martes, 30 de enero de 2018

FRENO A DICTADURAS QUE SE PRETENDEN ETERNAS

Una genial caricatura de Omar Santana. El Nuevo Herald


El viernes 26 de Enero de 2018, la agrupación de abogados Bloque Constitucional solicitó formalmente al Gobierno de la República Argentina que se interrumpa toda relación diplomática con la dictadura cubana y el gobierno títere de Nicolás Maduro; hasta tanto Cuba y Venezuela recuperen la condición de países democráticos (Ver texto del escrito presentado).

Romper relaciones diplomáticas con las dictaduras en Cuba y Venezuela es la mejor manera de ayudar al pueblo cubano y venezolano a recuperar su libertad. Y también una forma de preservar la nuestra, porque además de ser dictaduras son agresivamente intervencionistas; al respecto vale tanto recordar el fomento de guerrillas para exportar la "revolución cubana", incluyendo al ERP y Montoneros en Argentina, como en tiempos recientes la complicidad venzolana en la corrupción estructural del kirchnerismo a través de actos como la valija de Antonini Wilson; y en estos mismos días el adoctrinamiento comunista sobre niños argentinos a través de la "Propuesta Tatú", dirigida por la Embajada de Cuba en Buenos Aires y en cuyas actividades se involucra el embajador venezolano.

¿Alguien puede argumentar algún beneficio para la República Argentina en conservar relaciones diplomáticas con la dictadura cubana y su subsidiaria de Venezuela? No. No hay ninguno.


El gobierno del Presidente Macri se ha mostrado firme en condenar abiertamente a Venezuela como una dictadura que pone en peligro la estabilidad de la región, recibiendo por ello inadmisibles agravios de boca de Maduro. Agravios que exceden a Mauricio Macri como individuo y exigen  respuesta institucional por parte de la República Argentina, una respuesta dura y profunda que descorriendo el velo de las apariencias (apenas una gasa traslúcida) incluya a Cuba, por ser la tiranía castrista la dueña del sátrapa que aparece al frente del desastre venezolano.

Conviene recordar todo el tiempo lo que supo acreditar Juan Bautista Yofre: "Fue Cuba"; y lo sigue siendo. El gobierno de CAMBIEMOS tiene una gran oportunidad de liderar internacionalmente una oleada democratizadora y al mismo tiempo, en lo interno, acelerar el cambio cultural de la Argentina poniendo a Cuba en el lugar de lo que es: una dictadura parasitaria que se pretende eterna.

No se desconocen los obstáculos hacia la toma de esta decisión en un país con abundancia de tibios, que se enfrían por temor a salirse de la corrección política, pero alguien tenía que plantear un corte por lo sano; y Bloque Constitucional lo hizo.


Ninguna dictadura en América Latina


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente Lópe

2 comentarios:

  1. Ahora quisiera saber cuando se va a terminar la dictadura capitalista mundial, que genera tanta desigualdad y pobreza.

    ResponderEliminar

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat