domingo, 2 de abril de 2017

PARA ENTENDER EL 1-A

Pronunciamiento del 1-A.
República y Malvinas son dos causas inseparables. Sostengo que nuestra democracia es fruto del valor demostrado en la guerra por los combatientes que defendieron la dignidad nacional. (Leer: "La democracia, por el coraje en Malvinas") 

Son también dos cuestiones pendientes, que distan de estar resueltas y afirmadas con el criterio institucional de las políticas de Estado. Dos de muchas, por no decir todas, pero de las que depende la resolución del resto.

Por esa ligazón, íntima e indisoluble, decidí en lo personal que iba a participar del pronunciamiento cívico del 1-A en la Plaza de San Andrés de Giles, donde tradicionalmente cada primero de Abril se realiza la vigilia por Malvinas. 

San Andrés de Giles, vigilia del 2 de Abril.
649 antorchas.

Durante toda la tarde y noche fui recibiendo mensajes, fotos, videos, dando cuenta de la masiva concurrencia a plazas de todo el país, incluyendo, desde luego, la Plaza de Mayo. A la medianoche, encendidas en el fogón las 649 antorchas que iluminaban el desfile de nuestros veteranos de guerra y cuando todos los presentes cantamos a viva voz los versos del Bardo de la Libertad Don Vicente López y Planes, pensaba en el signficado de la jornada y esos actos: 

El pronunciamiento del 1-A fue realizado a pesar de las vacilaciones de CAMBIEMOS. Ratifica el compromiso ciudadano de buena parte de la sociedad con la Constitución Nacional y refleja un apoyo crítico al gobierno del Presidente Macri.

Quien lea el 1-A como una mera manifestación oficialista no entenderá el escenario ni al pueblo cívico como actor. Habrá que ver si la dirigencia de CAMBIEMOS toma nota que el gradualismo en todos los órdenes es de una tibieza insoportable y sólo garantiza frustración.

Lo que el 1-A deja en claro es que hay más deseo de cambio en la calle que en la dirigencia. Frente a los que quieren pararle la mano al Presidente Macri, quebrarle la muñeca o sencillamente derrocarlo, la ciudadanía, no necesariamente sus votantes, afirmamos la voluntad de ser ese país normal que pensó Alberdi y los constituyentes.

Por eso, este pronunciamiento en un año electoral también está reclamando, ahora sí desde los votantes de CAMBIEMOS, que en las listas de candidatos de CAMBIEMOS se note la voluntad de cambio. Ya basta de progres, tibios, gradualistas y tanto temeroso de contradecir el diccionario de la corrección política escrito por la izquierda. Basta de amagadores del cambio. Que en las listas de CAMBIEMOS, a falta de elecciones internas en los partidos políticos, se note por lo menos que lo que sigue es el cambio en serio.

¿Entenderán el 1-A el Presidente Macri y la dirigencia de CAMBIEMOS?


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López


  




2 comentarios:

  1. Sr. Ariel Corbat:
    De vuestra consideración:
    Acabo de leer su nota en el sitio de Nicolás Márquez y a falta de otra opción la califique de "me indigna", aunque no es correcta. Es que las otras 4 opciones restantes no se identifican con el disenso.
    Por ello y observando que Usted tiene un blog en donde opinar al respecto de la misma, es que intentaré borrar la opción aludida, (siempre que el sitio me lo acepte).
    Le anticipo que no formo parte de la estructura de “Cambiemos”, ni tampoco del “Pro” y de sus aliados. Fui, soy y seré un nostálgico de la ausencia del Partido Conservador. Como referencia a mi pensamiento, puede leer algunos de mis comentarios en mi sitio de Facebook.
    Usted dice: "... Habrá que ver si la dirigencia de CAMBIEMOS toma nota que el gradualismo en todos los órdenes es de una tibieza insoportable y sólo garantiza frustración..."
    Yo soy uno de los que se oponen al gradualismo y he querido pasar a la acción lamentablemente si éxito.
    Primero: Porque no formo parte de la estructura de “Cambiemos” y es ella la que decide al respecto de la política a instrumentar.
    Segundo: Para no ser gradualista, se requiere contar con equipos capaces de tener conductas “bizarras y heroicas”, virtudes que brillan por su ausencia en nuestra sociedad y mucho más en aquellos que actualmente se dedican a la política como profesión rentable.
    Tercero: Porque tenemos enfrente a un “enemigo” que es “profesional y trabaja las 24 horas del día los 365 días del año”. (En este momento en que yo escribo (apurado por la falta de tiempo) hay quiénes están vivando al corrupto de “Sabatella” mientras presta declaración indagatoria en los juzgados de Retiro
    Cuarto: Es imprescindible que la sociedad en su conjunto, no solo quiera una “política de shock”, sino que, una vez puesta en marcha, la respalde en forma efectiva y se “banque” las consecuencias. Ese acompañamiento no se tiene.
    Quinto: Todos quisimos el 16 de septiembre de 1955, pero pocos lo respaldamos (y algunos lo pagaron con su vida). Luego dijeron que no hubo “ni vencedores o ni vencidos”. Craso error, ya que los “vencidos” se sintieron como tal y luego de lamerse las heridas, volvieron a cobrarse las cuentas en 1973.
    Sexto: Todos quisimos el golpe del 24 de marzo de 1976, pero pocos los respaldamos cuando se decidió el “juicio a las juntas”.
    Séptimo: Todos decimos que la “causa de Malvinas es irredenta”, pero a los combatientes de Malvinas “los escondimos bajo la alfombra”.
    Es por ello Sr. Ariel Corbat, que si carecemos de material y de ejecutantes para una “política de shock”, no me parece adecuado “boicotear” lo poco que hace este gobierno en el sentido correcto, y en lugar de arengar “el vaso que se está vaciando”, destaquemos “que el vaso se está llenando”.
    Tratemos de poner en práctica lo que dijera San Francisco de Asís: “Predica con el ejemplo y recién cuando sea necesario; habla”.
    Prediquemos dando el ejemplo de “una conducta de vida cívica, valiente, y de honra a los valores permanentes” y sirvamos como ejemplo para que muchos “indecisos” no sigan en el camino del engrandecimiento de nuestra tan querida patria.
    Agradeciendo vuestro espacio y tiempo, lo saludo con respeto.
    Horacio R. Zapiola Pérez
    DNI 8011046

    ResponderEliminar
  2. Agradezco su publicación y puse anónimo para ingresar por error ya que la nota esta firmada y conmi DNI.

    ResponderEliminar

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat