viernes, 8 de septiembre de 2017

LA MINISTRO QUE NO ES MINISTRO




Mariano Obarrio publica en La Nación un artículo titulado "La AFI delegó en Seguridad las tareas de inteligencia en Esquel", afirmando allí que: "El Ministerio de Seguridad, de Patricia Bullrich, respondió a La Nación escuetamente: 'Nosotros hacemos inteligencia criminal'".

La realidad indica otra cosa y no hay manera de ocultarla. El 27 de Agosto de 2017, al ser entrevistada en La Cornisa por Luis Majul, Patricia Bullrich admitió que la cartera a su cargo no hace Inteligencia interna. La gravedad de esa declaración radica en que el Ministerio de Seguridad de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DNIC) tiene la obligación legal de hacer Inteligencia Criminal; necesariamente interna.

Lo que la ministro Bullrich estaba admitiendo, era la inoperancia del subsecretario Juan Patricio Furlong a cargo de la DNIC.

En el escrito de renuncia (VER) que el 06 de Marzo de 2017 elevé a Patricia Bullrich, dije textualmente:

"Al presente las diferencias son irreconciliables pues considero a Patricio Furlong un amateur de la Inteligencia, falto del entendimiento institucional de la actividad, carente de capacidad real para gestionar y sin dotes de liderazgo. Es decir que no le tengo ningún respeto profesional, a mis ojos es otro hacedor de plancha y vendedor de humo; un funcionario de la nada".

Quien también explicitó la inoperancia de Furlong fue la Diputada Nacional Lilita Carrió, que ese mismo día siendo entrevistada en TN CENTRAL por Nicolás Wiñazki y Luciana Geuna, ante una pregunta sobre los servicios de Inteligencia, respondió:

- Hoy no hay SIDE tampoco. No hay nada. No hay nada, Primero no hay Inteligencia Criminal, porque la Inteligencia Criminal está a cargo de Furlong. Persona más sospechada que Furlong para Inteligencia Criminal... Y no estoy imputando con esto a Patricia Bullrich. 

Y agregó luego respecto a Furlong:

- Es un socio de Burzaco, pero que obviamente de Inteligencia Criminal no hace nada. 

El tiempo perdido confirmó en la razón a Elisa Carrió, también a mí. Consecuentemente, el 30AGO17, Infobae publicó una "noticia en desarrollo" titulada: "Desplazaron a Patricio Furlong, el director de Inteligencia Criminal". En esa entrada, que curiosamente sólo estuvo publicada algunas horas (pero puede verse en caché), se indicaba que Bullrich, por diferencias con Furlong, pasaba el área de Inteligencia Criminal a depender de Gerardo Milman; aclarándose que ello nada tenía que ver con el caso Maldonado y que, según una fuente ministerial, era algo buscado desde hace varios meses.

La Política Online, en una nota que mantiene, sostuvo en cambio que "En crisis por el caso Maldonado, Patricia analiza sacarle un área clave a Burzaco".

El kirchnerismo dejó colapsado al Sistema de Inteligencia Nacional en su conjunto, por lo que se sabía que el Presidente Macri iba a tener un duro trabajo para recomponerlo. En cuanto al déficit específico en materia de Inteligencia Criminal es de vieja data. De hecho la DNIC, creada en el 2005, nunca logró un funcionamiento eficiente. Desde que CAMBIEMOS llegó al gobierno, Patricio Furlong por ineptitud y mala fe boicoteó sistemáticamente toda posibilidad de darle funcionalidad.

La interna del Ministerio de Seguridad entre Patricia Bullrich y Eugenio Burzaco es un tragicómico show de disparos al pie, pero no echar a Furlong es gatillarse en la sien. Se juega a la ruleta rusa hasta que se da con la bala en el tambor. Y cuanto más se esfuerzan por ocultar la interna, que es feroz y despiadada, más se nota. Especialmente en momentos de crisis, donde las especulaciones ambiciosas gritan a través de los silencios.

Tanto así que la ineptitud de Furlong en Inteligencia Criminal llevó a que la DNIC pasara a depender de Gerardo Milman. Rodar a los pies del lector del Rincón del Vago no despertó en Furlong el mínimo decoro de irse por la suya, como esperaban ingenuamente en cercanías de Bullrich. Por el contrario, se aferró a un pedazo del barco que él mismo hundió y procura permanecer a cualquier precio: que la interna ministerial cause un desguace institucional para que un inútil se lleve su pedazo es casi el colmo de la mediocridad. Que esto ocurra entre PASO y elecciones habla de basura que no puede esconderse bajo ninguna alfombra. Está claro que Bullrich quiere echarlo pero por esas razones que hacen a la lógica de CAMBIEMOS no puede. Es decir, la ministro no es ministro.

Más grave aún es que Patricio Furlong permanece con el canto de sirena del "centro de fusión", un afanoso afán de franquiciar en el país modelos importados sin el entendimiento necesario para adaptarlos a la pobre institucionalidad argentina. El vendedor de humo sigue queriendo vender humo. Ha dejado a su paso por la DNIC cascarones vacíos detrás de anuncios rimbombantes y nada indica que sea capaz de hacer otra cosa.

Furlong, Burzaco, Bullrich
La ausencia de Inteligencia Criminal es el gran déficit de la gestión de Patricia Bullrich, cosa en la que coinciden todos los especialistas en seguridad. En este momento, cuando caso Maldonado mediante hacer rodar la cabeza de Patricia Bullrich es el objetivo de la izquierda toda, su permanencia al frente del Ministerio de Seguridad es una necesidad en defensa de la República. Así me he manifestado.

Pero conviene tenerlo en claro, no domina su ministerio y por factores ajenos a ella su gestión, voluntariosa, loable en muchos aspectos, está agotada. Este esquema actual de mando ministerial limitado no puede sostenerse.

No hay seguridad sin Inteligencia Criminal.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat