domingo, 19 de octubre de 2014

CULTURA ES REPÚBLICA, NO KIRCHNERISMO


Cuando un gobierno de iure se deslegitima gobernando de facto no puede esperarse transparencia en la gestión, y si se contradice la Constitución Nacional en nombre de la Cultura no es para fomento de la Cultura del país, sino para fortalecer el aparato de propaganda y control social del kirchnerismo. 

En la causa 21449/2014, contra el DNU que crea de facto al Ministerio de Culura, se evidencia que la Constitución Nacional está lejos de ser la ley suprema de la Nación, no la cumple el Poder Ejecutivo, la ignora el Poder Legislativo y no la hace cumplir el Poder Judicial, donde salen proveídos con firmas fantasmas por fallas del sistema de notificación electrónica. Eso es así porque somos un país que resolvió su crisis institucional eligiendo vivir en el daño institucional.

Cristina Fernández y Teresa Parodi, usando la "Cultura" para
montar un aparato totalitario de propaganda y control social.
El viernes 17 de Octubre de 2014, el incidente formado tras que recusara por parcialidad a la Sala II de la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal, pasó a la Sala V para que resuelva. 

La expectativa es que de lugar a la recusación y un nuevo tribunal se aplique a la causa. El objetivo es que la Sala que en definitiva decida se aboque a leer el expediente con el debido empeño. Algo que evidentemente no hizo el Juez de la primera instancia, como lo demuestra su sentencia viciada de parcialidad, arbitrariedad y negligencia. Allí no solamente eludió analizar los hechos y el derecho, sino que dio fe de cosas que no existen en el expediente.

Presentada la apelación, se hizo muy evidente que el tratamiento dispensado por la Sala II, descuidado y parcial, iba en la misma línea de sumisión al PEN de la primera instancia. 

Está claro desde la presentación de la demanda que este ciudadano indefenso lleva las de perder, no porque no le asista la razón, sino porque el estado de daño institucional que padece la Argentina hace que el Poder Judicial no ofrezca garantías de independencia. Los jueces temen al kirchnerismo más de lo que temieron a otros ismos, y dictar una sentencia contra sus intereses los expone a ser hostigados; entonces es mucho más fácil fallar contra el iluso que cree que la Constitución Nacional es la ley suprema de la Nación.  

Además, la causa tramita en un marco de indiferencia cívica y sin exposición pública por lo que, en ese contexto: ¿Qué jueces tendrán las convicciones para ajustarse a Derecho y censurar la acción del PEN por usar una vía clausurada en la Constitución Nacional? En ocasiones la prensa ha contribuido en algo a restaurar el equilibrio, despertando el interés de la opinión púbica y contrarrestando así la presión real e inercial del poder político sobre la Justicia. 

Por lo menos hasta ahora el periodismo no se ha interesado en esta causa, pero tampoco forma parte de la estrategia procesal. La batalla se libra con las armas efectivamente al alcance del abogado, es decir en el expediente, donde hemos perdido un combate y ganado varias escaramuzas. Seguiremos peleando.

Lo más triste del asunto, es que los cucos que se ciernen sobre la República en la Argentina, no son más que tigres de papel. El único real es la indiferencia, porque el kirchnerismo es un fraude en sí mismo hasta cuando amenaza y no va alcanzando la suma del poder público por mérito propio, sino por cobardía ajena. 


Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
Estado Libre Asociado de Vicente López




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat