jueves, 12 de noviembre de 2015

CULTURA DERECHA



El domingo 8 de Noviembre de 2015 enmarqué y establecí en una pared de mi casa un cuadro que compré al pintor Alan Fioravante. Después, viendo ese "fioravante" ya emplazado, junto al sable de Gendarmería Nacional que perteneció a mi padre, surgieron estas reflexiones:

CULTURA DERECHA

Quienes nos asumimos políticamente de derecha reivindicamos la continuidad histórica de la Nación Argentina. Consecuentemente valoramos la memoria y las tradiciones porque, en un mundo globalizado, contribuyen a sostener la propia identidad para afirmarse en el intercambio que permite disfrutar la modernidad.

La vorágine de la evolución tecnológica, una realidad indetenible donde las novedades se vuelven obsoletas en tiempos cada vez más breves, ha transformado para bien y para mal las relaciones humanas, modificando los valores, las creencias y las expectativas de toda sociedad abierta; el único tipo de sociedad en el que vale la pena vivir.

Así, las nuevas generaciones presentan raíces flotantes y visiones de corto plazo. Ese es entonces el punto en el que la cuestión cultural adquiere una dimensión trascendental. No es sólo la coyuntural batalla cultural contra el marxismo gramsciano para librarnos de regímenes totalitarios, es algo más intenso aún: es la vida misma de la Nación Argentina.

Ese interés cultural superior y permanente, en una época donde lo permanente en sí resulta dudoso, se materializa en diversas formas, esfuerzos intelectuales y artísticos que es preciso fomentar, consolidar y difundir.

Los derechistas debemos comprometernos con ese interés cultural, e invertir en ello entendiendo que las posesiones dan fe de tener esa conciencia. Cada peso destinado a valorar el esfuerzo de los nuestros permite seguir haciendo y estimula a otros a empezar a hacer.

Alguien es de derecha cuando procura tener en su biblioteca, además de los clásicos, libros de Nicolás Márquez, Sebastián Miranda, Agustín Laje Arrigoni o cualquier otro autor del centro a la diestra. Alguien es de derecha cuando compra un cuadro de Alan Fioravante y lo exhibe con deleite. Alguien es de derecha cuando adquiere y escucha los discos de Feeed!. Alguien es de derecha cuando lee poemas de Oscar Ledesma. Alguien es de derecha cuando promueve los documentales de Sandro Rojas Filártiga.

Hay un largo etcétera de ejemplos que podrían seguir ilustrando esta pertenencia. Luego, por cierto, también están esas cosas que pueden tenerse sin desembolsar dinero, como leer a La Pluma de la Derecha, pero hasta mi blog no tendría ningún sentido sin esos billetes que contribuyen a sostener nuestro frente cultural.


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat