viernes, 10 de enero de 2014

ENERO DEL DOS MIL CATORCE


Cacho Castaña es un tipo dotado de una sensibilidad extraordinaria y que ha escrito letras sublimes. Estoy seguro que en el próximo siglo alguien abrirá un bandoneón y otro cantará "Café La Humedad", porque es de la clase de los tocados por la inspiración para trascender su tiempo. Cuando lo conocí personalmente me quedó grabada esa impresión, la de estar frente a alguien del mismo molde que un Discépolo o un Manzi. 


En "Septiembre del 88" Castaña sacó una foto polaroid del sentimiento que embargaba un momento particular de la República Argentina. Esa letra se me plantó hoy en la cabeza sin ningún detonante particular, sencillamente por clima supongo. Y armé la historia con un enroque, imaginé que el amigo que emigró de Italia volvió a la Argentina, y por esas vueltas que da el destino es ahora él quien desde el país le escribe a su amigo en el exterior. No espero que les guste porque a mí no me gusta, ocurre que las expresiones artísticas no siempre tienen que gustar. A veces deben impresionar, shockear, conmover, servir acaso para parar la pelota, replantear algunas cosas o seguir hasta el final. 


ENERO DEL 2014


Enero de 2014, Buenos Aires, Argentina

Querido amigo, recuerdo tu carta por la que volví de Italia. Aquella de Septiembre del 88, ¿te acordás? Algo andaba mal. Ahora vos estás afuera y yo acá. Entre mates llevo la Bic por el papel, me alegra mucho que al fin te vaya bien, aquí la cosa sigue mal, pero, ya sabés, de una manera u otra vamos a salir adelante, hay algo que no se debe perder nunca y es la esperanza.

Si vieras que linda que esta la Argentina, tiene la mirada de la primer novia que nunca se olvida, desde los balcones llueven las glicinas, y a pesar de todo camina y camina, si vieras de nuevo que linda y que grande que esta mi Argentina.

Buenos Aires sigue, llena de gorriones, hay nuevos poetas que escriben sus tangos y hay nuevos cantores y sigue teniendo la vieja locura que al doblar la esquina haya una aventura, ya ves sigue viva y a pesar de todo llena de ternura.

Disculpame, no quise devolverte tus piadosas mentiras, mucho menos recriminarte, es que de tanto leerlas capaz que las gasté, les puse ganas, les puse fe y esperanzas, pero con eso no alcanza. Aquí las cosas siguen peor, mucho peor. De terror. Ya nada es transparente, la crisis se pasea por la calle y lo inocente del pueblo es como un barco muerto que se hunde en el puerto. Yo sé qué pasó, lo sé y vos mejor que no vuelvas, te diré porque:
  
Si vieras lo podrida que está la Argentina, tiene la miseria de la cocaína, de los delirantes que ya no razonan, muere envenenada por tanta mentira, de tanta promesa por nadie cumplida. Es una renga, a la que le muestran y esconden la muleta. Una matufia de tranzas y runflas que cambia la historia por una historieta.

Si vieras lo idiota que está la Argentina, la gobiernan corruptos cada vez más corruptos, la hicieron de goma y la hacen de mierda. Algunos se quejan pero muchos los dejan, y en esta locura, sin gloria ni honor, la muerte baila, ¡baila el Himno con ritmo de cumbia!, pisando el dolor, ocultando cada verdad detrás del cotillón.

Si acaso mañana nos ves bañados en sangre, no pienses que me di cuenta tarde. Lo veo venir; porque acá hay mucho más que cuatro atorrantes y estos de ahora son peores, mucho peores, que cualquiera de antes. No llores por mí, estaré peleando, ni llores por Argentina, estará resucitando.

Tu amigo, el que volvió por vos.



Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todo comentario es bienvenido siempre que exprese ideas en forma educada.

Ariel Corbat

Ariel Corbat
Ariel Corbat