viernes, 27 de enero de 2017

JORGE RIZZO, EL FERIANTE ACALORADO


Se ha propuesto eliminar la feria judicial que paraliza los procesos judiciales durante 45 días al año. 

En oposición a esa propuesta argumenta Jorge Rizzo, presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), que la feria en verano debe sostenerse porque el calor imposibilita el trabajo por motivos de salud y "es imposible andar caminando por el centro con 35, 36 o 37 grados. Imagínese en Santiago del Estero".

Jorge Rizzo. presidente del CPACF
Es un argumento flojo de papeles, ridículo, por decirlo suavemente. Siguiendo su criterio la feria judicial debería extenderse y abarcar del 21 de Diciembre al 21 de Marzo, es decir la totalidad del verano. Además resultaría discriminatorio, no sólo con el frío del invierno sino con el resto de las actividades profesionales. Llevado al extremo el argumento de Rizzo significaría paralizar el país por tres meses.

Si el calor resulta un obstáculo insalvable para ejercer la abogacía, ¿qué será entonces para los policías, choferes de colectivos, panaderos, cocineros, albañiles, empleados de estaciones de servicio, o para cualquier otro que no pueda garantizarse trabajar al reparo de un aire acondicionado o siquiera de una sombra? 

Parecería que somos los abogados lo más flojito del barrio, más que los médicos, los ingenieros, los arquitectos y todos los que siguen trabajando en el verano. Porque a diferencia de ellos, a nosotros nos da calor... 

Bueno, no a todos, desde luego. Me decía ayer un viejo letrado, muy delgado, que en su caso la ausencia de grasa casi le impide transpirar, lo cual prácticamente lo vuelve inmune al rigor de las altas temperaturas pero lo martiriza durante el frío. Académico sarcástico, mientras prendía un pucho (vicio que dice ha de conservar hasta en el infierno, lugar al que promete ir en poco tiempo) guiñando un ojo y con voz ronca de tanguero, me dijo: "Tengo un amigo obeso al que siempre le digo, tu problema es que cuando hace calor tomás sopa fría y no entendés que toda la grasa se termina yendo arriba".  


Los abogados de Bloque Constitucional nos hemos manifestado a favor de eliminar la feria, aunque claro, hay cosas que dan calor más allá de lo climático, algo así como un incendio de vergüenza profesional que generan la pobreza argumental del presidente del CPACF y la propia existencia del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, entidad de afiliación forzada para todos los abogados que ejercen en la Ciudad de Buenos Aires. Porque si algo debe entenderse de Jorge Rizzo es que, sin lugar a dudas en mi modesta opinión, es quien mejor representa la esencia del Colegio Público de Abogados, pues la Ley 23.187 que dio le dio creación a ese engendro jurídico responde a una concepción de rancio sesgo autoritario, corporativista y reglamentarista, contraria tanto al espíritu liberal como a la letra de la Constitución Nacional y lesiva para la dignidad de la profesión de abogado. 



Cuadra decir que por negarme a usar corbata fui proscrito del ejercicio profesional de la abogacía en 1992, cuando en un trámite que incluyó una sesión secreta de su Consejo Directivo, el CPACF impidió mi jura y matriculación. Paciente en mis convicciones me matriculé 20 años después, sin usar corbata. Es decir que al día de hoy llevo 25 años en una campaña para no usar corbata en ningún día del año y que ningún abogado se encuentre obligado a usarla, por eso puedo afirmar que si los abogados han ido dejando de usar corbata, no sólo en verano, no ha sido por obra de Rizzo, y tampoco mía, sino por efecto del sentido común. 


Digresión al margen y tomando la cosa en serio, la feria judicial de 45 días es otro privilegio de un Poder Judicial que no ha dado muestras de merecer ningún privilegio. Mi opinión sobre los jueces no ha cambiado: ningún país alcanza el grado de deterioro institucional vivido en la Argentina con mayoría de jueces probos y eficientes. No estuvieron a la altura, ni lo están ahora.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat