.

En cuento al título elegido, ha sido "Ese dolor que ya no duele", y se ve que la cosa iba por ese lado porque en el recuento de votos llegó a la punta con 27 votos sobre la segunda opción "Dolor que no duele", que a su vez aventajaba por 18 votos al tercero "Anestesia de whisky", apenas dos votos por encima de "Igual a hoy... un puto día".


El título que yo voté (el primer voto ni bien hice la lista para no sentirme presionado por los votos que fueran llegando) debo confesar que quedó muy rezagado con apenas siete votos, y fue "El Diablo al oído".


Mención aparte merece la opción "Matate facho" que hizo buena perfomance por encima del pelotón de los rezagados sumando 14 votos. Gracias, también, a esa parte siniestra del electorado pues mucho más se valoran los amigos cuando se tienen adversarios y enemigos.


Entre las fundamentaciones de los que votaron por "Ese dolor que ya no duele" se observó la coincidencia en señalar que el dolor es parte de la vida, de muchas maneras (los ejemplos aportados eran diversos) vivir implica sobrellevar un cierto grado dolor y cuando ese dolor nos resbala es que ya estamos listos para el tiro del final, el palo en la ruta o el salto al vacío.


Gracias a todos por participar, y mucho más por hacerme llegar esos comentarios compartiendo impresiones y vivencias que permiten conocernos mejor.




ESE DOLOR QUE YA NO DUELE


Un whisky,
ese dolor que ya no duele
y otro whisky

Entre todas las horas de tu vida:
¿Cuántas pasás viviendo de mentira?
Hay que escapar de toda fantasía
hasta olvidar lo bueno que sería
¿Te imaginás? Mejor ya no imagines...
¿Ves? La realidad te gana siempre
y soñar es placebo para giles.
Entregate, mejor es conformarte
con que mañana será otro día
igual… ¡igual a este puto día!

Un whisky,
ese dolor que ya no duele
y otro whisky

Creías que el viaje era todo de ida
y ahí donde el hartazgo se subleva
te das cuenta, que hace rato es de vuelta.
Venís, en esta ruta hecha autopista,
sintiendo que los ojos se hacen niebla
ya no esperás llegar, la inercia lleva
y alumbra, sin control de alcoholemia,
al tibio sol de Escocia en la guantera
total mañana será otro día
igual… ¡igual a este puto día!

Un whisky,
ese dolor que ya no duele
y otro whisky

El Diablo dos por cuatro pinta un tango,
de estilo rancio, cruel, hiriente, amargo,
abraza confianzudo como amigo
y suelta al oído en un par de silbos
la dulce remembranza que se extraña;
en la desesperanza del mañana
trae voces de alivio en el suicidio...
Pedal a fondo y curva sin desvío
si total mañana era otro día
igual… ¡igual a este puto día!


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
http://www.plumaderecha.blogspot.com/
Estado Libre Asociado de Vicente López

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat