domingo, 22 de octubre de 2017

POR LO MÁS AMADO. DOMINGO DE ELECCIONES.


La responsabilidad es un equilibrio entre
derecho y deber, que el voto sintetiza como
ningún otro acto de la vida cívica.

Amo los días de elecciones. Desde que el 24 de Noviembre de 1983 cumplí 18 años siempre he cumplido con felicidad el "derecho deber" de votar. Este domingo en particular he sentido una felicidad intensa por votar junto a mis tres hijos, todos en la misma mesa. 

Mientras caminábamos hacia la escuela recordé las veces que fui a votar con ellos en brazos o de la mano. Siempre fue importante para nosotros, mi mujer y yo, trasmitirles que la democracia es parte esencial de nuestro estilo de vida. Verlos votar uno a uno me emocionó hondamente. Al menos en algo mi generación, la que en "Uso y abuso de las corbatas" (1994) definimos como la de "la nueva República" es mejor que las demás. Votamos siempre y lo trasmitimos a nuestros hijos. 

Con mis hijos en el hall de la escuela donde votamos.
Foto gentileza de Laura, amiga y vecina.
La  vida es una sucesión de momentos fugaces, me dijo alguien que sabía. Los que sean de felicidad, atrapalos; me aconsejó luego. Y eso hago. Los chicos crecen y acaso, hermosa palabra la palabra "acaso", igual que Boogie "El Aceitoso" me estoy convirtiendo en un sentimental. 

¡¡¡PATRIA Y LIBERTAD!!!

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

1 comentario:

  1. Que lindo votar, pesar que mucha gente nació bajo el derecho a ir a votar libremente y no encuentres en es acto la alegría de las generaciones anteriores las cuales no tuvieron. Durante mucho tiempo ese deber cívico. Por ahora voy solo pero feliz.

    ResponderEliminar

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat