viernes, 11 de abril de 2014

EL INADI MIENTE Y ADOCTRINA




En 1995, la Ley 24.515 dio creación al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). 

El artículo 2 de la citada ley estableció el objeto del INADI en los siguientes términos: "elaborar políticas nacionales y medidas concretas para combatir la discriminación, la xenofobia y el racismo, impulsando y llevando a cabo acciones a tal fin".

Consecuentemente, el Capítulo II de la Ley establece una serie de atribuciones y funciones que hacen al objeto o misión del INADI. Ninguna de ellas, desde luego, lo autoriza a mentir. Sin embargo el INADI miente. Miente y adoctrina.

Así, en su comunicado de prensa del 23 de Marzo de 2014, el INADI asevera: "El 24 de marzo se conmemora el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, instituido por la Ley n° 25.633 para recordar el golpe de estado que en 1976 depuso al gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón y dio lugar a la sangrienta dictadura cívico-militar que dejó un saldo de 30.000 víctimas del terrorismo de Estado y la ausencia absoluta de las libertades para los habitantes de nuestro país".

Bajo la intervención a cargo del cuestionado Pedro Mouratian, el INADI miente. Ni la víctimas del terrorismo de Estado, entendidas como "desaparecidos", fueron 30.000, ni hubo ausencia absoluta de libertades para los habitantes del país.

Pedro Mouratian y Cristina Fernández,
el INADI es parte de la corrupción kirchnerista.

Respecto al número de desaparecidos, consecuencia de la guerra fratricida librada en Argentina durante los llamados "años de plomo", ha sido estipulado en el año 2006 en 7158 casos. Cifra a la que, según el periodista Ceferino Reato, se llegó por "la suma de 6415 desaparecidos y 743 víctimas de 'ejecución sumaria', una categoría creada durante el gobierno del presidente Néstor Kirchner". Asimismo, Graciela Fernández Meijide estableció el número de desaparecidos en 7.954, y madre ella misma de un desaparecido no dudó en calificar de mentira el número de 30.000, que con afán de adoctrinamiento sigue repitiendo el INADI, por lo que con estas palabras cuestionó tal deformación de la historia: "Es todo tan circunstancial, de tal chiquitaje... sustituir y llenar de mentiras. Como los 30 mil desaparecidos. ¿Con qué derecho cuando había un conteo de 9 mil? ¿Porque es un símbolo? Están los mitos, pero quien hace historia tiene responsabilidad política. Debe decir la verdad".

Tampoco es cierto que bajo el gobierno de facto haya habido "ausencia absoluta de libertades para los habitantes del país". Las restricciones a la Libertad, que en efecto existieron, fueron mucho menores para el grueso de la población que lo experimentado por cualquiera de los países bajo dictaduras comunistas; de las que existían entonces y de las que persisten todavía. El común de las personas podía salir y entrar del país a voluntad, igual que a voluntad transcurría la vida corriente. De haber sido un país con total ausencia de libertades nunca se hubiera dado el caso de una Corte Suprema de Justicia de la Nación que, haciendo lugar a un hábeas corpus, ordenara a la Junta Militar la liberación de Jacobo Timerman en 1978. Más aún, muchos percibieron un mayor clima de libertad a medida que iba desapareciendo el accionar guerrillero, pues ya no había que temer que estallaran bombas como la que el 5 de Julio de 1975 mató a dos personas en el Bar Ibérico.  


Estas mentiras en las que incurre el INADI no son simples faltas a la verdad, ni meras exageraciones, tienen una finalidad de adoctrinamiento político que de ninguna manera se encuentra permitida por Ley. Conjuntamente con la mentira sobre la historia argentina, y acorde al proceso de desmemoria colectiva que lleva adelante el kirchnerismo, el INADI adoctrina a favor del comunismo publicando en su cuaderno N° 10 un vulgar panfleto propagandístico del chavismo, escrito por Luis Britto García y titulado "Venezuela: legados de Chávez". Particularmente desagradable resulta publicar esa alabanza desmedida del chavismo en momentos en que, la intolerancia política fomentada por ese régimen causa muertes en las calles de Venezuela.

El respeto por la diversidad en Venezuela.
Esta es la "revolución" que alaba el INADI.

Pero aún sin contemplar la sangre de los venezolanos, la promoción del comunismo no forma parte de las misiones del INADI. No hay ningún sustento legal que justifique dicha publicación. El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) desde abril de 2010 lleva adelante los Cuadernos del INADI, una revista virtual que surge con la pretendida esperanza de hacer un aporte hacia el cambio social en lo que respecta a la igualdad y la diversidad, pero que ya perfila como herramienta de propaganda comunista.

Pedro Mouratian, interventor del INADI.

Es peligrosa para la sociedad argentina cualquier desviación institucional por parte del INADI, organismo que tiene la delicada función de elaborar políticas para evitar la proliferación de conductas que atentan contra una sociedad pluralista. Desviado de su estricto marco legal, el INADI amenaza con ser un arma de intimidación para cualquiera que valore la verdad por encima del relato oficial. Y por supuesto no hay pluralidad posible en ningún país comunista.

Un claro ejemplo de la intimidación práctica sobre el pensamiento opositor, lo ofrece el comunicado de la Delegación Buenos Aires del INADI emitido luego que Adolfo Loreal, Concejal de Tandil por la Unión Cívica Radial, expresara a través de Facebook alguna opinión por fuera de lo que, la izquierda y el progresismo, entienden como lo políticamente correcto. Al mejor estilo del comisariato político, se dice en el comunicado:

La Delegación Provincia de Buenos Aires del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) expresó su preocupación por las manifestaciones de un concejal de la ciudad bonaerense de Tandil en la cual mediante una red social, hizo apología de la última dictadura militar argentina y desde donde se promocionan páginas que desconocen la cifra de personas desaparecidas en ese periodo, se realizan manifestaciones xenófobas y se pide la desaparición del INADI, entre otras cosas. 

El INADI Buenos Aires considera las expresiones del concejal, sumamente graves, ya que siendo un representante elegido democráticamente sienta un precedente muy grave que realice abiertamente una apología de un golpe de estado que instauró  una dictadura militar que  practicó el terrorismo de estado con un saldo de 30.000 personas desaparecidas. 

Este organismo considera además que las manifestaciones del dirigente, nada tienen que ver con las tradiciones democráticas de la UCR que son parte de las grandes gestas  populares de nuestro país y que no tienen lugar en una sociedad que ha luchado fuertemente para profundizar  la democracia y hacer un país más inclusivo, con memoria, verdad y justicia. En verdad, lejos de las tradiciones que dieron origen a las grandes identidades políticas populares de la argentina, estos son sectores antipopulares que  se enquistan en los partidos políticos populares en nuestro país para poder acceder a lugares de legitimidad política. 

Adolfo Loreal, concejal de Tandil por la Unión Cívica Radical, señaló desde su cuenta de Facebook que “con los militares estábamos mejor”, criticó fuertemente a las Madres de Plaza de Mayo y donde permite abiertamente la difusión de páginas que desconocen la cifra de personas desaparecidas en ese periodo, se realizan manifestaciones xenófobas y se pide la desaparición del INADI.

Otra vez el INADI miente y adoctrina. Repite que los desaparecidos son 30.000. Mentira. Se atribuye, además, la facultad de establecer el alcance de la corrección política dentro de los partidos políticos, estigmatizando como "antipopular" al que disiente con ellos, lo cual es una forma de discriminación. ¿Qué norma legal autoriza a un organismo estatal a decirle a cualquier partido político cuáles deben ser sus principios? Adoctrina. Predica cierto temor reverencial hacia las madres de Plaza de Mayo, poniéndolas en condición de incuestionables, y todo ello con el descaro de sostener que sirve a un país más inclusivo con memoria, verdad y justicia. Miente y adoctrina.

Lo único que cae dentro de su competencia son las supuestas manifestaciones xenófobas, tema en el que el comunicado no abunda. Pero sí señala, como si fuera algo vedado a cualquier ciudadano, que se pide la desaparición del INADI; pues bien, debo decir que frente a un INADI que como otro engranaje de la corrupción kirchnerista miente y adoctrina, proponer su disolución es una alternativa interesante y a la que adhiero.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López









  

1 comentario:

  1. Coincido, pero a fe de honestidad, el anti pluralismo no es patrimonio exclusivo del comunismo. No hace falta que me extienda en detalles: Los reyes católicos, los muchachos del führer, los actuales israelitas, los "democráticos Yanquis", no fueron ni son precisamente comunistas. El anti pluralismo, las xenofobias, las dictaduras, y otras yerbas son patrimonios de grupos de individuos generalmente representados por alguien o algunos que ponen la cara. El gobierno de los kirchner no es -como es- por comunista (Que no creo que lo sea) sino por corrupto (Eso si lo creo) Es más, su característica mas acentuada son sus acciones "Goebelianas" y Goebels que yo sepa nunca fue comunista. En fin un abrazo. Pero no te dejes llevar por las fobias, ni las zurdas, ni las derechas, por si mismas son malas o buenas, es mas creo que las dos son un mito.

    ResponderEliminar

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat